Acanto: Características, ¿Cómo cultivarla? y más

El Acanto, es una planta herbácea de raíz perenne, nativa de las extensas estepas de África y Asia. Sus cuidados son básicos y no muy exigentes, donde lo principal es un sustrato con buen drenaje, incidencia solar, llegada de sombra y un ambiente fresco. Descubre aquí todo lo que necesitas saber.

Acanto

Acanto

El Acanto, es una planta herbácea de raíz perenne, que normalmente posee una altura cercana a los 70 centímetros, mientras que sus hojas pueden tener una longitud de 100 centímetros. Siendo cada una, de un particular tono verde oscuro brillante.

Su espectacular inflorescencia se da a través de un racimo que puede medir los 200 centímetros de altura. Teniendo diversas tonalidades, tanto en sus pétalos, que pueden ser blancos, rosas, amarillos, verdes o rojas. Como en sus brácteas que de manera usual es rojiza.

El fruto de la planta Acanto, se caracteriza por ser una cápsula de forma ovoidea, que puede llegar a tener los 3 centímetros de diámetro. En su parte interna es donde se halla la semilla de esta, teniendo en total cuatro, que puede medir fácilmente 1 centímetro.

Aparte de su principal utilización ornamental en los diversos Tipos de jardines, también se le adjudica otro de mucho provecho para el ser humano y es que esta planta posee propiedades medicinales que le otorgan ser usada para variadas patologías.

Origen de la planta Acanto

La planta Acanto tiene su origen en las extensas vegetaciones herbáceas, características de los climas extremos, unido a la muy dispersa precipitación. Que no es otra, que las estepas, tanto de África, como de Asia donde se ubica específicamente, desde la República Portuguesa y el noroeste africano, hasta llegar al este de la República de Croacia.

Igualmente, se extiende, pero en menor proporción, por las costas de la península ibérica, que se halla en el sudoeste de Europa. Donde, desde épocas remotas a embellecido incontables áreas verdes y jardines por doquier. Teniéndose, que en la actualidad ha sido acogida con mayor fuerza engalanando el paisaje en grandes partes del globo terráqueo.

Clasificación taxonómica del Acanto

La planta Acanto, posee una clasificación taxonómica aportada por el científico, zoólogo, naturalista y botánico, de procedencia sueca, Carlos Linneo. Quien la dio a conocer a través de la publicación efectuada de sus trabajos, titulado “Species Plantarum”, en el año 1753. Encontrándose esta planta en el Vol. 2, página 639, del mismo. Donde su descripción es la siguiente:

  • Reino: Plantae
  • Subreino: Tracheobionta
  • División: Magnoliophyta
  • Clase: Magnoliopsida
  • Subclase: Asteridae
  • Orden: Lamiales
  • Familia: Acanthaceae
  • Subfamilia: Acanthoideae
  • Tribu: Acantheae
  • Género: Acanthus
  • Especie: Acanthus mollis

Características del Acanto

Entre las principales características que distinguen al Acanto, se encuentran las siguientes:

  • Pertenece a la familia de las acantáceas (Acanthaceae).
  • Es una planta herbácea, comúnmente llamada “hierba”, lo cual significa que carece de tallo leñoso.
  • La altura de la planta oscila por los 70 centímetros.
  • Su raíz es perenne, es decir, posee una vida de más de dos años.
  • La floración la lleva a cabo entre los meses de abril a julio.
  • Las hojas de la planta poseen un tamaño que generalmente alcanza una longitud de 60 centímetros, mientras que su ancho puede llegar a los 40 centímetros.
  • El borde de sus hojas es dentado, con una suave vellosidad, teniendo una coloración verde oscura, que denominan verdinegro.
  • Solo necesita que el sustrato donde se encuentre posea un buen drenaje que facilite el transito del agua, sin que se produzca encharcamiento.
  • Llega a perder su follaje posterior a la floración, para luego recuperarlo en otoño.
  • Tras la caída de su follaje, es cuando se recomienda adicionarle un abono orgánico.
  • Posee reproducción, tanto por semilla, como por esqueje. Se sugiere que cuando se efectúe por esqueje, se realice al inicio de la primavera. Mientras que cuando se ejecute por el plantado de semilla, se lleve a cabo entre los meses de abril y mayo.
  • Es una planta que suele multiplicarse tras la caída de su semilla, por sí sola.
  • El área ideal para su plantado, la conforman los lugares con llegada de luz solar, sombra y frescura.
  • Posee propiedades medicinales, por tener una composición rica en minerales y glúcidos. Su infusión normalmente se usa para estimular el apetito, digestivo y desintoxicante del hígado. Mientras que apisonadas y remojadas con un poquito de agua fría, actúa como un eficaz cicatrizante, al colocarla sobre el área afectada.

