Tipos de Anfibios: Características, Ejemplos y más

Actualmente existen más de 7.000 tipos de anfibios en casi todo el planeta. El nombre “anfibios” proviene de la palabra griega “amphi-bios” el cual tiene como significado “ambas vidas” esto se refiere al modo de vida de esta especie de animales, pues los mismos pueden ser acuáticos y terrestres al mismo tiempo.

¿Qué se conoce como anfibio?

Los animales anfibios entran en la categoría de “vertebrados”, los mismos poseen 4 extremidades y tienen la particularidad de que, a diferencia de los demás animales ovíparos existentes, los huevos de los anfibios, no poseen una capa protectora que los recubre, por lo que son mucho más frágiles y tienden a secarse si no están en el agua, es por ello que los anfibios ponen sus huevos dentro de las aguas.

Desde su nacimiento, estos animales pasan por diversos cambios físicos, nacen siendo una especie de larva de agua y poco a poco va pasando por evoluciones hasta convertirse en un ejemplar adulto. Cuando llegan a esta última etapa, es cuando la mayoría sale a la superficie y finalmente se convierten en animales de dos mundos, acuático y terrestre.

Aunque estos parecen ser animales frágiles, la verdad es que han sorprendido a muchos ya que, actualmente esta especie de animales se encuentra en casi todo el mundo y en cantidades bastante notables.

Esto se debe en parte a que se pueden adaptar fácilmente a cualquier tipo de hábitat, por supuesto, exceptuando a los climas extremos. Es por ello, y a su fácil adaptabilidad, que existen una gran variedad de estos animales.

Es por esta razón por la que hoy en día hay muchas excepciones a la definición de anfibios que dimos hace un momento.

¿Qué son y cuáles son los tipos de anfibios que existen?

¿Cuáles son las características de los anfibios?

Bien, como ya lo hemos mencionado, todos los tipos de anfibios poseen una enorme diversidad, por esta razón, es que es muy complejo tomar las Características de los anfibios y hacer una comparación de similitudes entre ellos. No obstante, nosotros vamos a hablar un poco sobre cuáles son las características que más resaltan y vamos a nombrar algunas de sus excepciones, de esta manera podremos conocer un poco más de ellos. ¡Comencemos!

  • Tetrápodos: lo habitual es que los anfibios posean cuatro patas, es decir, presentan dos pares extremidades. Sus patas, por lo general, poseen cuatro dedos y estos están palmeados. Aunque cabe mencionar que existen muchas excepciones a este tipo de característica.
  • Sensibilidad en la piel: estos animales poseen una piel bastante suave, fina y lisa, por este motivo, es extremadamente sensible. La forma en que los anfibios mantienen su piel en buenas condiciones es, haciendo que esta esté en constante humedad y es un ambiente con temperatura ni muy fría, ni muy cálida.
  • Tóxicos: muchos de estos animales poseen en su piel glándulas que segregan sustancias tóxicas, por lo que comerlos e incluso tocarlos, resulta ser peligroso. Este tipo de toxicidad la usan como un mecanismo de defensa contra sus depredadores. No obstante, la mayoría de los anfibios no son dañinos para el ser humano.
  • Respiración cutánea: la respiración de estos animales puede ser muy variada. Algunos de ellos respiran por medio de la piel, otros combinan este tipo de respiración con la pulmonar, mientras que hay otras especies que tienen una respiración branquial.
  • Ectotermia: los anfibios tiene una temperatura corporal inconstante, esto se debe a que, la misma va a depender de la temperatura del ambiente en donde el animal se encuentre. Como muchas veces están en lugares húmedos, los anfibios tienden a llevar sol, una cualidad que comparten con los animales de sangre fría.
  • Reproducción sexual: en los anfibios existen tanto machos como hembras, por lo que cada género posee su órgano sexual. La fecundación se realiza mediante el acto reproductivo y el mismo se puede hacer entro del cuerpo de la hembra fértil o fuera de la misma, directamente sobre los huevos que la hembra ha puesto.
  • Ovíparos: la gran mayoría de los anfibios hembras, colocan sus huevos dentro del agua, los mismos son recubiertos por una delgada capa que parece ser de goma y son extremadamente frágiles. Esta es la razón por la que, mayormente, el acto de reproducción se lleva a cabo dentro del agua o cerca de la misma. Existen algunas especies de anfibios que se han adaptado a vivir en lugares desprovistos de agua y que, por tal motivo, dejaron de ser ovíparos.
  • Desarrollo indirecto: el la mayoría de los casos, los anfibios nacen siendo una especie de larva, a medica que van creciendo, su cuerpo pasa por una cambio complejo en el cual, su cuerpo va tomando la forma de un espécimen adulto. No obstante, existen algunas especies que no sufren estos cambios, pues nacen ya teniendo la misma forma que un adulto, simplemente van creciendo con el paso del tiempo.
  • Nocturnos: aunque existen muchas excepciones, existen anfibios que tienen mayor movilidad durante las noches, son en esos momentos cuando comen, se reproducen y van de un lugar a otro.
  • Carnívoros: cuando un anfibio nace, este es mayormente herbívoro, aunque debemos aclarar nuevamente que, existen excepciones a esta regla. Sin embargo, en su mayoría, los anfibios adultos son carnívoros, pues se alimentan de insectos y algunos otros animales pequeños.

