San Bernardo: Características, Temperamento, Cuidados y más

El san bernardo es un prominente canino de gran volumen y majestuoso aspecto, se considera un can proveniente de una de las familias más antiguas del reino animal y su conservación original ha perdurado con el paso del tiempo, es majestuosa su presencia, es por lo que es un animal especial.

San bernardo

Características físicas de la raza San Bernardo

El San Bernardo tiene una apariencia física afortunada, con una altura de más de setenta centímetros de estatura para los machos y 65 cm en las perras, en general se dice que más que gigantesco, es un monstruo en volumen y aspecto, es tan sorprendente como encantador tal como el pastor holandés que es hermoso.

Su peso puede variar en algún lugar en el alcance de setenta y noventa kilos, es sólido y excitado, con una enunciación algo más extraordinaria cuando tiene una extensión disminuida (mordaza tintada opaca) aunque nunca maliciosa. Son una de las características que hacen de este surtido un canino diferente y especial.

Color

El sombreado fundamental es el blanco con manchas de color rojozo oscuro, sus colmillos son manchados y bastante grandes, su pelo lo cubre hasta que da forma a una capa sólida de color terroso rojizo incesante en la parte posterior y los costados es muy llamativa y sedosa como el pelaje del boyero de berna.

San bernardo

El pelaje del canino de San Bernardo es sensible, de tamaño mediano, blanco y rojo o blanco y amarillo natural, de vez en cuando con manchas tenues. Los perritos juveniles de San Bernardo tienen un encubrimiento más suave y esponjoso, al igual que los juguetes delicados y esponjosos.

Cabeza

Su cabeza es tremenda en volumen, es realmente enorme independientemente, por su cuerpo monstruoso, que incluye una nariz excepcional característica de esta familia.  Nariz que asustará a los delincuentes ya que tiene una mandíbula gigantesca y probablemente una de las más grandes conocidas, es mejor ganarlo como amigo.

San bernardo

Aspecto general

El San Bernardo es un canino enorme, exquisito y sólido, activo, su aspecto es cordial, tranquilo, es un canino bien intencionado. En su mayoría parte de ser manso y amigable, es extremadamente fiel y dedicado a sus señores, no importando su tamaño es dulce como el alaskan malamute.

Es particularmente razonable para los jóvenes para quienes está especialmente atraído, razón por la cual es apodado “Caretaker Dog”. Es lo suficientemente grande como para garantizar un buen lugar espacioso en la familia. Es un animal sumamente tranquilo. Realmente es uno de los pocos caninos de tamaño prominente que es por naturaleza tranquilo y sereno.

Proporciones importantes

Se considera que es un animal de tamaño grande, de volumen muy espacioso y con extremidades alargadas, es un can que suele abarcar siempre un considerable espaciado cuando se acuesta o se sienta, su tamaño enorme lo hace más atractivo para los infantes que disfrutan mucho más de su compañía ya que pueden abrazarlo con más y más libertad que a otros caninos más pequeños.

Mandíbulas y dientes

En este tipo de canino su anatomía suele ser muy voluminosa, su mandíbula también lo es, esto expone por lo tanto que este can tiene dientes mucho más grandes en tamaño que los de otras familias de caninos, es una estirpe canina muy respetable y reconocida no solo por las personas y su origen sino también por su protagonismo en cine y televisión.

San bernardo

Su mandíbula se adapta proporcionalmente a estatura y fácilmente es engañosa, debido a que comunica mucha agresividad y genera un poco de temor cuando mastica, pero solo es una impresión, porque es un can sereno y amigable, más con quien se gana su corazón.

Carácter y comportamiento del perro San Bernardo

Tan grande como su tamaño es su corazón, cargado de calidez hacia su familia que intentará constantemente mantenerlo alegre. Realmente se considera que es un canino muy compaginador con los niños, se puede fácilmente incorporar e involucrar dentro de la familia, donde sentirse adorado, es una de sus necesidades según profesionales en veterinaria.

El personaje de la raza de perro san Bernardo es honorable, amoroso, vivo, consciente y genial. Nunca podría lastimar a un pariente, aunque debido a su enorme tamaño es concebible que ocasionalmente jugar con alguien se torne un poco brusco.

Independientemente de ser un compañero increíble para sus amigos y familiares, también es un perro inteligente y perspicaz con una alta naturaleza defensiva. Si se da cuenta de que alguien está tratando de lastimar a su familia, reaccionará fácilmente, y protegerá a sus familiares de cualquier peligro.

Con una socialización decente inculcada desde la edad precoz del perro y el adiestramiento necesario, este goliat será un participante único en la familia, donde ganará toda la atención en un tiempo rápido, es interesante como conquista el corazón de las personas, es fiel y leal.

San bernardo

Lo más conveniente es brindarle una crianza tranquila, se recomienda incorporarlo en todas las increíbles actividades de recreación de manera que, el pueda adaptarse a un entorno familiar de forma espontánea, porque se sentirá que es amado y tomado en cuenta.

