Braco de Weimar: Historia, Características y más

Los braco de Weimar son una raza de perros cazadores que actualmente han comenzado a ser muy populares especialmente entre aquellas personas que les gustan las exhibiciones caninas, esto debido a que, la raza ha comenzado a ganar fama dentro de estos eventos. Son animales muy inteligentes y de fácil adiestramiento.

Historia del braco de Weimar

La historia de esta raza de perro comienza con los todos aquellos nobles pertenecientes a la corte de Weimar, especialmente con el Gran Duque Carlos Augusto. Este último, era considerado como el mejor cazador y amante de este deporte. Fue él quien seleccionó a la raza gris para que fueran su apoyo durante las cazas de esos tiempos. Según el tradicionalismo alemán, esta raza ha ido perdiendo si originalidad a través del tiempo, no obstante, se cree que también ha sido por influencia del hombre para que esta raza pertenezca únicamente a los nobles de la corte.

En la actualidad, se cree que estos perros provinieron de Francia y algunos de África, esto debido al color de su pelaje, ya que de estos lugares, es proveniente la raza Saint Louis, la cual, al igual que el braco de Weimar posee un pelaje de color gris, el cual no es muy fácil de obtener por ser un color recesivo. Debido a esta característica, muchas personas afirman que esta raza fue especialmente seleccionada, pues solo tomaron a los especímenes que portaban el pelaje gris.

Gracias a las características físicas del perro braco de Weimar, se cree que los mimos provienen del cruce de otras razas que han dado lugar a este maravilloso perro.

Luego de una larga trayectoria, no fue hasta finales del siglo XIX que se reconoció al braco de Weimar como el mejor perro cazador, por lo que este era la principal raza utilizada para este fin. Estos perros, también destacaban por ser canes tímidos y muy asustadizos, por lo que sus dueños debían tratarlos con mucho cariño y evitar alzarles la voz o regañarlos. Por lo que, en su momento, y debido a su importancia, estos perros eran tratados como si fuesen de la realeza.

Hoy en día, estos perros son tan populares y apreciados que, al mes nacen al menos 500 cachorros de braco de Weimar. El país donde más se ha popularizado esta raza es en los Estados Unidos, donde los mimos poseen un valor alto no solo en la caza, sino también, como perros rastreadores, perros guías, perros adiestrados para demostraciones de agilidad, guardianes, mascotas y como perros policías capaces de poder encontrar drogas en aeropuertos, puertos y cualquier otro lugar.

Aspecto del braco de Weimar

El aspecto físico de estos hermosos perros no solo es famoso dentro de los cazadores, sino que, las personas adoran el color plateado de su pelaje, el cual, es de un hermoso azul celeste cuando estos perros están en su primera etapa de vida. El cuerpo de estos perros es delgado pero con buena musculatura, teniendo el equilibrio perfecto que los hace ver majestuosos.

Cuando se encuentran parados, siempre se les puede ver en una postura erguida la cual les hace lucir mucho más elegantes. Su cabeza es proporcional y con una estructura perfecta, sus orejas son largas y caídas, los que lo hace lucir como todo un perro cazador, aunque con la diferencia de que esta raza más parece ser de la nobleza que un cazador común.

Este perro weimaraner es considerado como de raza grande, ya que su altura puede llegar a los 70 centímetros desde el suelo hasta los hombros y su peso puede oscilar entre los 30 y 40 kilogramos. Por lo general, las ejemplares hembras de esta raza, suelen ser un poco más pequeñas que los machos. El color gris de su pelaje puede poseer diversas tonalidades, desde el plateado hasta el gris cervatillo. Algunos de ellos presentan manchas blancas en su pecho o en las patas, aunque no es algo muy común que suceda.

Dentro de esta raza también existen los ejemplares de pelo largo, no obstante, son los de pelo corto lo más populares y los que son aceptados oficialmente por el Club Americano. No obstante, se reconoce el hecho de que, fue el mismísimo Gran Duque quien creó al braco de Weimar de pelo largo.

