Bull Terrier: Personalidad, Características, Cuidados y más

Definitivamente el perro Bull Terrier Inglés es una de las razas preferidas por niños y adultos, son versátiles, nobles, de peculiar belleza y gran capacidad física, pero ¡Cuidado! Su poderosa mandíbula es capaz de hacer mucho daño si no son entrenados de la forma correcta.

Historia de los Bull Terrier

Pese a que no ha sido definida con exactitud la descendencia de razas de los perros Bull Terrier, se conoce que el responsable de su creación fue el irlandés James Hinks alrededor del año 1850, motivado principalmente a promover una especie ágil, fuerte, de combate y gran belleza.

Entre las Razas de Perros supuestamente utilizadas en el cruce se han mencionado: English White Terrier (extinto), Bull, Terrier, Dálmata, Greyhpund, Collie, Galgo Inglés, y hasta Borzoi.

Es considerado uno de los terrier más puros, y aunque inicialmente (alrededor del siglo XVIII) fueron promovidos para el control de ganado y caza de ratas, gracias a su fuerza y destreza los utilizaron en enfrentamientos con toros.

Bull Terrier en el control de ganado

Posteriormente, a mediados del siglo XIX las peleas de toros fueron prohibidas en Gran Bretaña y a partir de ese momento comenzó a definirse la raza actual. Y no fue hasta 1917 que se consideró el espécimen de la raza que hoy conocemos como Bull Terrier y en ese entonces fue llamado “Lord Gladiator”.

En la actualidad el Bull Terrier Inglés es una perfecta mascota, recomendada para niños gracias a su docilidad y especialmente porque son cariñosos, enérgicos, leales y juguetones. Poseen gran agilidad y fuerza, razón por la cual generan respeto y consideración, convirtiéndose en excelentes compañeros de juegos y actividades deportivas al aire libre.

Personalidad de los Bull Terrier

Esta espectacular raza canina, cuenta con una personalidad auténtica, pues a diferencia de otros perros, los Bull Terrier son obstinados pero sumamente dóciles al contacto con las personas, siempre y cuando sean bien educados, criados con amor y atención se pueden llegar a convertir en los mejores aliados de sus dueños.

Sus altos niveles hormonales (testosterona) los impulsan a ser sumamente celosos de su espacio, por lo cual suelen apropiarse no sólo de su territorio sino del afecto de su familia humana. Es por ello la importancia de criarlos en un ambiente equilibrado y sin ningún tipo de maltrato ni agresión.

Siendo perros con tanto sentido de pertenencia y apegados sentimentales a los suyos, cuando pasan mucho tiempo alejados y se sienten solos, no saben controlar su ansiedad y tienden a causar destrozos en sus hogares. Especialmente cuando todavía son cachorros.

Dado su origen como perros creados para la pelea, poseen un carácter fuerte y un espíritu combativo. En este sentido son temerarios para enfrentar cualquier actividad que implique riesgo. El Bull Terrier es excelente para vigilar y proteger espacios, pues además de su apariencia poderosa, posee un oído bastante agudo, convirtiéndolo en un gran perro guardián.

Se puede decir que son tercos y complicados para su adiestramiento. Sin embargo, su innegable inteligencia les permite convertirse en criaturas perfectamente amigables y sociables con los seres humanos.

Apariencia

Son perros notablemente poderosos, su fuerza y tenacidad son evidentes en su musculatura firme, acompañada de su amplio pecho. El tamaño es variable, tienen una altura que oscila entre los 45 y 55cm y un peso que va desde los 25 hasta los 45 kg ó un poco más, exceptuando su raza paralela los Bull Terrier Miniaturas cuya única diferencia es precisamente la talla.

Su pelaje es corto, de textura áspera y piel ajustada a su cuerpo. En su mayoría son de color blanco, sin embargo debido a que es una raza proveniente del cruce de otras razas, también lo podemos encontrar en colores negros, rojizos o atigrados, así como con parches en uno o ambos ojos o el resto del cuerpo.

Una de sus características más notorias es la forma ovalada de su cabeza, con una pronunciada línea recta que va desde su cráneo hasta su nariz, viéndose como una especie de cono.

Poseen orejas pequeñas y erguidas, incluso desde cachorros sus orejitas ya se pueden observar paradas, dando la impresión de estar siempre atentos a lo que sucede en su entorno. En armonía a su cabeza, tienen ojos pequeños y perfectamente alineados, suelen ser de color negro o marrón. La cola es relativamente corta, gruesa en la base y se va adelgazando hasta llegar a la punta.