Hojas de Acanto

Principales especies de la planta Acanto

Entre las principales especies de la planta Acanto, se encuentran las siguientes:

Acanthus Mollis

Esta especie es la que normalmente se visualiza y se utiliza en la jardinería. Popularmente se identifica con los nombres de “oreja gigante” o “yerba carderona”, debido a lo grande y ancho de sus hojas lobuladas. Pudiendo alcanzar fácilmente el metro de longitud, con una tonalidad verde oscuro.

Su florescencia se da a lugar, durante los días de mayor temperatura en la estación de verano. Las cuales tienen una coloración blanquecina, mientras que sus brácteas son rojizas.

Acanthus Spinosus

Esta especie del Acanto se diferencia por tener sus hojas que terminan en punta, con una coloración verde. Siendo también dentadas y espinosas, estando esta última en la terminación, donde su color es blanquecino.

El tamaño de la planta, tomando en cuenta su inflorescencia, normalmente oscila por 1,5 metros de altura, abarcando un diámetro de 0,90 metros. Su inflorescencia se da al inicio de la primavera, siendo blanquecinas, con sus brácteas rojas.

Acanthus Hungaricus

Igualmente se le llama “Acanthus longifolius o Acanthus balcanicus”. Es nativa de la península balcánica, hasta Dalmacia. Posee hojas lobuladas de tonalidad verde oscuro, con notorias nervaduras y son brillantes. Las cuales normalmente llegan a medir el metro de longitud, donde la altura de esta especie de Acanto, puede llegar a tener los 1,5 metros.

Su cultivo es cotidiano para embellecer jardines en infinidad de lugares del globo terráqueo. Su inflorescencia se produce desde el mes de mayo, hasta que prácticamente finaliza el mes de agosto. Necesita para mantenerse en buen estado, un sustrato con la facilidad del drenado, que además sea profundo y que el área tenga tanto incidencia solar, como de sombra y mucha frescura ambiental.

Cultivo de la planta Acanto

La planta Acanto, posee la particularidad de tener un cultivo o reproducción por semillas y por esqueje, siendo la segunda la más utilizada. Donde para cada uno se tiene sus procedimientos, los cuales son:

Por semilla

Para llevar a cabo el cultivo por medio de semillas, se debe esperar la época de otoño y realizar las siguientes particularidades:

  • En el momento en que los frutos del Acanto, se encuentren totalmente maduros, tomar los mismos, para proceder a retirarles las semillas.
  • Seguidamente, colocar las semillas en un vaso que contenga agua, esto con el objetivo de que se hidraten por un lapso de 24 horas.
  • Preparar los semilleros a utilizar, que es el lugar donde se van a sembrar las semillas, hasta que germinen, para luego trasplantarlas.
  • Transcurridas las 24 horas, tomar las semillas y proceder a plantarlas en los semilleros, colocando un máximo de dos semillas en cada uno.
  • Regar como de costumbre y ubicar en un lugar que no posea incidencia directa del Sol.
  • Se debe verificar que el sustrato se mantenga con la Humedad necesaria. Pasará aproximadamente un mes, para ver los resultados.

Fruto del Acanto

Por esqueje

En cambio, el cultivo por esqueje del Acanto, se debe efectuar en la estación de primavera. Teniéndose, que es el procedimiento de reproducción del Acanto más utilizado, efectivo y acelerado de respuesta. Donde tan solo hace falta seguir los siguientes pasos:

  • Tomar una rama de aproximadamente 15 centímetros de longitud.
  • Haciendo uso de un cuchillo liso, realizarle un corte oblicuo.
  • Introducir en una maceta materia orgánica o turba, junto a perlitas, donde si se le adiciona compost es mucho mejor e integrarlo bien.
  • Con la ayuda de un palito, efectuar un agujero en la parte central e introducir el esqueje.
  • Regar como de costumbre, sin que se encharque.
  • Cubrir la maceta con un plástico, donde para darle altura al mismo, se pueden colocar palitos y así este se apoya.

Es necesario mantener el sustrato húmedo, tratando en lo posible de que la temperatura ambiental oscile por los 25°C. Donde, para al cabo de 2 o 3 semanas, es posible visualizar los brotes en el esqueje.

Trasplante del Acanto

Es aconsejado que el trasplante del Acanto se efectúa durante la estación de primavera, que es el mejor momento para esta, teniéndose los siguientes casos:

Trasplante a maceta

Debido a que la planta Acanto, posee la particularidad de crecer muy aceleradamente, se tiene la opción de trasplantarla cada vez que se vea necesario. O bien, hacerlo de una vez a una maceta de gran dimensión.

Para la opción que sea disponible o viable, tan solo hace falta tener el suficiente sustrato que permita llenar la maceta, el cual debe poseer la facilidad de drenado del agua que si se observa la necesidad de una ayuda adicional, las perlitas son la mejor opción, que no solo facilita el drenado, sino que también aporta la capacidad de mantener la humedad necesaria.