Carácter del braco de Weimar

El Ducado de Weimar, ya aprobaba y valorizaba las actitudes que tenían estos perros como una raza cazadora. Estos perros han contado desde esos tiempo con una nariz y olfatos muy buenos, son extremadamente resistentes y enérgicos, perfectos y ágiles cazadores, obedientes ante las órdenes dadas por su humano guía, protectores y excelentes Perros guardianes. Todas estas cualidades hicieron que estos perros fueron amados y codiciados por los nobles de la realeza y por los cazadores más cotizados de esa época.

Historia del braco de Weimar

Actualmente, estos perros también se han hecho muy populares, no solo por su fino aspecto físico sino también por lo que representa tener un perro de esta raza y con un carácter como el de ellos. Vamos a conocer un poco más de estos aspectos que los han hecho tan populares:

Son excelentes perros cazadores y muy exigentes en su trabajo

Incluso en la actualidad, en Alemania, país origen de esta raza, los braco de Weimar son criados de manera que se conserve su increíble talento para ser una de las Razas de perros de caza. Esta raza ha sido considerada como la más fiable para esta área tan compleja, pues los mismos incluso en el agua demuestran una agilidad inigualable, cuando escuchan un disparo, son los primeros en estar listos para salir en la búsqueda de la presa, algo que es extremadamente valorado dentro el grupo de FCI.

Es por ello que, se toma en cuenta y se valora mucho los versátiles que pueden llegar a ser, al igual que la persistencia que demuestran mientras están enfocados en su trabajo, su temperamento afable y tranquilo, además de ello, la facilidad con la que sigue las órdenes y obedece a su dueño. Todo aquel perro que no muestre estas cualidades, en las pruebas que se le realiza a todos los ejemplares de la raza, pierden el derecho a procrear, pues no estarían aportando buenas agilidades a su descendencia.

Cabe destacar que, en Alemania, estos perros son únicamente vendido a las personas que cumplen el rol de cazadores, pues de esta forma, se aseguran de que los perros puedan cubrir con todas las necesidades que este tipo de razas tienen al ser cazadoras.

Braco de Weimar como perro cazador

¿Se puede tener a un braco de Weimar como perro familiar?

En diferentes países, estos perros no solo son usados como perros cazadores, sino que también cumplen un rol como policías, detectores de estupefacientes, perros terapeutas, rescatistas e incluso perros de compañía y familiares. Saber esto, ha ocasionado que en Alemania, se abran discusiones respecto a estos diversos trabajos que también han realizado esta raza de perros, y han comenzado a evaluar su pueden o no ser aptos como perros de familia.

Es bien sabido que no solo su aspecto físico y sus hermosos ojos ambarinos han conquistado los corazones de aquellos amantes de esta raza, sino también sus cualidades y el carácter que posee, No obstante, debemos preguntarnos, al igual que los alemanes, si ser perro de familia, cumple con todas o al menos la mayoría, de las necesidades de estos perros, pues hay que recordar, que tener un perro no solo es llenarlo de amor y cuidados, sino también cumplir con todas las necesidades que los mismos requieren.

Ventajas y desventajas de la raza 

Existen muchas personas que resaltan de manera negativa el hecho de que esta raza solo obedece incondicionalmente a su humano de referencia, es decir, es al único que toman como alfa, sin embargo, ha habido personas que aseguran que estos perros logran crear un vínculo muy profundo con todos los humanos que viven día a día con ellos y son muy buenos en el aprendizaje de las órdenes y comportamientos adecuados. Por lo que son catalogados como perros muy fieles y con una gran obediencia.

Actualmente, se cree que ambos puntos de vista son válidos, pues innumerables estudios han demostrado que, la personalidad de los perros no solo es definida por su raza y sus genes, sino que también, lo define la forma de crianza y la educación que sus dueños le dan mientras los perro se encuentran bajo su cuidado.

Algo en lo que sí están de acuerdo todos lo que han criado a un ejemplar de esta raza, es que los mimos, requieren de un cuidado un poco exigente, esto debido a su origen como perros de caza, por lo que, es recomendable que, aquellos quienes vayan a tenerlos, sean personas activas que los ejerciten a menudo y los tenga en constante movimiento, ya sea con ejercicios o con diferentes entrenamientos.

¿Cómo es la salud del braco de Weimar?

