Dragón de Komodo: Características, Curiosidades y más

El Dragón de Komodo, se caracteriza por ser el lagarto más grande del mundo, carnívoro, carroñero, de mordida venenosa. Capaz de reproducirse sexual y asexualmente, ovíparo y según la UICN se encuentra en estado “Vulnerable” de extinción. Descubre aquí todo sobre este particular vertebrado.

Dragón de Komodo

Dragón de Komodo

El Dragón de Komodo, identificado científicamente como “Varanus komodoensis”, igualmente es conocido con los nombres de “Monstruo de Komodo” y “Varano de Komodo”. Se tiene que éstos, son integrantes de la clasificación biológica de los “Saurópsidos”. Los cuales detallan la agrupación de animales vivos y extintos (antepasado y descendientes). A la que pertenecen gran parte de los reptiles y las aves, de la familia “Varanidae”.

Es decir, de la unidad sistemática descrita entre el orden y el género de la especie. Teniéndose que los varánidos, son escamosos e incorporan o engloban una notable variedad de especies de lagartos de gran tamaño que poseen características como:

  • Cabeza pequeña
  • Cuello largo
  • Cuerpo y patas gruesas
  • Cola larga y fuerte, entre otras.

Por su parte, el Dragón de Komodo, es considerado un lacertilio o lagarto, que se refiere al suborden de reptiles, que abarca un gran número de los mismos que se manejan hoy día. Donde se tiene una cifra que supera las 5.600 especies de lagartos y el Dragón de Komodo se posiciona como el de más elevada dimensión a nivel mundial.

En lo referido a la Extinción de especies, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza o UICN por sus siglas. Que es el organismo a nivel mundial que se encarga de la conservación de los recursos naturales, ubica a través de su “Lista Roja” de especies en extinción. Al Dragón de Komodo en la categoría de “Vulnerable”.

Estos lagartos tienen la poderosa habilidad de correr hasta a una velocidad que oscila por los 20 kilómetros por hora. Por lo que subestimar su alcance no es una opción, más sabiendo que a ellos se le atribuye el fallecimiento de 4 seres humanos en las últimas 4 décadas.

Evolución del Dragón de Komodo

El progreso, expansión o avance evolutivo del Dragón de Komodo alcanza su inicio por medio del género de saurópsidos “Varanus”, que se deriva en Asia. Para luego trasladarse al continente australiano, donde este acontecimiento data de hace alrededor de 40 millones de años.

Por otra parte, el choque acontecido en medio de Australia y Asia sudoriental es lo que admite, facilita, favorece y posibilita. Que los denominados Varanus se desplacen o movilicen a lo que hoy día es Insulindia, Archipiélago Malayo o Archipiélago Indonesio. Abarcando y ampliando su alcance hasta lo que es el Este de la Isla de Timor, que es una isla ubicada al Sur de Insulindia.

Los estudios, han aportado que el Dragón de Komodo se diferenció de sus ancestros australianos un tiempo atrás que se remonta a los 4 millones de años. No obstante, hallazgos fósiles de último momento en el Estado de Queensland de la Mancomunidad de Australia. Insinúan o proponen que este gran lagarto evolucionó y se desarrolló en Australia, mucho tiempo atrás, previo a su expansión a Indonesia.

Aparte, producto del descenso abrupto del nivel del mar ocurrido en la Glaciación Würm o Último Periodo Glacial, que fue la última acontecida en el Pleistoceno del Periodo Cuaternario. Reveló y exhibió amplias áreas de la Plataforma Continental en donde estuvo asentado o establecido. De donde posterior, a la vuelta subida del nivel del mar, se encontró separado, incomunicado y delimitado de espacio, en sí acorralado en un área.

Separadamente, el registro fósil establece que se trasladaron de Australia a Indonesia, hace un lapso de tiempo que oscila por los 900.000 años, arribando a la Isla de Flores. Además se presume que su desaparición de Australia data de la llegada humana, hace unos 50.000 años.