¿Qué tal se lleva con los niños pequeños los San Bernardos?

Su conducta con los más pequeños de la casa es excelente, constantemente preparada para jugar y hacer grandes recuerdos con ellos. Nunca podría lastimar deliberadamente a un individuo de su familia, por lo que los jóvenes y un san Bernardo formarán un grupo increíble, tenga presente que todo irá de la mano con su formación desde que es un cachorro.

No obstante, no se debe pasar por alto que los niños son excepcionalmente perversos y versátiles, y que este compañero canino es extremadamente grande. Se debe tener siempre cuidado de mantener una distancia prudente de los contratiempos automáticos cuando juegan, son fieles y sen no tiene discusión alguna, empero hay que considerar la prevención.

San bernardo

Cuidados recomendados para un perro San Bernardo

Como se ha demostrado al principio, esta variedad no se sugiere para un dominio familiar irresponsable, ya que requiere una progresión de ciertas consideraciones a tener presente, es de interés que cada modalidad sea tomada en cuenta al momento de adoptar un perro con estas características que son realmente fáciles de aprender.

Los perritos jóvenes de San Bernardo se vuelven rápidos, pasando de ser un pequeño juguete suave a un canino gigantesco. Debido a esto, será importante cuidarlo con una alimentación excelente y con condroprotectores para tratar sus articulaciones, lo importantes es tener un buen experto que le ayude con el desarrollo y formación de este especial amigo de cuatro patas.

En el momento en que sea adulto, puede llegar a noventa kilos, lo que implica un consumo excepcionalmente alto de alimentos. En la administración de insumos se debe ser proactivos ya que necesita comer todos los días y, además, en todos los casos, alimentos de primera categoría que tengan los complementos suficientes y requeridos.

Todos los costos están en relación con su tamaño, por lo que en el caso de que vaya al veterinario y le recomiende un medicamento o en el caso de que deba conseguirle una cama, todo costará menos que si su perro fuera pequeño (considerablemente menos), pero la calidad tiene un costo y este especial amigo lo vale.

Es todo menos un canino para vivir en la ciudad o el nivel familiar común, necesita una tierra excepcionalmente amplia donde sentirse libre y alegre, donde pueda jugar, donde pueda correr. En la montaña en una casa de la nación, será el canino más alegre en el planeta, es amante del entorno natural porque puede disfrutar al aire libre.

Necesita su tiempo de relajación, y es que el San Bernardo es realmente un canino tranquilo al que le gusta tomar siestas y descansar tranquilamente. Se debe cepillar día a día, de esta manera, se promueve la eliminación de residuos e insectos que sean hospedados en la piel del can. Con esta acción se busca alejar a los parásitos potenciales.

Es todo menos un admirador del calor, es una variedad que aprecia los ambientes fríos, por lo que en verano se debe alejar de las terribles estaciones estresantes y calientes.  Para esto, se debe caminar solo cuando el sol no sea excesivamente sólido (amanecer y anochecer), a pesar de establecer un lugar agradable y fresco en casa, considere lo que amerite y necesite, se lo agradecerá de por vida bríndale amor y te lo devolverá.

¿Cómo es la salud de un perro de raza San Bernardo?

En líneas generales, es una variedad sólida y fornida que apenas presenta problemas médicos genuinos. Debido a su rápido desarrollo, como un pequeño perro se debe mejorar la nutrición a pesar de su rutina de alimentación cotidiana, contando con un excelente experto que lo oriente en todo lo alusivo esta estirpe canina tan hermosa y reconocida en el mundo.

En su mayoría y en parte, el calcio y los condroprotectores, con el objetivo de que tanto los huesos como las articulaciones se vuelvan sólidos y se mantengan bien son de importancia para su buen crecer y desarrollar como conviene a un animal de su clase y volumen.

A nivel general, es un canino voraz, por lo que continuamente se debe evaluar su régimen de alimentación para evitar que tenga sobrepeso. Un Saint Bernard con sobrepeso puede tener numerosos problemas médicos, desde murmullos cardíacos hasta displasia de codo o cadera, para ello hay que cuidar con mucha atención e interés no solo su nutrición sino también su higiene y que ama para mimarlo y consentirlo como merece.

Sus ojos y oídos son los órganos más sensibles de esta variedad, a pesar del hecho de que será suficiente limpiar sus oídos una vez por semana y examinar sus ojos para abstenerse de contraer enfermedades, por ejemplo, conjuntivitis, mal que provoca mucha irritación en sus ojos y les causa dolencias que hay que tratar con la ayuda del veterinario si se llegara a presentar.

Siguiendo un plan de inmunización dirigido por el veterinario y la comparación de desparasitación interior y exterior, el San Bernardo mantendrá un gran bienestar a niveles generales si lo cuida con toda responsabilidad y compromiso viendo que es un amigo que de por vida tendrá a su lado y en su casa.

