Microchip para Perros: ¿Para qué Sirve?, Características y más

Un microchip para perros es un utensilio tecnológico de gran importancia en la localización de animales pertenecientes a grupos de élite, resulta familiar para artistas y personas famosas tener el control y conocer exactamente los lugares que transitan sus animales.

microchip para perros

¿Qué es el microchip para perros?

El microchip es un artefacto tecnológico de gama alta que es implantado quirúrgicamente en la piel de los perros, específicamente en zonas laterales del cuello, algunos por preferencia y recomendación profesional lo hacen en la región izquierda, normalmente se implanta a través de una inyección en la que el animal no experimenta ningún tipo de sufrimiento o malestar.

Se reconoce profesionalmente que este tipo de implantación no causara efectos negativos en la salud del animal ni se registra la presencia de signos o cuadros clínicos que despierten algún tipo de falla o alergia en perros. Este procedimiento debe ser practica por un profesional en la materia aun cuando no se requieren de diligencias extravagantes se recomienda sumo cuidado al momento de aplicarse la inyección.

Este microchip funciona como una mini capsula que una vez incorporada en el cuerpo del animal, quedara sujeta internamente hasta que el animal muera. Los registros de fallecimientos por este chip son nulos y realmente no hay irregularidades ocurridas por la implantación de dicho chip. Sirve mucho para el cuidado de los animales.

¿Es obligatorio el chip para perros?

En ciertas zonas donde existen leyes y legislaciones sanitarias para la domesticación de animales domésticos, zonas como ESPAÑA, emplean el uso de normativas aun para la crianza de animales, tal es el caso de los perros, por ejemplo, es necesario que tengan implantado dicho chip, es una norma y ley que se cumple a cabalidad.

En otros países y zonas, con menos normativas su uso es menos indispensable, realmente todo depende de la localidad y el sitio, pero es necesario la aclaratoria acerca de esta interrogante, debido a que cada país funciona de acuerdo a sus normas independientes y su regulación gubernamental es ajena a cualquier otro país.

Aunque su uso no es vital en la vida del canino, se recomienda la implantación de tal chip para fines muy prácticos de la localización del animal, con respecto a su uso, suele ser ampliado en países con mayor índice de desarrollo, por ejemplo, en zonas donde existe mayor tecnología, y mayor emprendimiento los chips implantados responden a mejores acciones y usos de acuerdo a las especificaciones dadas por el fabricante.

microchip para perros

¿Para qué sirve el microchip para perros?

El uso principal de la implantación de micro chips es para lidiar con los lugares que el animal transita y dar con su localización especifica cada vez que se quiera, sin embargo, un uso más amplio de este artefacto incorpora la vinculación de los datos del canino con su respectivo dueño, realmente se llena una ficha en la cual se registran rasgos del animal y los correspondientes a su propietario.

Se registran en dicho chip datos como localización actual de canino, lugares o ruta recorrida por el animal en las últimas 24 horas, nombre del dueño, oficio y ocupación de su propietario y demás datos que sean de utilidad y conecten fácilmente al dueño con el animal en caso de que este se extravié o pierda de su lugar de origen.

Un uso fantástico que se le ha dado a dichos micro chips, es poder ubicar de formar rápida, a los dueños con sus mascotas en caso de que el animal este retirado de su lugar de residencia. De forma muy rápida los animales se ubican evaluando su ruta transcurrida y de forma sencilla se obtiene su localización a partir de un GPS integrado. Que un can se extravié en la calle realmente ya no es un problema.

¿Cómo funciona el microchip para perros?

El microchip funciona al inscribirlo en la base de datos de comparación según el lugar de la habitación. Para hacer esto, se recopila la información del perro con respecto a su fecha de nacimiento, nombre y raza, al igual que la persona que se mostrará como el propietario actual del animal.

Es particularmente importante registrar sus datos de contacto, que deben actualizarse constantemente para que funcione el marco de prueba reconocible. En consecuencia, la biblioteca debe ser educada con respecto a cualquier ajuste en la ubicación o el número de teléfono y la posesión debe cambiarse si el perro cambia de propietario.

Cada microchip tiene un número especial, que distinguirá extraordinariamente a la criatura que lo usa. En el momento en que se encuentra a un perro, es concebible ver si tiene o no el microchip. Para hacer esto, un dispositivo conocido como “lector de microchips” se le pasa por el cuello al animal.