Taxonomía del Dragón de Komodo

De acuerdo a Peter Antonie Ouwens, científico y militar neerlandés, quien presentó por primera vez su descripción de este gran lagarto en 1912, haciéndolo de manera oficial y protocolar. Lo cual le hizo alcanzar un mayor renombre, prestigio y respeto, ofreció los datos que actualmente se disponen los cuales son:

  • Reino: Animalia
  • Filo: Chordata
  • Clase: Sauropsida
  • Subclase: Diapsida
  • Orden: Squamata
  • Suborden: Lacertilia
  • Infraorden: Platynota
  • Familia: Varanidae
  • Género: Varanus
  • Especie: Varanus Komodoensis

 

Ficha Científica del dragón de Komodo

Los datos que componen la ficha científica del Dragón de Komodo son los siguientes:

  • Infraorden: Platynota
  • Familia: Varanidae
  • Género: Varanus
  • Hábitat: Áreas tropicales, bosques y sabanas
  • Distribución Geográfica: Islas de Indonesia Central
  • Hábitos o Desenvoltura: Diurna
  • Peso: Rango que oscila entre los 70 y 130 kilogramos
  • Longitud: Variación comprendida entre los 2 y 3,1 metros
  • Alimentación: Carnívora
  • Reproducción: Ovípara
  • Período de Incubación: 7 a 8 meses
  • Cantidad de Huevos: Un aproximado de 15 a 30 huevos
  • Longevidad: Normalmente un máximo de 50 años de vida
  • Estado de Extinción por la UICN: Vulnerable

Hábitat del Dragón de Komodo

Esta especie de animales venenosos, posee como hábitat usual las Islas de Sonda, ubicadas en el Archipiélago indonesio. Incorporando o integrando conjuntamente las Islas de:

  • Komodo
  • Flores
  • Gili Dasami
  • Rinca
  • Gili Montang
  • Padar

No obstante, el Dragón de Komodo, también se siente agradado de desenvolverse en otros espacios como lo constituyen:

  • Las playas
  • Elevaciones montañosas
  • Zonas costeras
  • Riberas de ríos, entre otras.

Es importante hacer mención que el Parque Nacional de Komodo, fundado en 1980, se establece con el objetivo de brindarle a esta especie el resguardo que necesita. Por ser este el único sitio en el mundo donde se encuentran, teniendo que esta, aparte de contener 3 islas de notable dimensión, igualmente le acompañan 26 de menor tamaño.

Cabe destacar que los ejemplares jóvenes de estos grandes lagartos, mantienen como su hábitat prácticamente continuo las partes altas de los árboles. Anexando a este las alternativas donde exista una vegetación si se quiere abundante donde el área se sienta cálida.

Igualmente se le observa a alturas en las que predominan los 500 y 700 metros sobre el nivel del mar, donde el área a transitar sea aparte de seca, cálida. Por lo que se presentan en zonas de:

  • Pastizal abierto
  • Tierras bajas
  • Pastos altos
  • Abundantes arbustos

También es normal que se dispongan a cavar madrigueras de menor hondada con el objetivo de mantener su calor durante las horas nocturnas. Aunque si consigue alguna solitaria, no dudará en asentarse con tranquilidad.

Por otra parte, si de gustos de espacios se trata, los Dragones de Komodo adultos, le dan prioridad a las áreas o zonas de Tipos de suelo predominantemente arenosos. Donde además prevalezca una vegetación moderada, que les permita trasladarse con su gran tamaño sin relevantes perturbaciones. En la que su temperatura favorita oscila por los 40 grados centígrados.

Comportamiento del Dragón de Komodo

El Dragón de Komodo, se destaca por tener un desenvolvimiento habitual diurno, siendo sus presencias nocturnas totalmente aisladas. Se mantiene solitario, teniendo compañía únicamente en el momento de aparearse o para compartir un animal muerto entre varios. Donde de forma impresionante espera el turno que se llevará a cabo de forma jerarca.