Educación y adiestramiento del San Bernardo

El San Bernardo es un canino bien dispuesto, aunque debido a su gran tamaño será absolutamente importante enseñarlo adecuadamente a tratar a las personas y enseñarle a como actuar cuando tenga humanos cerca, aprenden muy rápido y entienden cada palabra que se les enseñe.

En el caso de que el San Bernardo se crie desde que es un perrito, lo perfecto es mezclarse todos los días con él para que se acostumbre a estar con personas y se pueden implementar acciones recreativas con diferentes caninos, y criaturas porque no son peligrosos si los adiestra bien.

En el caso de que se haya recibido siendo el ya un adulto, se hará lo mismo con el canino de modo que se logre compaginar con él de forma espontánea. El entrenamiento esencial consiste en decirle su lugar en la familia, es decir, no permitirle entrar o salir antes que las personas, no permitirle subirse al sofá o nuestra cama, pedirle que se tumbe antes de ponerle comida.

Imagine que un canino de 90 libras se mete en un charco y sale rebosante de barro con la expectativa de rebotar sobre usted para jugar. ¿No diría que es esencial para él darse cuenta de cómo cumplir con un “No”?.

Por otra parte, imagina que alguien entra en la casa (cartero, personal de mantenimiento) Y se pone cauteloso. ¿No es esencial para él controlar la “calma”?, todas esas cosas se le deben enseñar al animal.

Consejos para futuros dueños

El San Bernardo es un canino natural y acogedor que necesita sentirse libre y contento por ello es necesario tener un jardín con gran espacio para él. Ofrécele amor, incentívalo y dale un premio cuando logre algo grandioso.

Haga que se sienta apreciado en la condición familiar, valla con él a dar un paseo por las regiones terminadas, las montañas, además, se sentirá el canino más alegre del planeta. A pesar de ser un personaje casual canino, crea que puede medir sustancialmente más que usted. Por lo tanto, debe ser lo suficientemente capaz de mantener su compostura en una situación de crisis o estrés.

Historia de la raza de perro San Bernardo

Este goliat de piel atractiva se origina en el mastín asirio, un progenitor de más de 2,000 500 años de edad, por lo que se podría decir que sus causas son posiblemente las más conocidas. En las viejas ocasiones fue utilizado por los ejércitos griegos y romanos, dada su alucinante oposición y límite con respecto al trabajo en atmósferas verdaderamente negativas.

Mucho tiempo después, se extendió a través de las montañas suizas y los pasos alpinos, donde los sacerdotes lo utilizaron como barrera contra delincuentes y hooligans. Hoy es una variedad notable por haber aparecido en algunas películas célebres, por ejemplo, el notable “Beethoven” y por sus aventuras como un canino de rescate, con el barril ejemplar alrededor de su cuello.

Papel en la historia

En la montaña del Gran Monte St. Bernhard, a 2,469 metros sobre el nivel del océano, los sacerdotes establecieron un hospicio para viajeros y exploradores en el siglo XI. Allí, se criaron enormes caninos de montaña para vigía y observación desde mediados del siglo XVII.

La presencia de estos caninos se ha registrado gráficamente desde 1695 y se registró como una copia impresa en los anales de hospicio de 1707. Estos caninos se utilizaron en poco tiempo como caninos de escolta y, particularmente, como caninos de rescate para exploradores perdidos en la bruma y el día libre.

Hay anales distribuidos en numerosos dialectos sobre los diversos comportamientos con los que estos caninos se salvaron de la “desaparición blanca” y los relatos de los soldados que cruzaron la montaña van con Napoleón Bonaparte alrededor de 1800, quienes difundieron la popularidad del canino de San Bernardo en todo Europa. Además, en el mundo.

Importancia en estudios evolutivos

Un grupo de analistas de la Universidad de Manchester, conducido por Chris Klingenberg de la Facultad de Ciencias Biológicas, inspeccionó 47 cráneos de San Bernardo que los reproductores suizos le dieron al Museo de Historia Natural de Berna que se extendieron en un tiempo de 120 años, desde la actualidad.

Ejemplos de esos viejos caninos de cuando el estándar de variedad se caracterizó por primera vez. Se descubrió que los atributos especificados en el estándar de la raza St. Bernard se tergiversaron después de un tiempo, ya que los criadores eligieron caninos que tenían los rasgos físicos ideales.

En contraste con sus precursores, los actuales Saint Bernards tienen cráneos más extensos, un punto más agudo entre la nariz y la sien, y además una proyección más considerable sobre los ojos. Dichos cambios se representan precisamente como atractivos en las pautas de raza.

Sin lugar a dudas, se deben a diferentes factores, por ejemplo, el desarrollo general, ya que no le dan a la criatura ningún margen físico, por lo que se puede estar seguros de que han avanzado de manera única por las contemplaciones específicas de los criadores.

(Visited 4 times, 1 visits today)

Deja un comentario