Tipos de anfibios y sus nombres

Actualmente podemos decir que se conocen 3 diferentes tipos de anfibios:

  • Cecilias o ápodos (orden Gymnophiona).
  • Salamandras y tritones (orden Urodela).
  • Ranas y sapos (orden Anura).

Cecilias o ápodos (Gymnophiona) 

Estos tipos de anfibios se pueden encontrar mayormente entro de los ambientes tropicales de Asia, América del Sur y África. Existen aproximadamente unas 200 especies de estos animales, cuyo aspecto es muy similar al de una lombriz, pues son largos y cilíndricos. Este tipo de anfibio es una de las excepciones de la definición que anteriormente dimos sobre los anfibios en general, pues estos animales no tienen patas y además de ello, en algunos casos, su piel es escamosa.

Estos anfibios viven por lo general bajo tierra, por esta razón la mayoría de ellos son completamente ciegos. En la reproducción de estos animales, podemos destacar que la fecundación ocurre dentro del cuerpo de la hembra, pues el macho, posee un órgano reproductor copulador, esto quiere decir, que fecunda en el interior de la hembra y no en el exterior.

La gestación, incubación y demás procesos reproductivos, van a ser diversos dependiendo de la especie que se esté estudiando.

Diferentes tipos de anfibios

Salamandras y tritones (Urodela) 

Este tipo de anfibios se comprende por aproximadamente unos 650 ejemplares diferentes. Una de las características resaltantes de estos animales es que aun cuando crecen, los mismos conservan sus colas, a diferencia de otros anfibios que la pierden cuando llegan a la adultez.

Las extremidades de estos animales son muy similares entre sí, por lo que caminar o trepar sobre las cuatro, no representa ningún problema para ellos.

La fecundación de los huevos de este tipo de anfibios ocurre también dentro de la hembra, por lo que se puede decir que es una reproducción y copulación interna.

Cuando hablamos de diferenciar a las salamandras de los tritones, no podemos hacerlo observando sus características físicas, pues las mismas son extremadamente similares. Llamamos salamandra, a aquellos ejemplares de esta especie que viven mayormente en tierra firme (fuera del agua), se les puede ver caminando por lugares que tengan humedad y solo se sumergen en el agua para realizar su ciclo reproductivo.

En cambio, los tritones, son todo lo opuesto a las salamandras, pues estos, pasan la mayor parte de sus vidas en agua, salen a la superficie en algunas ocasiones, pero casi de inmediato vuelven a sumergirse.

Tipo de anfibio urodela

Ranas y sapos (Anura) 

El nombre de “anuras” de estos animales proviene del griego “anura” que literalmente es “sin cola”. Se les fue otorgado este nombre debido a que, durante su crecimiento y proceso cambiario, los renacuajos pierden la cola que tienen, por lo que, en su adultez, estos animales carecen de cola, a diferencia de los tritones y salamandras. Otras de las características visibles que más las diferencias de los otros tipos de anfibios es que, poseen patas traseras más largas y musculosas que las delanteras, razón por la cual, estos animales, no caminan sino que saltan.

En su ciclo reproductivo, la fecundación de los huevos de estos animales, no se produce dentro de la hembra. En el caso de las ranas o sapos, las hembras colocan los huevos no fecundados y luego el macho se acerca a ellos y los rocía en esperma, de esta manera, los mismos pasan a ser fecundados y comienza su ciclo de crecimiento.

Así como sucede con las salamandras y tritones, diferenciar los Tipos de ranas y sapos, no se hace por medio de características físicas, sino más bien, es el humano quien los ha categorizado de esta forma a partir de su forma de vida. Se distinguen a los sapos por ser mayormente terrestres, razón por la cual su piel es mucho más áspera y seca que el de las ranas, además, se les puede notar la presencia de verrugas sobre sus cuerpos. El cuerpo de los sapos, por lo regular, son mucho más pesados y anchos que el de las ranas.

Por otra parte, las ranas son mucho más activas que los sapos, se las puede encontrar saltando contantemente e incluso, algunas de ellas, pueden trepar en los árboles. Por lo regular, estos animales viven mayormente dentro del agua, a diferencia de los sapos, las ranas no pasan tanto tiempo en la tierra.

Conozcamos algunos ejemplos de anfibios

Vamos a conocer un poco sobre algunos ejemplos de anfibios que existen en nuestro medio ambiente. En este caso, estudiaremos un poco sobre los tipos de anfibios más característicos y singulares, es así como podremos entender mucho mejor cuáles son las características que comparten y cuáles son diferentes. Esta será la mejor manera en que podremos aprender sobre los diferentes tipos de anfibios.