Por lo general, si se tiene un perro de esta raza que ha sido criado por un criadero certificado y posee un pedigrí saludable, tendremos a un ejemplar saludable que podrá vivir muchos años haciendo lo que les gusta y de manera muy cómoda. No obstante, debemos recordar que, por más que un perro tenga el mejor y más sano pedigrí, si no se le cuida de la manera correcta, puede padecer y varias enfermedades que van a desmejorar y acortar su vida.

Una de las enfermedades más comunes de esta raza es la displasia de cadera, esto debido a su constante movimiento, saltos y fuerza que ejerce en sus patas posteriores. También pueden padecer de patología oculares o de oídos, esta última, se debe en gran parte a la forma y el largo de sus orejas, pues allí se acumula mucha humedad, por lo que es muy probable, que si no se tiene el debido cuidado, sufra de otitis o infecciones en las orejas.

Por otro lado, estos perros no están exentos de padecer una torsión estomacal, una de las enfermedades más comunes en todos los perros de raza grande, especialmente vista en los perros de raza Gran Danés. Esta enfermedad es de fácil tratamiento si se atiende tempranamente, de lo contrario, podría acarrear con muchas consecuencias e incluso ocasionar la muerte del can.

Alimentación de esta raza

Debemos tener presente que una de las formas de disminuir el riesgo de que un perro de esta raza sufra de alguna enfermedad en los huesos o que padezca de torsión estomacal es mediante una alimentación sana y balanceada. Es por ello que es tan importante que se preste la debida atención al equilibrio en el desarrollo cuando el cachorro se encentra en momento de crecimiento.

Debemos siempre tener cuidado en la energía que portan los alimentos de nuestro perro y que cubran las necesidades del mismo, pues cabe mencionar, que cada perro requerirá un consumo de energía diferente, pues en la mayoría de los casos, va a depender de la cantidad de energía que el mismo queme en sus actividades físicas diarias. Debemos tener en cuenta que el consumo de energía durante el período de crecimiento va a contribuir en el mismo.

Un excedente de energía, va a provocar que el perro crezca de manera acelerada y se considere como un crecimiento apresurado o prematuro. Mientras que, en el caso contrario, cuando hay un déficit de energía, el cachorro crecerá mucho más lento y podría presentar retraso del crecimiento. En cualquiera de los casos, se puede correr el riesgo de perjudicar el óptimo desarrollo de la musculatura y los huesos del perro, los que traerá como consecuencia, enfermedades y dolencias en estas áreas.

De allí, la importancia de siempre tener un control adecuado en lo que le damos de comer a nuestros perros, especialmente en aquellos cachorros que se encuentran aún en su período de crecimiento, pues este influirá mucho en la futura salud de nuestro perro.

Si lo que deseamos es evitar que nuestro perro sufra de una torsión gástrica, lo que debemos hacer es comenzar a repartir la dosis diaria de alimentos en pequeñas fracciones que le iremos dando al can durante el día, además de ello, deberemos tener cuidado y hacer que nuestro perro se mantenga en calma luego de haber comido, pues de esta forma podrá digerir de manera adecuada lo que acaba de comer.

Si un perro es demasiado activo inmediatamente después de comer, existe un riesgo mayor de que ocurra una torsión estomacal y nuestro amigo comience a presentar una serie de dolencias bastante molestas, además de eso, perderá el apetito. La forma de tratar esta afección es mediante la cirugía, sin embargo, no será de alto riesgo si se atiende a tiempo.

¿Debemos cambiar la alimentación cuando el perro es adulto? 

Un perro braco de Weimar adulto, no debe seguir ingiriendo comida aptas para cachorros. Esto se debe a que, a medida que el perro crece, comienza a pesar más que antes y su actividad física comienza a cambiar, va a requerir de una alimentación diferente ya que sus necesidades también van a ser distintas a cómo eran cuando aún estaba en la etapa de cachorro.

Por lo general los braco de Weimar que son considerados como miembros activos dentro de su trabajo, van a requerir un consumo elevado de proteínas de primera, aunque esto ocurre con todas las razas de canes. Sin embargo, cuando hablamos específicamente de esta raza, también debemos proporcionales una dosis mayor de carbohidratos.

