Albendazol para Perros: ¿Qué es? ¿Para qué sirve? Dosis

El albendazol para perros es un potente desparasitante que se encarga de eliminar diversos tipos de parásitos que se encuentran alojados en los intestinos del animal y que los pueden afectar a cualquier edad y sin indiscriminación de raza. Hoy en día no es tan utilizado como antes, pues ahora existen diferentes marcas de antiparasitarios que cumplen con la misma función del albendazol.

¿Qué es el albendazol?

Este medicamento pertenece al grupo de los “benzimidazoles”, antiguamente era muy popular y uno de los más conocidos mundialmente, sin embargo, en la actualidad existen otros desparasitantes que cumplen con la misma función y que son más populares que el albendazol. En estos tiempos, el grupo de esos medicamentos se han actualizado y ahora son mucho más efectivos y más seguros para nuestras mascotas.

Cuando al albendazol salió al mercado este era utilizados únicamente en perros en la edad adulta y solo combatía a aquellos parásitos que se encontraban alojados en los intestinos del can. En la actualidad este medicamento se ha modificado y su efectividad no solo se centra en atacar a los invasores intestinales, sino que ahora el mismo actúa por medio de la sangre eliminando así muchos más tipos de parásitos.

Actualmente existen diversos fármacos que se usan especialmente para eliminar esos gusanos que pueden perjudicar a nuestros amigos peludos. Algunos de estos medicamentos son eficaces para un tipo específico de parásitos, y hay otros que, al igual que albendazol para perros, pueden matar diferentes tipos de los mismos.

¿Qué es el albendazol para perros?

¿Para qué sirve el albendazol?

Hoy en día el albendazol no es tan utilizado en animales domésticos como lo era antes, ahora son los ganaderos los que recurren más a este fármaco para desparasitar al ganado. Existe una gran variedad de parásitos que son atacados al momento de que el animal consume el medicamento. Sin embargo aún existen personas que hacen uso del mismo para sus perros, pues confían en la eficacia del producto y en la seguridad que da a la mascota.

El efecto del albendazol en los perros es inmediato, es decir, ataca a los parásitos que se encuentran alojados en el animal al momento en que se hace uso del mismo, sin embargo, no es un medicamento preventivo, pues luego de dar la dosis adecuada, no quedan residuos del mismo dentro del perro, por ello no previene de nuevas infestaciones de gusanos.

No es frecuente ver síntomas de parásitos en los perros en edad adulta, sin embargo en los cachorros es muy común notar algunas señales que nos indican que el pequeño se encuentra infestado de parásitos. Los síntomas más comunes son la presencia de gusanos en las haces y los vómitos del cachorro, inapetencia y por lo tanto desnutrición y se puede notar que el crecimiento del perro se vuelve más lento.

Si como dueños, notamos estos síntomas, debemos llevar a nuestro perro al veterinario para que le sea recetado su desparasitante. Nunca des el albendasol, ni ningún otro medicamento a tu perro por tu cuenta.

El veterinario se encargará de examinar, por medio de un microscopio, las heces de tu perro para saber si los síntomas que notaste son de verdad causados por parásitos. Además con este examen también podrá saber qué tipo de gusanos tiene el animal, es allí cuando recetará el tipo de medicamento para desparasitar perros adecuado para el caso. Recuerda que no todos los parásitos son eliminados con el mismo tipo de medicamento.

Parásitos que elimina el albendazol para perros

¿Es bueno el albendazol para perros? 

Si bien, el albendasol es un medicamento reconocido y eficaz, existen otros tipos de antiparasitarios que cuentan con una eficacia más amplia y que sus compuestos son mucho mejores. No obstante, debemos aclarar que si haces uso de este medicamento no tienes nada de qué preocuparte, pues no es malo, pero si debes saber que existen mejores que también puedes usar, claro, si tu veterinario te lo recomienda. Recuerda, nunca debes automedicar a tu perro.

Dosis de albendazol para perros

Lo más recomendable es que a los perros adultos se les administre una dosis de antiparasitarios al menos una vez cada 3 o 4 meses, esto deberá hacerse antes de que al mismo se le vayan a administrar sus vacunas, en el caso de que le toquen en ese momento.

Por otro lado, los cachorros necesitan que su dosis sea administrada de una manera un poco más seguida, la forma en la que se recomienda es hacerlo 2 semanas después del nacimiento de los cachorros y de allí hasta que el ciclo de vacunación concluya deberá repetirse cada 15 días, luego de que este proceso concluya, podrán ser desparasitados de la misma forma que los perros adultos.

Muchas personas se preguntan si es recomendable darles albendazol a los cachorros, la respuesta es sí, se les puede dar este medicamento, sin embargo, deberá ser el veterinario quien dictamine la dosis y frecuencia del mismo, pues primero deberá conocer el peso del cachorro. Este medicamento se administra por vía oral, ya sea de forma líquida o en pastilla, así que podrás ponerte de acuerdo con el médico para elegir la forma más sencilla para darle el albendazol a tu perro.

La dosificación del albendazol puede variar dependiendo del peso y del estado parasitario del perro, en ocasiones, si el perro posee muy pocos parásitos o ninguno visible al momento del examen, puede que se recete darle una dosis única sin necesidad de repetirla como es lo más habitual. Además de ello, se debe tener en cuenta, cuál o cuáles son los parásitos que están atacando al perro, allí el médico decidirá si el albendazol será o no efectivo para eliminarlos, en caso de no ser así, se recetará otro medicamento que sí pueda cumplir con la función.

