Leche Maternizada para Gatos: Todo lo que Debes Saber

Los gatos bebés se le debe suministrar leche maternizada para gatos es el alimento especial para que el gato bebe obtenga las vitaminas necesarias y el desarrollo del sistema inmunológico con la ventaja de obtener un organismo sano con el pasar del tiempo hasta su edad adulta.

leche maternizada para gatos 10

¿Qué es la Leche maternizada para gatos?

La leche maternizada artificial es un sustento que podemos comprar en cualquier consultorio u clínica veterinario y, sin embargo, no es tan efectivo como la leche materna, cubre las necesidades nutricionales de los gatitos. En esta fase requieren cerca de veintiún a veintiseis calorías por cada cien gramos de peso. Temporalmente podemos sustituirla por una receta de leche maternizada de emergencia.

La leche materna debe cocinarse justo antes de suministrarla a los mininos y debe ser dada a los felinos con inyectadoras o chupas de tetero estériles. Lo correcto es que cada pequeño tenga su propia chupa. Se aconseja no alistar la leche con anticipación, pero si tuvieras que hacerlo, debes mantenerla en la nevera a una temperatura máxima de 4°C, y jamás debe durar mas de dos días.

Las jeringas son más apropiadas para  Cómo alimentar a un gato bebé de menos de un mes de nacido ya que las chupas de teteros son muy grandes para los gatos bebes o tienen un orificio de líquido bastante grande para ellos.

La leche debe darse a un temple de 37 a 38 grados centígrados, es preferible calentarla al baño maría ya que si la calientas al microondas se formarán burbujas muy calientes de líquido y otras muy frías. El gatito debe descubrir el instinto de absorción para lograr alimentarlo con el tetero de no ser así podría inducir problemas de ingestión. Si no es así consulta con el veterinario.

leche maternizada para gatos 11

Los gatos pueden beber leche de vaca

Como todo ser vivo al nacer la leche materna, es el alimento correcto para poder obtener la alimentación necesaria de la misma manera el gato bebé necesita de su madre para poderlo amamantar, pero qué podemos hacer cuando esto no pasa. Sin duda surge la pregunta si podemos darle de beber leche de vaca, pero sabemos si su consumo es perjudicial para la salud del animal.

Como sabemos la leche de vaca está compuesta de lactosa, la cual en la última década ha bajado su reputación ya que se han presentado muchos casos de personas que son intolerantes a la lactosa. En el caso de los animales mamíferos la leche de vaca es difícil de digerir por su consistencia tan densa,el sistema digestivo tiene un proceso que se va desarrollando en el pasar de los años y se va acostumbrando a diferentes tipos de comida.

Los gatos que son amamantados por sus madres tienen una alta producción de la casa que es una enzima y es la que digiere la lactosa presente en la leche materna. Cuando se produce el destete está encima tiene menos producción en el organismo, esto permite al animal prepararlo para su próximo alimento y dejar el consumo de la leche materna y buscar su propio sustento.

La leche maternizada de gatos su composición es totalmente diferente a la de las vacas ella presenta menos lactosa, así que en el momento de preparar la leche maternizada para gatos es necesario utilizar la leche de vaca sin lactosa, también está la opción de la leche de cabra que cuenta con un porcentaje de lactosa.

Los gatos adultos pueden beber leche

Siempre hemos visto que el gato sea adulto o pequeño le gusta ingerir leche, pero a medida que el gato va creciendo cómo lo explicamos anteriormente va disminuyendo la producción de la enzima de la lactasa, dando como resultado que presente algún tipo de intolerancia a la lactosa.

Procesos recomienda acostumbrar al gato a una alimentación para que cuando sea adulto tenga los nutrientes necesarios para poderle brindar una buena salud. En su dieta se puede incluir alimentos para gatos comerciales alimentos húmedos y algunas recetas caseras.

3 recetas caseras para preparar la leche maternizada para gatos

Si tienes un gatico lo ideal es llevarlo al médico veterinario para que te pueda decir si el gato bebe todavía se encuentra en el período de lactancia materna, si es afirmativo el veterinario te indicara cual leche maternizada para gato es la recomendada para poder seguir con la nutrición necesaria.

En nuestros días existe en el mercado comercial marcas de leche maternizada para gatos, que son una opción a la hora de seguir con una buena alimentación para el gatico. Podemos nombrar dos marcas de leche maternizada para gatos más reconocidas:

  • Royal Canin.
  • Whiskas

No obstante, también existe la posibilidad de darle leche maternizada para gatos lo más natural posible y a continuación te mostramos tres recetas para preparar leche para gaticos casera:

Receta 1

Como ya hemos mencionado hay que tomar en cuenta los nutrientes que necesita el gato bebe para así poder preparar la formula correcta de componentes:

  • El amarillo de un huevo.
  • 250 ml de leche completa sin contenido lácteo.
  • 150 ml de crema de leche, con un cuarenta por ciento de grasa.
  • 5ml de miel pura, también se puede usar glucosa en el caso de no tener miel que es lo más recomendado.