El tipo de alimento, y la cantidad va a variar según el perro que tengamos, pues cada perro es un mundo, por lo que, habrán algunos que coman más que otros, de igual forma, algunos canes van a preferir las comidas más blandas o húmedas, mientras que otros preferirá la que es más seca o sólida. No obstante, debemos tener presente que estos perro no tienen límites a la hora de comer, por lo que tienden a engordar con mucha facilidad. Por eso se debe tener un control adecuado en la cantidad de alimento que se les da.

Para tener un mejor control sobre la cantidad adecuada no solo de la porción de comida sino también en los nutrientes que el perro necesita, lo mejor será que consultes con un veterinario, él te dará las mejores opciones y tu podrás decidir cuál es la que se ajusta mejor a tu perro y a tu presupuesto.

Cuidados adecuados para la raza

Aunque estos perros requieren de una alta actividad física y de un cuidado mental constante, para que el perro no caiga en hiperactividad o depresión, la verdad es que son perro que pueden ser cuidados de manera relativamente fácil.

Una de las cosas que debemos hacer para mantener un pelaje prolijo y que sea hermoso, es cepillarlo una vez o dos veces a la semana, aunque si quieres dedicarle más tiempo a esto, puedes hacerlo sin problemas. No es necesario que bañes a estos perros de manera seguida, pues los mismos son muy limpios y no tienden a generar malos olores. Aunque, si tienes un braco de Weimar de pelo largo, el cuidado de su pelaje deberá ser un poco más estricto para que el mismo no se enrede o se dañe.

Algo que si debemos tener siempre presente y un mayor cuidado son en sus oídos, recordemos que al tener orejas típicas de un cazador, son más propensos a sufrir de infecciones y enfermedades consecuentes a exceso de humedad o suciedad en los mismos. Es por este motivo que, se deberá tener un control regular en esta zona del cuerpo del perro.

¿Cómo tenerlos y educarlos? 

Como anteriormente lo hemos dicho, en algunos lugares es mucho más complejo tener a un perro de esta raza. Un claro ejemplo es Alemania, que solo vende a estos perro a aquellas personas que tienen un título como cazadores, por lo que, una persona que no practica este deporte, no podrá tener en casa a uno de estos hermosos perros. No obstante, en otros países, es mucho más sencillo disponer de ellos y poder tenerlos.

En el país de origen de la raza, se cree que solo una persona cazadora, podrá darles a estos perros una vida óptima que cumpla con todas las necesidades que la raza como tal demanda. Mientras que, en los demás países, se cree que incluso una persona que no es cazadora pero que tenga un conocimiento general sobre este tipo de razas de perros, podría tenerlo y criarlos hasta como perros de familia, aunque algunos optan por enseñarlos a cumplir otras funciones de trabajo.

Aún con todas estas opiniones, lo que debemos tener presente es que estos perro, no pueden ser solamente perros de compañía, pues requerirán de constante ejercicios y una educación que los haga poder comportarse de manera adecuada y sin problemas en los diferentes entornos a los que se verán expuestos en estos casos.

Importancia del entrenamiento en el braco de Weimar

Es muy importante que estos perros sean debidamente educados y entrenados especialmente aquellos que van a vivir en hogares donde no experimentarán ser perros cazadores. Esto se debe a que los mismos, a tener en sus genes lo que todo perro cazador tiene, si no se acostumbran desde pequeños a socializar, ya sea con humanos u otros animales, será muy difícil que luego podamos introducirlos a parques o incluso, los paseos van a ser difíciles.

Como todo perro cazador, estos animales tienden a ser sobreprotectores y territoriales, por lo que, sin un Adiestramiento canino adecuado, podrían mostrar una tendencia a ser agresivos. Además, estos perros tienden a tener una energía desbordante, por lo que, será necesario enseñarle algunas órdenes que lo ayuden a sosegar un poco su grado de energía y esperar hasta que tú les indiques que pueden ejecutar alguna acción o tarea.

Finalmente, podremos decir que, todos los perros, sin importar su raza, deberían recibir aunque sea un adiestramiento básico, de esta manera, podremos evitar muchos de los inconvenientes que generalmente siempre vemos a nuestro alrededor, perros ladradores, agresivos, desobedientes y demás conductas poco agradables para sus dueños y quienes los rodean, pues en algunos casos esto podría acarrear problemas sociales tanto para el perro como para su dueño.

(Visited 57 times, 1 visits today)

Deja un comentario