Esta se presenta siendo que los machos son los que primero se alimentan de la carroña, luego les siguen las hembras y machos presentes de menor edad y por último los jóvenes. Que siempre se mantienen en las alturas de los árboles y sólo bajan al ver que los grandes adultos se han ido del lugar.

Es común que diariamente recorran zonas que contemplen un área cercana a los dos kilómetros cuadrados. Donde la principal virtud, es que no se muestra dominante del perímetro, sino por el contrario no le incomoda encontrarse con otros igual a él.

Sólo los jóvenes poseen la habilidad de trepar los árboles en los que se mantienen y eso se los permite su poco peso, que al ser adultos se hace imposible de ejecutar. En la circunstancia en que perciba una amenaza, tendrá la reacción más brusca vista, donde lo primero que hará será abrir su gran boca. Luego emitirá silbidos, arqueará la espalda y por último con su larga, fuerte y poderosa cola dará latigazos. Ya con eso es suficiente para saber lo que vendrá.

En el momento en que se dispone tomar a su presa, adoptará la hábil postura de pararse utilizando sus dos patas traseras, en la que la cola será el apoyo en brindarle la estabilidad necesaria.

 

Características del Dragón de Komodo

El Dragón de Komodo se destaca por tener las siguientes prominentes características, las cuales son:

Gran Tamaño

Este constituye, la especie de lagarto de mayor tamaño, teniéndose que los machos poseen un tamaño y desarrollo considerablemente superior al de las hembras.

Gran Tamaño del Dragón de Komodo

Es común que las hembras alcancen un peso que oscile entre los 70 y los 75 kilogramos, siendo su longitud desde la cabeza hasta la cola con un aproximativo de 2,30 metros. Mientras que los ejemplares machos, un peso que oscila entre los 80 y los 95 kilogramos, con una longitud de 2,60 centímetros. Sin embargo, algunos registros han proporcionado datos de machos con un peso que alcanza y supera los 130 kilogramos, con una longitud que igualmente supera los 3,10 metros.

Los Sentidos

Posee una audición un tanto deficiente a pesar de estar provisto de oídos externos. Para tener una idea, los seres humanos, poseen la virtud de escuchar en un rango que oscila entre los 20 y 20.000 hertzios. Pero, los Dragones de Komodo no son tan beneficiados, debido a que su rango se encuentra entre los 400 y los 2.000 hertzios.

Su olfato, se maneja de la misma forma que la observada en los demás reptiles, es decir, posee el órgano de Jacobson. Que es lo que le otorga la facilidad de localizar y captar o percibir, además de distinguir los diversos olores. En este sentido, se ayuda sacando su lengua bífida, al ritmo de su caminar, donde a su vez no deja de mover su cabeza con distintos enfoques. Para que así sea más certero encontrar el olor que percibe, que puede sentir hasta con una amplitud de prácticamente los 10 kilómetros de distancia.

Para estos lagartos, el sentido de la vista es impactante, pues le es fácil visualizar lo que sea que se encuentre, en la que la distancia de 300 metros no es obstáculo. Teniendo además la virtud de divisar y diferenciar los colores, no obstante, se presume que para las horas nocturnas todo cambia por poseer conos visuales.

En lo relativo a sus escamas, estas están provistas de placas sensoriales, lo que significa que poseen una conexión directa a los nervios. Aparte, se tiene que en las orejas del Dragón de Komodo, la barbilla, el contorno de sus labios y en las plantas de sus patas, poseen placas sensitivas, las cuales se estiman que son tres o más.

Lengua Bífida del Dragón de Komodo

Piel

La piel de estos lagartos, poseen la particularidad de ser sumamente fuerte y consistente, en la que a su vez, se encuentra adicionada la protección de estar cubierta de escamas blindadas. Donde se dicen que son blindadas, por la razón de que poseen diminutos huesos que reciben el nombre de osteodermos. Teniéndose que los mismos poseen la virtud de cambiar de forma y además tornarse más osificados a medida que el lagarto se hace más avanzado de edad.