Receta 2

Es una preparación a base de leche de cabra, cuya composición es muy parecida a la del gato lo que beneficia a una buena digestión los ingredientes son los siguientes:

  • 250 ml de leche de cabra.
  • Una yema de huevo.
  • 150 ml de yogurt griego descremado sin contenido lácteo.

Receta 3 (especialmente dirigida a gatitos con desnutrición)

Generalmente los gaticos son abandonados y rescatados, y no cumple con el período de lactancia que le provee mama gato, trayendo como consecuencia la posible desnutrición del gato bebe y así mismo cualquier tipo de enfermedades mortales ya que sus defensas están bajas por la falta de desarrollo del sistema inmunológico.

Para esos casos te enseñaremos como preparar una receta casera, que servirá de energético, dando como resultado la sustancia ideal para restituir la falta de nutrientes en pocos días de empezar a suministrarla. Recuerda que es importante tener al veterinario al tanto de esta preparación para que te pueda ayudar si se presentan efectos secundarios por la cantidad excesiva de proteína y de grasas que contiene esta preparación de leche maternizada para gatos.

Los ingredientes para la leche maternizada son:

  • 200 ml de leche completa sin adictivo lácteo.
  • Un huevo solo el amarillo.
  • 15 g de caseinato de calcio proteína de valioso importe orgánico propia de la leche.
  • 10 g de mantequilla.
  • 5 ml de miel pura.
  • 25 ml de crema de leche con cuarenta por ciento% de grasa de preferencia.

leche maternizada para gatos 12

Preparación general de las recetas

La preparación de las tres recetas es simple solo debes iniciar con la mezcla de los ingredientes indicados en cada receta:

  • Revuelve los ingredientes en un envase hasta que la leche tome un color amarillento y más consistente que lo normal.
  • Para calentar la leche para gatos bebes en una olla en baño de maría cuando llegue a los 37 grados centígrados verterla en un tetero o jeringa estéril para poder suministrarla.

El preparado de estas recetas de leche maternizada para gatos dura de uno a dos días posterior a su preparación, debes mantenerla en la nevera para evitar que se dañe.

¿Cuánta leche necesita consumir un gato cachorro?

El importe de leche que debe tomar un gatito varía en armonía a los requerimientos energéticos diarios que necesite cada gato y los mismos cambian mientras el gato va desarrollándose y aumenta de peso ganando un poco de masa muscular. Aunque, la cantidad recomendada es de cien gramos de peso, se le administre veinte calorías en el día.

Cuando la mamá gata los amamanta es frecuente que los gatos cachorros ingieran la leche mediante cantidades pequeñas; asimismo, es viable que se alimenten cerca de 20 tomas al día. Normalmente, en cada toma los gatitos ingieren entre 10-20ml de leche, sin embargo, poseen una condición estomacal de poco más o menos cincuenta mililitros. En tanto que el intervalo de espacio que existe entre cada toma, los gatos bebés suelen asimilar la leche y captar los nutrientes que la misma les ofrece.

leche maternizada para gatos 6.1

Alimentado gatito bebé

Cuando se le ofrece leche maternizada casera a un gato bebé, es obligatorio cerciorarse de darle varias veces al día, constantemente respetando tanto sus periodos de siestas como de digestión.
Lo más recomendable es darles entre seis y ocho tomas por día en intervalos que ronden las tres a cinco horas.

Resulta esencial conservar la puntualidad en cuanto a la nutrición de los gatitos y comprobar de jamás dejarlos sin alimento por períodos mayor a las horas indicadas.

Cabe recalcar que los repentinos cambios alimentarios, al igual que la abundancia de leche y los intervalos exagerados de tiempo entre las tomas, podría ocasionar que los gatitos desarrollen síntomas de estrés y manifestarse con los vómitos y diarreas.

Tres recetas caseras de papillas de destete para gatos bebés

Generalmente se suele oír conversar en lo referente el destete como un instante, sin embargo, lo auténtico es que consiste en un procedimiento que todos los mamíferos suelen sentir; por lo que conviene asumir que no solo es un cambio alimentario. En realidad, es la introducción entre la fase de bebés y la existencia adulta, en la cual el gato tiene que considerar la medida para independizarse de su mamá y subsistir por cuenta propia.

Ese es el impulso por el cual es fundamental cumplir con la edad del destete cuando se toma la determinación de acoger una nueva mascota y llevarla a la vivienda mientras todavía es un bebé.Cuando los gatitos crecen y son amamantados por su mamá, suele ser usual que la curiosidad relacionada a su tendencia le impulse a querer comprobar con la comida de la madre, lo cual normalmente comienza a suceder durante su primer mes de vida, ya que es en esta época que sus dientes comienzan a crecer.

En el punto en que el gato bebé cumpla un mes  de vida será factible empezar a darle alimentos sólidos, no obstante, lo más adecuado es hacerlo con comida para gatos bebes y alimentos húmedos en papillas para poder facilitar la masticación y seguidamente una fácil digestión.