Aunque su dentadura no es muy alarmante, cuentan con una potente mordida, similar a la de su pariente Pitt Bull Terrier, con una presión aproximada de 106 kg. No obstante, los Bull Terrier no suelen ser perros agresivos, pues mucho depende de la forma en que sean criados.

Adiestramiento y acondicionamiento físico del Bull Terrier

Considerando el característico comportamiento terco y rústico del Bull Terrier, su adiestramiento es sumamente útil e importante para la convivencia armoniosa entre el perro y las personas con quienes convive.

El objetivo es moldear su temperamento y adecuarlo a su hábitat, logrando disfrutar de un compañero dócil, cariñoso y juguetón, accesible tanto para niños como para adultos, que respete los espacios y siga instrucciones sencillas.

Educación básica de un Bull Terrier

Consiste esencialmente en enseñarle al perro de forma sencilla a respetar los espacios destinados para cada necesidad estableciendo normas claras de convivencia, bien sea dónde debe defecar, dónde dormir, dónde comer, hasta dónde llegar, etc.

Lineamientos para el adiestramiento

En tal sólo 4 pasos, se puede definir la forma en la cual se debe establecer un vínculo de amor y respeto entre el dueño (persona jefe de la manada) y el Bull Terrier.

Socialización del Bull Terrier

Obediencia y Socialización

Debe darse en los primeros meses de vida del cachorro, pues la obediencia nace del respeto que infunda el dueño sobre el perro a través del cariño que este le transmite. En esta fase del entrenamiento no se les debe gritar ya que puede ser contraproducente, queda terminantemente prohibido implementar ninguno de los Tipos de Maltrato Animal. Por el contrario se recomienda la recompensa con golosinas y juguetes.

Delimitar los territorios

Basándonos en el refuerzo positivo se deben indicar con firmeza los espacios establecidos en el hogar, dejando claro al cachorro dónde debe permanecer y cuáles son sus límites, permisividad.

Atraer su atención

Normalmente esta raza no le gusta escuchar y es difícil lograr obtener su atención, sin embargo el amo debe llamarlo por su nombre y esperar su reacción premiándolo inmediatamente con una caricia o cualquier otro premio como incentivo y reconocimiento a su logro.

La disciplina y la constancia son determinantes en este paso, así como también los espacios de descanso para no agobiar al perro y tampoco frustrarnos por resultados pocos alentadores.

Verificar el comportamiento y reforzar los roles

La estimulación continua al cumplimiento de lo aprendido forma parte fundamental de crear hábitos positivos en los perros Bull Terrier, partiendo de la socialización pero dejando claro quién manda.

No se debe exagerar con los premios pero tampoco exceder los límites disciplinarios ni llegar nunca al maltrato físico.

Adiestramiento del Bull Terrier

Alimentación y Etapas

Lo más importante de una buena alimentación en estos maravillosos ejemplares, es la dosificación de la comida y una dieta saludable. Considerando que tienen un apetito voraz, pueden ser sobrealimentados y como consecuencia presentar problemas de obesidad, lo que desencadena daños graves en su salud y por ende acorta su esperanza de vida.

Se recomienda ajustar la dieta a cada etapa del crecimiento del perro, ya que de esto depende que su mascota lleve una vida saludable:

Etapa de Cachorro

Abarca los primeros 6 meses de vida y lo ideal es leche materna. Se pueden incorporar alimentos sólidos a partir de los 2 meses cuando comienza el proceso de destete, siempre considerando su buena calidad.

En caso de que el cachorro presente insuficiencia de calcio, existen veterinarios que recomiendan incorporar a su dieta yogurt natural, así como la zanahoria que resulta muy saludable para el fortalecimiento de su dentadura y pelaje.

Etapa Adulta

Se estima que la edad adulta de un Bull Terrier comienza entre los 6 meses  y 1 año de vida. En esta etapa, la frecuencia máxima de comida es de dos veces al día y la dieta debe variar en función al estilo de vida del perro (sedentario o activo).

Adicionalmente, los cambios en la alimentación deben ser paulatinos, atendiendo a los requerimientos particulares según el estilo de vida que desarrolle. Es decir, un perro sedentario no necesita el mismo tipo de alimentación que un perro atlético.

Etapa Anciana

Esta etapa se ubica en los últimos años de vida y se recomienda la disminución de calorías para evitar que tengan sobrepeso, ya que su capacidad para quemar grasas disminuye.