Los veterinarios y algunos especialistas, por ejemplo, Seprona tienen estos lectores. En el caso de que el perro sea un animal con microchip, el número único de su chip aparece en el peruser. Al ingresarlo en la base de datos relacionada, se muestran todos los datos con respecto al canino y su propietario, por lo que es posible comunicarse con él de inmediato.

Los veterinarios son los expertos aprobados para obtener esta información e identificar al propietario. Teniendo en cuenta la actividad del chip, se comprende su conveniencia con respecto a la recuperación de los caninos perdidos o el anuncio de casos de abandono, mal uso u obligación del propietario a causa de daños a los extraños en los que podría incluirse un perro.

Por otra parte, la placa de identificación en el escote también se requiere y permite que la información del propietario se vea mucho más rápido que utilizar el chip. Por lo tanto, en caso de que el canino se pierda y alguien lo descubra, no tiene que ir a un centro veterinario para examinar los datos del chip, puede llamar directamente al número de teléfono que aparece.

¿Todos los microchips están dados de alta?

No necesariamente, puesto que el chip solo indica que el ultimo o actual propietario del animal se aseguro de garantizar su localización en caso de extravió, la condición del animal es realmente otro asunto, se puede asumir de hecho que solo con el micro chip se asocia los datos del actual dueño, pero no se registra si es un animal dado de alta o no.

Requisitos para poner el chip a un perro

Para incrustar el microchip en un perro, es importante cumplir con una progresión de obligaciones previas: Primordialmente el propietario debe tener más de 18 años. La criatura debe alistarse obligatoriamente en el corredor de la ciudad. De lo contrario, puede inscribirse una vez que se haya colocado el microchip de forma alternativa en los registros virtuales.

El canino debe tener un diagnostico veterinario. En el caso de que tenga una identificación, el número de microchip también se incluirá en este informe. La información del chip debe actualizarse progresivamente y considerarse si se cambió de dueño o no.

¿Cuánto cuesta el microchip para perros?

Poner el microchip en un canino es una demostración tecnológica en la que, a pesar de configurar el conector en sí, la información del perro y el propietario debe estar incluida en la biblioteca en comparación con el lugar del hogar. Esta estrategia requiere de ser terminada por un veterinario autorizado.

Está más allá del ámbito de la imaginación esperar discutir un costo responsable para el artefacto, ya que hay muchas variedades a nivel topográfico e incluso la suma puede diferir comenzando con una instalación y luego con la incorporación de otros artículos para la localización del animal.

Esto se debe a la forma en que las universidades veterinarias establecen una corrida de valor sugerida y, en el último caso, los expertos deciden la suma que incorporan en su centro. Por lo tanto, el costo del microchip oscila entre 25 y 50 euros. En el mercado su precio suele ser diverso, pero no pasa los 50 euros.

El costo del chip en los sabuesos es razonable si se estiman sus puntos de interés y se considera que se coloca solo una vez. En cualquier caso, algunas personas se interrogan si es posible poner el microchip de forma gratuita.

La implantación de un microchip requiere realmente de un costo, se considera que es un artículo manufacturado y por tal razón no puede ser de distribución gratuita, su valor compensa el costo de gastos asumidos en los procesos asociados a su creación. La incorporación de un micro chip por lo general lo efectúan familias de clases élites y condiciones de vida muy favorables y sin problemas asociados al costo del bien.

La implantación de un chip en los perros se ha caracterizado por ser un excelente instrumento para el monitoreo de los perros. En caso de desgracia, o alguna situación que atente contra la vida de la criatura, en caso de que alguien lo lleve a un lugar lejos de su residencia se podrá delimitar de inmediato.

El microchip actúa como un marco de caracterización de criatura electrónico en general compuesto por dos secciones: una es simplemente el microchip y la otra es el contenedor por el que se asegura. Este estuche está hecho de vidrio delicado y biocompatible (no causa sensibilidades) y es tan chico como un grano de arroz.

El proceso de colocación del chip debe ser completado por un veterinario. El maestro introduce el recipiente en el cuerpo de la criatura, en el cuello, y lo empuja a través de un inyector una vez que ha atravesado la piel.

Cada uno de estos dispositivos de chips tiene muchos símbolos de dígitos especiales guardados, algo así como la caracterización de la criatura. Este microchip se establece solo una vez en la vida de la mascota y permanece en su cuerpo hasta el final de los tiempos.

microchip para perros

Los antecedentes reconocidos con el perro se enlistan en el registro de datos del Censo Canino que tiene cada corporación independiente, en la que se guardan los datos asociados con cada chip. La edad perfecta para situar este chip es de un mes y medio o dos meses.

(Visited 22 times, 1 visits today)

Deja un comentario