Aparte de la perlita, también es factible bolas de arcilla, arena de río o greda volcánica. Donde, tras incorporarlo bien al sustrato, pasar la planta con mucho cuidado a la nueva maceta, compactar bien el sustrato, regar y ya se encuentra lista.

Trasplante a sustrato directo

Cuando se hace necesario trasplantar al sustrato directo al Acanto, lo poco que hay que hacer es lo siguiente:

  • Realizar un agujero en el sustrato, con una dimensión mayor a la de la maceta donde se encuentra plantada (10 centímetros adicionales tanto vertical como horizontal).
  • Regar con suficiente agua todo el agujero.
  • Retirar la planta de la maceta, colocarla en el agujero y adicionarle la tierra que necesite hasta taparlo completamente.
  • Regar como de costumbre, sin que se produzca encharcamiento y ya se encuentra listo el trasplante al sustrato directo.

Cuidados de la planta Acanto

Los cuidados que la planta Acanto necesita para mantenerse sana y próspera son los siguientes:

Ubicación

Esta planta requiere una ubicación que le provea suficiente iluminación y a la vez protección solar, porque la incidencia directa no le es provechoso, donde lo usual es plantarla en el jardín, cercana a otras plantas de mayor altura, así estas le darán la protección solar que necesita, mientras se mantiene iluminada.

Riego

Debido a que es una planta que requiere de humedad, durante la estación de verano, se debe regar de 2 a 3 veces en el transcurso de la semana. Mientras que durante el resto de las estaciones, con regarla de 1 a 2 veces a la semana será suficiente. Tomando en cuenta, que el regado debe ser sin encharcamiento y directamente sobre el sustrato.

Acanto riego

Abono

Es aconsejado que al empezar la primavera hasta que culmine el verano, se le adicione al Acanto abonos de manera mensual. Buscando que contengan todos los elementos esenciales, así como también los microelementos. Para lograrlo, se puede tomar como opción, alternar un mes abono de algas, mientras que en el otro mes, abono mineral universal.

Acanto abono

Poda y rusticidad

La poda como tal, solamente es necesaria, en el momento en que se aprecian hojas marchitas o secas, propias del paso de una estación a otra. Donde para efectuarlo, simplemente se hace uso de una tijera común, en la que esta se esteriliza con alcohol y posteriormente se procede a cortarla. Así se tiene la seguridad de que la planta se mantendrá sana. Por otra parte, la rusticidad que esta planta llega a aguantar, es hasta los -7°C.

Propiedades del Acanto

Entre las notorias propiedades medicinales del Acanto, se tienen las siguientes:

  • Estimula el apetito
  • Digestivo
  • Regulariza el proceso menstrual
  • Mitiga los efectos gripales
  • Ayuda a aliviar las incidencias de las infecciones estomacales
  • Detiene la diarrea
  • Estimula la expectoración
  • Facilita la cicatrización de heridas
  • Ayuda a atenuar los procesos inflamatorios
  • Alivia dolores
  • Desintoxica al actuar como diurético

Acanto infusión

Enfermedades y plagas que atacan al Acanto

La planta Acanto tiene debilidad ante enfermedades y plagas como la tienen las demás plantas. Donde la enfermedad que más la ataca, es el “hongo oidio”, que le ocasiona cubrirse las hojas de un polvo blanco, que es el propio hongo. El tratamiento para erradicarlo y sanarla, es cortar las hojas enfermas y al resto adicionarle un fungicida sistémico según las instrucciones descritas en el envase.

Respecto a las plagas, las babosas, al igual que los caracoles, le producen afecciones a la planta Acanto de manera significativa. Sobre todo en la época lluviosa, que es el momento en que estos animales salen con mayor incidencia a atacar las plantas. En este caso, el tratamiento es aplicarle molusquicidas naturales, siguiendo las instrucciones del empaque. Una opción adicional, es darle protección a la planta a través de una malla, mientras transcurren las Características del clima propias de la estación de invierno, que es lo que promueve la presencia de los caracoles y babosas.

Acanto babosa

Curiosidad de la planta Acanto

Se tiene como una importante curiosidad de la planta Acanto, la leyenda que describe, que el escultor, pintor y orfebre, de actividad durante los años 432 a 408 a.C., de nombre “Calímaco”. Que cuando observo a la peculiar planta que se encontraba enroscada en una canastilla, cuyo objetivo era brindar ofrenda estando ubicada cercana a la tumba donde yacía una doncella. Le acogió a su pensamiento el estímulo de producir y formar la ornamentación que se conoce con el nombre de “capiteles corintios”.

(Visited 146 times, 1 visits today)

Deja un comentario