Complementar la alimentación con el ejercicio

Tener un Bull Terrier implica disponer de tiempo y espacio para dedicarle. La aptitud y actitud de la raza exige notablemente su necesidad de ejercitarse, no basta con sólo dar paseos sino que sus niveles de ansiedad y energía extrema requieren juegos y carreras por lapsos de hasta una hora.

Siendo una raza con tendencia al sobrepeso, es de suma importancia para su buena salud, acompañar la alimentación balanceada con una buena dosis de entrenamiento cardiovascular, lo que además de acelerar su metabolismo contribuye a que esté más tranquilo en casa.

Importancia de la Hidratación

Para acompañar con éxito una buena alimentación, sin lugar a dudas el Bull Terrier necesita hidratarse muy bien, tomando en cuenta su personalidad enérgica y bastante activa necesita consumir agua en abundancia, la cual debe mantenerse debidamente limpia (libre de bacterias) y fresca para que sea agradable al paladar del perro.

Hidratación del Bull Terrier

Cuidados de los Bull Terrier

En cuanto a su apariencia se refiere, los Bull Terrier mudan su pelaje dos veces al año, por lo que cepillarlos con frecuencia es suficiente para mantener su pelo brillante.

Igualmente es importante bañarlo con una frecuencia regular, atentos principalmente a la limpieza de sus orejas y oídos con el fin de evitar infecciones por acumulación de parásitos. Las uñas deben ser cortadas regularmente y con mucho cuidado de no excederse y ocasionarles daño en las patas.

Por tratarse de una raza con gran capacidad física, requieren una fuerte dosis de ejercicios diarios, los cuales pueden alternarse entre adiestramiento y juegos con su grupo familiar, lo que contribuirá tanto a su desarrollo físico como emocional. Una adecuada dieta e hidratación son los mejores aliados para el desarrollo óptimo de dichas actividades.

Por otra parte, la socialización temprana contribuirá a que la relación con el entorno fluya de mejor manera y la estadía del Bull Terrier en casa sea amena, de confianza y respeto mutuo.

Debido a su corto pelaje, son vulnerables a temperaturas muy bajas, por lo que es recomendable colocarle un abrigo y en caso contrario, si el calor es agobiante, deben ocuparse de mantenerlo bien hidratado.

Como la mayoría de los seres vivos, reaccionan negativamente al maltrato, por lo que nunca se debe recurrir a castigos físicos, violencia o humillación verbal, pues esto estimularía su agresividad.

Cachorros y Gestación del Bull Terrier

Una vez sea concretada la monta o inseminación de la hembra, se debe esperar un lapso aproximado de 30 días para validar la preñez de la perra. El ciclo de gestación demora entre 60 y 64 días, lo cual depende en parte del proceso hormonal de la hembra y los cambios lunares.

Reproducción del Bull Terrier

Por lo general una camada de cachorros varía de 2 a 8 ejemplares, y hasta un máximo de 15 perritos (casos puntuales donde difícilmente todos sobrevivan)

Salud y Enfermedades

Los Bull Terrier que gozan de buen cuidado pueden tener un promedio de vida de hasta 12 años, sin embargo son delicados y están propensos en mayor o menor medida a varias enfermedades, tales como:

Sordera canina

Típica de esta raza, aproximadamente el 20% de los Bull Terrier de color blanco la padecen. Expertos aseguran que cuando es congénita se relaciona con la pigmentación de la piel, comúnmente observada en los dálmatas (herencia genética).

Si quieres adoptar un cachorro es importante que le realices durante el primer mes de nacido el test BAER, el cual consiste en realizar pruebas con la emisión de sonidos que generen una respuesta cerebral a estos estímulos, generando un diagnóstico 100% confiable de la capacidad auditiva del Bull Terrier cachorro.

Patologías en la piel

Son vulnerables a las afecciones cutáneas originadas principalmente por alergias a picadas de insectos, pudiendo ocasionar pérdida parcial o total de pelaje.

Afecciones en la piel del Bull Terrier

El spinning

Consiste en la persecución dramática y constante de la cola que por lo general se da alrededor de los 6 meses de edad y puede llegar a ser tan intensa que el perro cause la mutilación de la misma. El veterinario debe revisar esta actitud y definir si amerita algún tipo de tratamiento con medicamentos o terapias de manejo del estrés y ansiedad.

Insuficiencia Renal

Aun cuando puede evitarse con cuidados en la alimentación y monitoreo médico, los Bull Terrier son propensos a padecer de los riñones y en la mayoría de los casos los daños son irreversibles.

