Animales Ovovivíparos: ¿Qué son?, Características, Ejemplos y más

Una gran verdad, que ha sido citada en miles de ocasiones, es que “la naturaleza es sabia y precisa”, concepto que no está en discusión, y más, cuando se necesita hablar acerca de los increíbles diseños y sistemas de reproducción que están dispuestos en el reino animal para que exista la vida en ciertos ambientes. Uno de estos seres son los animales ovovivíparos, que tienen una configuración precisa para ello.

Definición breve sobre los animales ovovivíparos

Estos tipos de animales corresponden a los que se desarrollan dentro de un huevo tiempo antes del nacimiento, distinguiéndolos de otros Tipos de animales en que el huevo lo mantiene la especie hembra internamente hasta que el embrión está formado en su totalidad. Bajo esto, el animal rompe el espacio protector rápidamente al término de que este es puesto. También se presenta el caso de que se encuentre fuera del cuerpo de la hembra y luego, ocurra el nacimiento de la prole.

La ovoviparidad o el ovoviparismo es, en lo esencial, una composición entre el oviparismo, que trata de los animales que colocan huevos para reproducirse y el viviparismo, que refiere a los animales que van formándose en la madre de forma interna. Resulta, en efecto, un completo ejemplo de del proceso evolutivo que se ha dado a través de la supervivencia, lo cual ha ocasionado un cambio genético.

Algunas particularidades de los ovovivíparos

Entre algunas particularidades que presentan los animales ovovivíparos con respecto a otras criaturas es que, éstos logran que sus embriones puedan crecer dentro del huevo y estando adentro de la hembra de la especie, al contrario de los ovíparos, los cuales colocan los huevos en un punto específico y externamente de la madre al comenzar a desarrollarse el embrión, y posteriormente, naciendo fuera de ella.

Es importante destacar de los Animales vivíparos, que son aquellos seres, cuyo feto se va formando dentro de la estructura de la hembra, así como los mamíferos. Sin embargo, los vivíparos logran tener el embrión de manera interna, existiendo un contraste valioso, que apunta a que como el mismo se encuentra protegido por un cascarón, no puede recibir de manera directa el alimento que pueda disponer la madre.

¿Cómo se reproducen los ovovivíparos?

La fertilización ocurre de manera interna, igual que el crecimiento del embrión, con la gran divergencia de los animales vivíparos, que no crecen dentro de un huevo, más si se encuentran resguardados por la hembra. La futura cría, dentro del huevo, logra consumir y aprovechar todos los nutrientes que les da la misma célula. En la naturaleza, se hallan también animales donde la hembra libera el huevo, esperando a que se rompa y, una vez logrado esto, la hembra los protege hasta que pueden valerse solos.

Ovovivíparos existentes en el mundo

Dentro de este pequeño grupo se pueden encontrar especies que son muy conocidas, así como otros que carecen de relevancia, pero no dejan de ser menos importantes por ello. Explicando sobre ciertos animales ovovivíparos, se pueden describir:

Tiburón blanco: Corresponde a un tipo de jaquetón de inmenso tamaño y poderío, contando con una boca en forma de arco y dientes cambiables. Necesita nadar constantemente, ya que le es imposible quedarse inmóvil, ya que de no hacerlo le impediría respirar y a su vez, flotar, sabiendo que carece de vejiga natatoria. Los fetos se nutren a través del vitelio; no logra colocar huevos de forma externa, sino que la progenie nace dentro de la madre y después, al salir, ya se encuentran desarrollados.

Boa constrictor: Se puede explicar como un reptil que ostenta una longitud entre 0,5 y 4 metros, dependiendo de su subgrupo. De hecho, las hembras alcanzan un tamaño más considerable que los machos. Su tono de color es rojizo y blanco, o marrón y rojizo, con ciertas diferencias de acuerdo a la que se esté especificando. Es usual que se aparee en los períodos lluviosos, pasando algunos meses para su desarrollo y ocurriendo su nacimiento dentro de la estructura materna, estando ya desarrollados en su totalidad.

Un tiburón blanco uno de los animales ovovivíparos

Mantarraya (manta gigante): Posee una diferencia con otros animales de acuerdo a que no posee un aguijón venenoso en la cola, así por el tamaño que puede alcanzar. Se ubica normalmente en mares templados, teniendo la capacidad de brincar fuera del agua. En el tiempo que ocurre la reproducción, algunos machos buscan conquistar a una hembra, siendo uno de los requisitos obligatorios para copular, el matar definitivamente a la competencia. Pueden estar durante doce meses dentro de la madre.

Anaconda: Esta dentro del tipo de serpiente constrictora, logrando llegar a medir, en un caso máximo, diez metros de longitud. Pese a que no forma parte de un grupo sino de manera antisocial, en el instante que la hembra busca reproducirse, logra encantar al macho expulsando feromonas. En cada grupo de crías, se conciben una cantidad entre 20 y 40 especies, con una longitud cercana a los 60 centímetros.

Sapo de Surinam: Corresponde a un anfibio que se encuentra en regiones tropicales y subtropicales. Entre sus particularidades se encuentran su cuerpo aplastado y su cabeza triangular y plana. El tono de su piel es gris con matices verde claro. A este respecto, es bastante resaltante dentro de los animales ovovivíparos, gracias a que la fertilización se gesta fuera del cuerpo de la madre. Una vez fertilizados, la hembra los coloca de nuevo en el interior de su cuerpo

Ornitorrinco: Es un animal fascinante, de acuerdo a que es calificado como un mamífero, más coloca huevos también, razón por la cual puede denominarse también como un ovovivíparo. Es una especie semiacuática que habita al este de Australia y en Tasmania. Lo distingue una muy particular apariencia, con un hocico que es similar a un pico de pato, cola idéntica a la del castor y patas exactas a la nutria. Es tóxico.

Lución (Culebrilla de cristal): Corresponde a un animal bastante peculiar, en función a que se define como un lagarto sin patas. En otras palabras, que en aspecto es parecido a una serpiente. No obstante, se conoce que es un lagarto de acuerdo a que se hallan en su cuerpo pistas o marcas de su esqueleto que posee las características de los lagartos, también contando con párpados móviles, muy al contrario de las serpientes.

Es un reptil que habita en Europa y que logra alcanzar longitudes de 40 centímetros en los machos y 50 centímetros en las hembras; el momento en que se reproducen suele ser en primavera, teniendo luego de eso 3 o 5 meses de gestación. La especie hembra coloca los huevos con la camada madura en el interior, y la eclosión se realiza de forma inmediata a esa acción.

(Visited 4 times, 1 visits today)

Deja un comentario