Gatos Siameses: características, alimentación, donde viven y más

Los gatos siameses destacan entre los más bellos de todos los felinos. Los contrastes de colores entre su piel y pelaje, más sus encantadores ojos, les confieren ese toque de romanticismo y misterio que suelen cautivar corazones. Por eso queremos contarte todo sobre ellos en estas breves líneas.

Gatos siameses

Orígenes de los gatos siameses

Lo primero que debemos destacar es que el gato siamés es una raza, aunque dividida en dos variedades. La primera es la más antigua o tradicional, llamada Tahi. Mientras que la segunda variedad es la moderna.

Pero si queremos saber de dónde viene este cautivante felino, debemos remontarnos a una historia algo incierta.

No obstante existen referencias de que estos gatos compartieron el palacio con el rey de Siam y su familia. Lo que nos ubica en los tiempos de la Tailandia, donde sólo podían ser criados por personas de la realeza.

Tal privilegio se debía a que le era concedido un carácter de gran pureza. La creencia se origina en el propio episodio del nacimiento de cada uno de estos gatitos, ya que llegan al mundo blancos como la nieve y para el pueblo de Siam ese era el color de la pureza. De allí su enorme notoriedad en aquella lejana época.

Compañeros en esta y en la otra vida

También se sabe de estos bellos felinos, que se les echaban dentro de la tumba de los monarcas de Siam, pero que podían luego salir por un orificio preparado para tal fin. Así quedaba se confirmada la teoría de que el alma de los reyes estaba dentro de esta enigmática criatura.

De esta manera podía estar presente en la coronación del siguiente monarca. De allí su halo de nobleza, muy superior a la de cualquier gato de otra raza.

Por su parte, el siamés Thai es una variedad dentro de la misma raza siamés de origen tailandés. Sería el equivalente al siamés ancestral que sirvió de origen al siamés moderno, como resultado de una planificación genética.

Guarda un gran parecido con el siamés moderno, sobre todo en el estándar de coloración, pero lo diferencian de éste sus formas redondeadas.

El siamés moderno fue introducido en Inglaterra en 1882. Ocho años más tarde, en 1890 llegaría a EE. UU.

Gatos siameses

Características de los gatos siameses

El gato siamés es un animal de porte mediano, con un cuerpo bastante esbelto y una larga cola que se estrecha en dirección a la punta.

Sus orejas son puntiagudas, vivaces e inquietas. Mientras que sus ojos están algo separados y muestran su característico color azul.

El pelaje de estos bellos gatos es bastante corto y muy suave. En tanto que el carácter de estos mininos es muy tierno. En este punto hay que resaltar que se trata de una raza de gatos sensibles, en extremo impresionables, pero con gran personalidad.

Su porte les ha valido la consideración de la casta de mininos más elegante del mundo y cuidado sino de todos los animales domésticos. De tal manera que se ha establecido un patrón de sus proporciones y otras características que aquí te detallamos:

  • Cabeza: de tamaño medio y muy bien equilibrada.
  • Ojos: de tamaño medio; suelen ser azules.
  • Orejas: de forma triangular, bastante más anchas en su base.
  • Cuerpo: alargado y buen definido.
  • Pelo: corto y fibroso, con bastante brillo. Llega a presentar coloraciones y tonalidades en base a blancos, aunque también puede ser de otros tonos fuertes.

Por otra parte, si te estás preguntando cuánto vive un gato siamés, no debes preocuparte, pues al igual que el resto de las razas alcanzan fácilmente los 12 ó 15 años.

Gatos siameses

Cuidados de los gatos siameses

Si estás pensando en comprar o adoptar a un ejemplar de los bellos gatos siameses, lo aconsejable es que lo hagas cuando el minino tenga tres meses de nacido.

El caso es que si lo haces antes no habrá tenido el tiempo suficiente para socializarse, tal como podrá hacerlo si permanece con su familia este tiempo de tres meses.

Pero si lo hacemos mucho después de ese tiempo, puede que nunca se adapte a nosotros. De tal manera que si tomamos uno de estos bellos gatos de entre tres y cinco meses de edad y le dedicamos el tiempo que se requiere, seguramente tendremos un minino adulto saludable, tanto física como mentalmente.

Otro consejo que debes tener presente, es que antes de decidirte entre macho y hembra, entiende que como ocurre con otros animales, los machos casi siempre son más grandes y bastante más impetuosos, por lo que tienden a ser más independientes. En cambio las gatas suelen ser más dóciles y tranquilas.

También se debe considerar que se trata de una criatura bastante activa y de gran vitalidad, por lo que requerirá espacio para moverse mucho.

Ciertamente son mininos inquietos, que cuando sienten que no son atendidos como ellos quieren, pueden llegar a ocasionar berrinches en casa.

Así que si lo que buscas es un gato apacible, lo mejor será decidirse por otra raza, ya que estos requieren practicar mucho ejercicio físico. Es de esa manera que logran conservar su forma delgada tan característica.

Educación con mano firme

Por otra parte, estos hermosos mininos necesitan ser educados con firmeza, debido a su tendencia territorialista y tozudez, lo que les dificulta entender cuáles son sus límites.

Si no son educados correctamente, pueden ocasionar destrozos, como dañarte el sofá o las cortinas, aunque en esto suelen ser creativos, así que puedes esperar cualquier cosa.

Para obtener resultados en este sentido, es preciso estimular las actitudes positivas y castigar las negativas.

Ten en cuenta que son unas criaturas complicadas de educar, aunque esto no resulta imposible. Pero debes armarte de mucha paciencia.

Higiene de los gatos siameses

Afortunadamente los gatos siameses son realmente aseados. Sin embargo se debe reforzar esta limpieza para impedir que el minino contraiga algún tipo de padecimiento.

Para lo cual resulta conveniente acostumbrar al minino a ser bañado debidamente. Esto desde debe hacerse desde que la criatura está bastante pequeña.

Específicamente se aconseja iniciar estos baños en su época de gatos siameses bebés. Es decir, antes de que alcancen los tres meses de edad, para lo cual es pertinente emplear agua tibia y champú especial para gatos.

Si se retrasa más el inicio se los baños, posiblemente se haga imposible poder bañar al minino, que seguramente emprenderá la huida. O peor aún, atacará con de arañazos a quien intente bañarlo. No olvides que en algún remoto lugar de su herencia sanguínea lleva algo del Tigre de Bengala.

Pero tampoco se debe dejar de lado el cepillado del pelo del minino. La ventaja es que como su pelaje es corto, no será necesario hacerlo diariamente. Aunque sí tendrás que cepillarlo una vez a la semana mínimamente, pues así impedirás que se formen pelotas de pelusa que obstruyan eventualmente su actividad intestinal.

Esperamos que te hayan servido estas ilustraciones sobre las características de los gatos siameses.

(Visited 137 times, 1 visits today)

Deja un comentario