Eventualmente pueden presentar quistes que los lleven trágicamente a un colapso de todo su organismo por insuficiencia renal. Es recomendable realizarles al menos una vez al año una prueba de orina a fin de determinar el flujo de proteínas en los riñones y su capacidad de funcionamiento.

Luxación de la rótula

Esta enfermedad aparece cuando la rótula de la rodilla sale de su posición original, debido a un mal alineamiento de sus extremidades. Puede ser ocasionada por alguna contusión en los primeros meses de vida o también puede tener un origen genético.

Es evidente cuando se interrumpe la caminata del perro, cojeando debido al dolor que esto le genera. Por lo general este tipo de diagnóstico requiere una cirugía correctiva, razón por la cual se debe contactar inmediatamente al veterinario para su atención.

Problemas cardíacos

Los inconvenientes a nivel cardíaco para los Bull Terrier son principalmente:

  • Estenosis aórtica: afecta la propia circulación coronaria, que puede generar a su vez isquemia y muerte súbita.
  • Displasia de la válvula mitral: genera un aumento excesivo de la carga de trabajo que debe tolerar el corazón para mantener la circulación sanguínea, ocasionando infartos fulminantes.

Para garantizar una buena salud en nuestras mascotas es importante llevar a cabo un control veterinario regular, atendiendo a sus necesidades de desparasitación y vacunas recomendadas.

Bull Terrier, Niños y Otras Mascotas

Debido a su contextura robusta y su fuerza indómita, lo recomendado es que el Bull Terrier Inglés se relacione con niños grandes, que comprendan la energía desbordante del perro y tengan la capacidad de adaptarse a sus juegos rústicos, que eventualmente puedan causar temor.

Sin embargo, esta raza puede llegar a ser sumamente delicada y paciente con bebés y niños pequeños, los cuales asumen como parte de su familia. Todo va a depender de la profundidad de socialización y amor con la que esté siendo criado el animal.

Relación del Bull Terrier con los niños

Por tratarse de una raza territorial, pueden ponerse nerviosos ante extraños, bien sean niños u otras mascotas, sobre todo si se sienten en un ambiente distinto al habitual. Será notable su instinto de proteger a los suyos, podría confundirse y agredir a los otros.

Curiosidades

1.  Los Bull Terrier tienen un primo llamado Bull Terrier Miniatura, con quien comparte todas sus características a excepción de su tamaño, siendo este casi la mitad del estándar.

2.  Nacen con la nariz rosada (sin pigmentación) y es hasta los 3 meses de edad que toma su color definitivo, que por lo general es negro.

3.  Adoptan formas peculiares de dormir, por lo general chistosas y con poses humanizadas.

Pose graciosa del Bull Terrier

4.  Suelen tener un poco menos de 5 minutos de locura, corriendo a toda velocidad de un lado a otro, se entiende que es para drenar tanta energía acumulada.

5.  Aman el contacto con los humanos, lo que les permite perfectamente tomar una siesta encima de sus dueños.

6.  Si no estás atento al corte regular de sus uñas, puedes notar que se las come.

7.  La personalidad de cada ejemplar es sin duda auténtica, se encuentran en la 66ª posición en el ranking de obediencia creado por Stanley Coren. Esto evidencia que son testarudos y poco disciplinados, por lo que requieren un arduo entrenamiento pues también han demostrado ser bastante inteligentes.

Inteligencia del Bull Terrier

8.  Los Bull Terrier no son considerados PPP (Perros Potencialmente Peligrosos), suelen ser confundidos con un PPP por su relación genética con la raza Pitt Bull, sin embargo su carácter se asemeja más a su primo Boston Terrier.

9.  Las mamás de esta raza pueden parir hasta 15 cachorros en una sola camada.

10. El Bull Terrier como muchas otras razas caninas ha tenido un protagonismo importante en el mundo cinematográfico, tanto en el real como en el animado. Entre las principales películas de diferentes géneros donde se ha visto este ejemplar tenemos:

  • It’s a Dog’s life (1955), relata la historia de un perro callejero que alcanza la fama.
  • The Incredible Journey (1963), un clásico de Disney que cuenta la travesía de dos perros y un gato a través de las montañas canadienses.
  • Frankenweenie (1984), una historia de Tim Burton basada en la historia de Frankestein, cuyo protagonista y personaje revivido es un Bull Terrier.
  • Baxter (1989), gran película de origen francés que relata la experiencia transformadora de un perro y su amo (quien al principio le temía)
  • Bulletproof (1996), es una película de humor y acción, protagonizada por Adam Sandler y su compañero Bull Terrier en la vida real.

(Visited 265 times, 1 visits today)

Deja un comentario