Una vez ya tengas todo el conocimiento necesario, te presentamos una lista de tres recetas caseras para poder seguir con una buena nutrición para el beneficio del gato:

Receta 1: papilla de leche maternizada casera y pienso balanceado

Los ingredientes para la primera preparación son los siguientes:

  • Una taza de pienso formulado para gatitos bebes.
  • Una taza de leche maternizada casera a temperatura de 37 grados centígrados.

Preparación de la papilla: Lo primero que se debe hacer es calentar la leche en un envase como ya lo hemos indicado en baño maría, agregar la taza de pienso o gatarina, deja reposar la mezcla por unos minutos o hasta que la gatarina esté totalmente blanda. A continuación, coloca la mezcla en la licuadora hasta conseguir que la mezcla tome la consistencia de una papilla, se recomienda servirle al gato bebe la papilla templada o tibia.

Esta mezcla es recomendada para que los gatos bebes se vayan acostumbrando a este tipo de alimentación, ya que esta leche tendrá un nuevo sabor que es la gatarina que es el alimento con el que se alimentara en el futuro. Y de esta manera el gato obtendrá los nutrientes necesarios para un desarrollo saludable.
Hay que tener en cuenta que la inclusión de alimentos sólidos al gatito es progresiva a la mano de la alimentación natural que le provee la mama gata.

Así pues, se le dará las papillas comenzando con una por día, y se le irá aumentando gradualmente hasta que solo se nutra con el alimento solido totalmente en el día. Recuerda que es importante que el veterinario esté al tanto de todo este procedimiento por posibles efectos secundarios.

Receta 2: papilla casera de pavo/pollo y zanahoria

Son necesarios los siguientes ingredientes para su preparación:

  • 1 zanahoria.
  • Agua hervida
  • 150 gramos de pechuga de pavo/pollo.

Preparación: Es una receta fácil y sencilla de preparar y es perfecta para los gatitos, ayudando a el complemento necesario y la inclusión de alimentos más sólidos. Colocar la pechuga de pollo o de pavo y la zanahoria pelada y picada en una olla con agua, llevar a fuego alto, en el momento que la pechuga y la zanahoria estén blandos dejar reposar un poco para poder licuar hasta el punto de papilla. Darle la papilla al gato bebe cuando esta tibia.

Receta 3: papilla casera de hígado de pollo

La elaboración de esta papilla necesita los siguientes ingredientes:

  • Agua
  • 200grs de hígado de pollo.

Preparación: Es una receta de papilla la cual es viable adecuar con el término de combinar un exquisito paté hogareño para los gatitos bebés; con la intención de lograr la papilla es indispensable cocer los hígados con una gran cantidad de agua incluso que los mismos se encuentren estupendamente cocidos.
Posteriormente, hay que dejarlos templar durante 10 minutos previamente de licuar con cien mililitros del agua tibia usada para su hervido.

Es obligatorio tener presente que hay que dejar que la papilla se enfrié convenientemente previamente de proporcionársela a los gatitos. Cabe indicar que, con el propósito de lograr conseguir un paté blando, es necesario con filtrar los hígados perfecto inmediatamente de hervirlos y aplastarlos levemente usando un utensilio o en su lugar, pasarlos a través de la procesador de alimentos.

Control de pesos de gatitos al nacer

El peso en el momento de nacimiento del gato bebe es un elemento significativo de diagnóstico. Está determinado que un bajo peso al nacer está vinculado con la amenaza de las enfermedades de los recién nacidos. Una investigación demuestra que 59% de los gatos muertos-nacidos o muertos algunos días tras el parto tenían un peso inferior al nacer. Si la gata recibió una nutrición inadecuada para su período orgánico en el transcurso de la gestación, el peso de los gatitos puede encontrarse afectado.

Al mismo tiempo, los bebes gatos con un peso de inicio escaso tienen un metabolismo más alto y necesidades energéticas más altas. Están más predispuestos a la hipoglucemia. Para archivar los datos, te recomendamos que anotes todos los días en una hoja el peso de los gatitos, por lo menos en un lapso de quince días seguidamente al nacimiento . El peso de nacimiento frecuente de un gatito se encuentra entre los noventas y los ciento diez gramos.

Los Gatitos Bebés deben adquirir unos quince o treinta gramos todo los día durante los treinta días y como peso mínimo de siete a diez gramos diarios y debe con medio mes de nacido duplicar este peso. Justo en ese momento irá aumentando progresivamente entre cincuenta cada siete días.

No hay diferencia de peso por género en las primeras semanas de vida. Una baja de peso puede ser tolerable si no supera los diez por cientos diarios y solo si afecta a una parte de la camada de gatitos. Pero si toda la camada presenta pérdida de peso es conveniente examinar el porque para poder tratarlos a tiempo, visita al veterinario en caso de ser necesario. Si el peso de un gatito disminuye cada día, la comida es probablemente insuficiente o de mala calidad.

(Visited 123 times, 1 visits today)

Deja un comentario