Dosis del albendazol para perros

Sabiendo todo esto, resaltamos la importancia que tiene el que lleves a tu perro al veterinario antes de administrarle cualquier dosis de desparasitante, pues por ti mismo nunca podrás saber que gusano afecta a tu mascota y por ende no sabrás que medicamento es el correcto para eliminarlos.

Recomendaciones

Existen dos formas de administrar el albendazol, de manera líquida y en forma de pastillas, ambas manera tienen una forma diferente para ser administradas, para ello es recomendable que sigas los consejos que te daremos a continuación:

Para su presentación líquida

  1. Lo primero que debes hacer es llenar una jeringa solo con la cantidad de medicamento indicada por el veterinario.
  2. Deberás colocar la jeringa en la boca de tu perro. Te recomendamos que la coloques en l parte trasera de sus colmillos, es decir que deberás administrarla por los costados de su boca. Deberás ir administrando el líquido de manera lenta hasta dárselo todo. Quizás sea necesario que otra persona te ayude a sostener a tu mascota.
  3. Al finalizar de darle el medicamento, deberás recompensar a tu perro con dulces caninos o mimos, para que así vea que esto no es algo negativo sino lo contrario.

¿Cómo dar albendazol para perros, de forma líquida?

Para su presentación comprimida

  1. Envuelve la pastilla con alguna comida que sea un poco húmeda. Esto hará que sea mucho más fácil administrar el medicamento al perro.
  2. Dale la pastilla envuelta en comida al canino, luego quédate atento para verificar que haya ingerido todo el contenido, incluyendo la dosis de desparasitante.
  3. En caso de que lo anterior no funcione y el perro no ingiera el medicamento, deberás tomarlo y hacerlo polvo para mezclarlo con la comida del animal. Otra forma efectiva de hacerlo es diluir la pastilla en agua y luego administrarla como si este fuese de presentación líquida.

¿Cómo dar albendazol para perros, de forma capsulada?

Efectos secundarios del albendazol 

No es frecuente encontrar efectos secundarios de este medicamento en los perros, sin embargo, es aconsejable observar a la mascota luego de que se le administre la dosis ya que la misma puede provocar Alergia En Perros debido a alguno de sus compuestos. Aunque esto es poco frecuente. Además de ello, algunos de los efectos secundarios que se ha visto muy pocas veces son la pérdida de apetito y la aparición de anemia en la mascota e incluso diarrea.

Sin embargo, debes tener en consideración que tras administrar el medicamento se pueden notar algunos síntomas que vienen de la mano con la efectividad del producto, estos pueden ser: diarrea, vómitos, y falta de ánimos en la mascota.

Contraindicaciones del albendazol 

No se recomienda dar albendazol a las perras que se encuentren en estado de gestación, pues el producto podría hacer daño a no nato e incluso ocasional que sea abortado. Tampoco deberá administrarse a cachorros recién nacidos que no tengan al menos 15 día de vida. Si el perro sufre de alguna deficiencia hepática, será el veterinario quien indique la mejor forma de tratar con los parásitos del mismo en caso de que sea necesario.

Si la mascota presenta algún tipo de cuadro alérgico al producto, lo más recomendable es que la misma sea llevada inmediatamente al veterinario para ser evaluada y posterior mente tratada para su caso. En caso de que esto llegue a sucedes se deberá evaluar que otros medicamentos a parte de albendazol puede servir a tu perro.

7 errores más frecuentes al desparasitar a tu perro

Todo los amantes de los perros y mascotas en general sabemos cuán importante es que nuestro compañero esté sano, la salud de tu mascota podría verse afectada si esta tiene en su cuerpo parásitos, por ello es que se debe tener un completo control sobre este tema. No obstante, muchas personas tienden a cometer muchos errores al momento de desparasitar a sus perros.

Debemos tener presente que la desparasitación interna debe realizarse de la manera correcta para que tenga el efecto deseado y pueda liberar a tu mascota de todos esos gusanos que podrían poner en riesgo no solo su salud sino también su vida.

Ahora vamos a conocer cuáles son esos errores que muchas personas cometen a la hora de desparasitar a los caninos para que así podamos evitar cometerlos también y corregir a aquellas personas que conozcamos y que los estén cometiendo:

  1. Se olvidan de repetir la dosis a los pocos días de administrar la primera.
  2. Medican a su perro sin conocer el peso exacto del mismo.
  3. Creen erróneamente que todos los desparasitantes son capaces de eliminar cualquier tipo de parásitos.
  4. Pensar que normal es que los perros se desparasiten reglamentariamente cada 3 o 6 meses, o hasta de forma anual.
  5. Darle la dosis al perro y no cerciorarse de que el mismo realmente ingiera el medicamento. Muchas veces el perro escupe o devuelve e medicamento.
  6. Si se tiene más de un perro, solo le dan desparasitantes a uno o dos de ellos y al resto no.
  7. Automedicar a sus perros. Pasar por alto que el veterinario es quien debe indicar qué producto dar al perro y la dosis adecuada.

Finalmente, es nuestro deber recordarle a todos los dueños de mascotas lo importante que es mantener a tu perro libre de parásitos tanto internos como externos, estos gusanos pueden alojarse en cualquier Tipo De Animales, además de ello, lo fundamental que es el hecho de que se realice de la manera correcta y que sea el veterinario quien te de las indicaciones que se deberán seguir para hacerlo y así poder darle lo mejor a nuestros amigos de cuatro patas.

(Visited 33 times, 1 visits today)

Deja un comentario