  • Cecilia mexicana o tapalcua (Dermophis mexicanus): estos animales pertenecen al grupo de las cecilias y su tipo de reproducción es vivípara, esto quiere decir que sus embriones pasan una gran parte de su desarrollo dentro del cuerpo de la madre, de esta forma, pueden lograr alimentarse de algunas sustancias que la hembra segrega dentro de sus cuerpo y sirven como comida para sus crías.
  • Cecilia de Koh Tao (Ichthyophis kohtaoensis): como bien lo dice su nombre, esta especie también pertenece al grupo de las cecilias, no obstante, se diferencia de muchas otras pertenecientes a este tipo, pues esta, coloca sus huevos en tierra y no en agua, además de ello, la madre, se queda cuidando sus huevos hasta que estos eclosionan, algo muy poco habitual en los anfibios.
  • Anfiumas (Amphiuma spp.): este tipo de anfibios son muy similares a las lombrices, pues sus cuerpos son muy parecidos al de estos animales, no obstante, estos anfibios poseen unas patas vestigiales. Una de las características más resaltantes de estos animales es que, aunque su aspecto indique otra cosa, estas son pertenecientes al grupo de las cecilias y no al de los urodelos.
  • Proteo (Proteus anguinus): este tipo de animales viven mayormente dentro de cuevas o túneles oscuros, pues prefieren vivir de esta manera a estar en lugares claros. Debido a este estilo de vida, los ejemplares que han alcanzado la adultez no tienen ojos, además de ello, poseen una piel extremadamente blanca o de color rosa y su estilo de vida es completamente acuático. Su respiración es branquial y poseen una cabeza aplanada mientras que su cuerpo es similar al de una lombriz.
  • Gallipato (Pleurodeles walt): este urodelo puede llegar a medir alrededor de unos 30 centímetros de largo. Si se les observa atentamente, se puede notar que a los lados de su cuerpo, este animal posee unas manchas de color naranja que, coinciden perfectamente con la forma de sus costillas. Cuando estos animales sienten que se encuentran en peligro, inflan su tórax haciendo que sus costillas sobresalgan, de esta forma se ven mucho más imponente y amenazantes: las manchas ayudan a que se vean más grandes de lo que son.
  • Rana peluda (Trichobatrachus robustus): aunque su nombre y aspecto así lo hagan parecer, la realidad es que estas ranas no poseen pelos, lo que se ve sobresaliendo de su cuerpo, son pequeños hilos de piel que poseen venas y que las ayudan a poder tomar más oxígeno, pues las mismas sirven como captadores.
  • Sapo de Surinam (Pipa pipa): estos sapos se pueden diferenciar de otros debido a que la forma de su cuerpo es bastante aplanada y además de un gran tamaño. A diferencia de otras hembras de esta especie, las de Surinam, poseen unas especie de tela en sus costados donde se encontrarán los huevos listos para ser fecundados, los mismos permanecerán allí hasta su eclosión. De los huevos no nacerán larvas, sino pequeños sapos.
  • Sapo del monte Nimba (Nectophrynoides occidentalis): estos sapos provenientes de África, nacen de sus madres, es decir, que son fecundados y gestados dentro de la hembra, por lo que ella los pare ya formados. Las crían nacen ya teniendo el aspecto de un sapo, esto les ayuda a poder ser independientes y sobrevivir por sí mismos luego de su nacimiento.

Curiosidades más llamativas de los anfibios

Bien, yo hemos aprendido sobre los diferentes tipos de anfibios que existen y algunas de las diferencias que hay entre los tres tipos e incluso entre las especies pertenecientes al mismo grupo. Ahora, vamos a conocer algunas de las características más relevantes que poseen algunas de las especies de anfibios y que, las hace ser únicas y muy diferentes a otras especies:

Aposematismo animal 

Son mucho los anfibios que poseen una de las características más resaltante de su especie, y esta es, poseer colores fuertes y en tonalidades muy llamativas. Esta particularidad, las hace resaltar entre los otros de su especie y además sirve como una clara notificación sobre la posible toxicidad que hay en sus cuerpos, de esta manera, sus depredadores serán conscientes de que pueden ser venenosos. La mayoría de los animales asocian los colores llamativos con peligro, así que, no se les verá comiendo anfibios de colores fuertes.

Pedomorfosis 

Se han visto casos en que los urodelos presentan esta característica, la misma se refiere a ralentizar su crecimiento, es decir, mantener un aspecto joven aun cuando claramente ya son adultos. Su apariencia sigue siendo la de una joven larva, no obstante, pueden estar ya en un momento apto para reproducirse, esto se debe que, cuando ralentizan su desarrollo, su madurez sigue avanzando, así que pueden alcanzar su madurez sexual sin importar el aspecto físico que tengan.

Algunos ejemplares incluso, tienen la capacidad de, en ver de ralentizar su desarrollo físico, aceleran su desarrollo sexual, por lo que, logran poder aparearse aun cuando están en edad de larva.

Anfibios en peligro de extinción

Debido a la influencia humana, y al deterioro de los hábitats, actualmente la Extinción de especies es un tema muy controversial. Hoy en día, se encuentran aproximadamente unas 3.200 tipos de anfibios en peligro de extinción. Una cifra bastante alarmante ya que se podría decir que casi la mitad de la especie se encuentra vulnerable y en riesgo de desaparecer.

(Visited 4 times, 1 visits today)

Deja un comentario