Es importante destacar que esta virtud de poseer osteodermos se desarrolla con el tiempo, lo que quiere decir, que ni las crías de animales de la especie, ni los jóvenes, la tienen en su piel. Por lo que son más vulnerables, siendo el principal motivo de que los jóvenes Animales Venenosos prefieran mantenerse en las alturas de los árboles, donde sienten la protección que necesitan.

Respecto a la coloración de la piel de los Dragones de Komodo, se observa que los adultos se destacan por tener un color que va de rojo grisáceo hasta la tonalidad de marrón, siendo de intensidad mate y homogénea. En cambio, los jóvenes lagartos de la especie, se caracterizan por tener un tono de piel verdoso, con bandas amarillas, juntos a otras de color negro.

 

Boca

El Dragón de Komodo posee una mandíbula provista de 60 dientes completamente afilados, listos para desgarrar lo que sea. Estos además, tienen el beneficio de volver a salir cada vez que se le caen, indistinto de la edad que le suceda, por lo que no hay inconveniente de perder una pieza. Cada uno de estos dientes puede medir hasta 2,5 centímetros y están recubiertos de lo que se denomina tejido gingival.

Por lo que cada vez que este lagarto se alimenta sangra porque se lo lastima y este es el motivo por el cual siempre se les observan mojados de sangre. Igualmente su saliva se encuentra constantemente mezclada de la misma.

La lengua bífida de color amarillo y muy alargada, a su vez, es el mejor elemento sensorial, porque esta le facilita percibir o captar los olores de todo lo que se encuentra a su alrededor, sin tomar en cuenta que sea a kilómetros de distancia.

Velocidad y Locomoción

Su velocidad de desplazamiento habitual oscila por los 5 kilómetros por hora, mientras que cuando necesita correr puede desplazarse hasta lograr un alcance que oscila por los 20 kilómetros por hora. Esto es posible en distancias cortas porque su gran peso, unido a las pequeñas patas le hace agotar rápidamente.

En este sentido la cola no le es una molestia, porque mientras el Dragón de Komodo se desplaza a alta velocidad su cola se levanta, es decir, no toca el suelo. Por otra parte, mientras la especie es joven posee la particularidad de poder trepar los árboles.

Pero tras alcanzar la adultez que le prosigue el peso, deja de ser un comportamiento pasando a convertirse en un impedimento. Otra virtud de estos lagartos es que son buenos en el nado. Aparte posee la particularidad de desplazarse balanceando su cabeza, cuerpo y cola hacia los lados, de modo normal y continuo.

 

Veneno y Factor Inmunitario Antibacteriano

El Dragón de Komodo es capaz de transmitir en su mordedura un potente veneno, el cual se halla en las dos glándulas presentes en la mandíbula inferior. Donde cada glándula a su vez segrega diferentes proteínas tóxicas, en la que su principal acción es impedir la coagulación sanguínea. Conllevando a que descienda la presión arterial y se produzca el desenlace fatal de la presa atacada. Por lo que queda demostrado que las bacterias presentes en su boca no son el motivo de la muerte de sus presas.

Respecto al factor inmunitario antibacteriano, se tiene que, en este lagarto, tras aislar su plasma sanguíneo, se obtuvo un potente y grandioso antibacteriano, que es el VK-25. Donde a su vez con lo obtenido, condensaron el DRGN-1, que es excelente para combatir los hongos y diversas cepas bacterianas. Ayudando a que una herida pueda tener una cicatrización, aun estando bajo la acción de una infección.

Alimentación del Dragón de Komodo

El Dragón de Komodo, es un animal totalmente carnívoro. Su preferencia alimenticia se adapta al sitio donde se desenvuelva. Donde los adultos, aparte de tomar cuanta carroña encuentren, también le es habitual cazar y comer, individuos jóvenes de su misma especie. Así como también los búfalos de agua, ciervos, jabalíes, serpientes, cerdos, cabras, caballos y hasta los seres humanos si se le presenta la oportunidad.

Por otra parte, los ejemplares jóvenes, bajan de los árboles para alimentarse de lagartijas, saltamontes, roedores, escarabajos, diversos mamíferos pequeños. También se aprovechas de las aves y de los huevos que estas tengan en sus nidos. Mientras que las crías, se alimentan prácticamente sólo de insectos. Se tiene, que después que este gran lagarto se alimenta, experimenta un metabolismo tan lento, que es posible que tarde todo un mes hasta que vuelva nuevamente a tener la necesidad de comer.

 

Reproducción de los Dragones de Komodo

Esta especie de lagartos, posee la ventaja de poder tener una reproducción tanto sexual como asexual. Lo que significa que alcanzan a reproducirse por medio de lo que se llama “partenogénesis”. Donde no hace falta que el macho fertilice a la hembra para que llegue a nacer una cría. Siendo producto del desarrollo de las células femeninas sexuales las cuales no han sido fecundadas.

Por otra parte, cuando se lleva a cabo el apareamiento de la especie, inicia con la búsqueda de la hembra, debido a que este animal se caracteriza por estar siempre solitario. Únicamente busca la pareja en el momento de aparearse, donde alcanzado el objetivo, se mantiene vigilando la zona para que la hembra no sea visitada por otro macho. Por unos día y en un rango de alrededor de los 2 kilómetros.

Cumplido el proceso, la hembra excavará y pondrá sus huevos, que serán un aproximado que no supera las 30 unidades. Luego se dispondrá a incubarlos por un lapso que oscila entre los 7 y los 8 meses hasta que eclosionan.

Eclosión de Huevo de Dragón de Komodo

Curiosidades de los Dragones de Komodo

Entre los datos curiosos de este particular integrante del grupo de Animales vertebrados, se encuentran los siguientes:

  • Son una especie originaria de Australia y luego se establecieron tras diversos acontecimientos en las Islas de Indonesia.
  • Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza o UICN, se encuentran en la “Lista Roja”, bajo la categoría de “Vulnerable” de extinción.
  • Es capaz de excavar madrigueras de hasta 9 metros.
  • Puede llegar a alimentarse de individuos generalmente jóvenes de su misma especie.
  • Se mantiene solitario y sólo busca compañía para aparearse.
  • Su reproducción puede ser tanto sexual, como asexual.
  • Por su metabolismo lento, puede llegar a comer hasta una vez al mes.
  • Lo que realmente le produce la muerte a su presa no es las bacterias de su boca, sino las toxinas anticoagulantes presentes en las dos glándulas halladas en su mandíbula inferior. Que segrega a través de la mordedura a su presa, bien sea por defensa o por alimentación.
  • Los machos pueden alcanzar una longitud que supera los 3 metros con un peso máximo que oscila por los 130 kilogramos.
  • Es capaz de distinguir los colores y su alcance visual se promedia por los 300 metros.
  • Los ejemplares adultos aparte de tener su piel gruesa y muy dura, está cubierta de escamas blindadas por pequeños osteodermos, que son osificaciones que pueden cambiar de forma.

Otras importantes peculiaridades

  • Puede pararse en las patas traseras usando su larga cola musculosa como soporte.
  • Cuando nacen las crías, pueden tener una longitud aproximada de 30 centímetros.
  • La longevidad del Dragón de Komodo puede llegar a los 50 años de vida.
  • Su capacidad auditiva es bastante disminuida.
  • Es buen nadador y puede lograr una velocidad a corta distancia de unos 20 kilómetros por hora.
  • Su lengua bífida le ayuda y permite percibir los olores hasta a una distancia de los 10 kilómetros.
  • Es completamente inmune a su propio veneno.
  • Su alimentación es solamente carnívora.
  • Los ejemplares jóvenes se mantienen en las alturas de los árboles, hasta que alcanzan un aproximado de 1,2 metros de longitud, que es a la edad promedio de 4 años de vida.
  • Sus madrigueras cumplen la función de darles frescura a su cuerpo durante el día, mientras que durante la noche le proveen el calor o ambiente cálido que necesitan.

Madriguera de Dragón de Komodo

(Visited 76 times, 1 visits today)

Deja un comentario