Árbol Abedul: ¿Cómo es? Características, Propiedades y más

El árbol abedul es uno de los árboles más conocidos y comunes de Europa, además de ello, es ideal para embellecer los jardines, especialmente aquellos que se encuentran en zonas con climas templados. Uno de los atractivos más conocidos de estos árboles es su tronco de color blanquecino y sus hermosos colores otoñales en las hojas cuando esta estación llega.

Origen y características del abedul

El nombre científico del árbol abedul es Betula Pendula. Este es un Árbol caducifolio el cual tiene su procedencia de Europa, sudeste de Asia y el norte de África. Incluso se le ha podido encontrar en Turquía, Cáucaso y Canadá.

Por lo regular, este Flora es conocida bajo los nombres comunes de:

  • Abedul
  • Abedul blanco
  • Abedul común
  • Abedul péndulo
  • Abedul verrucoso
  • Albar
  • Aliso blanco
  • Bédul
  • Beduch
  • Bedul
  • Bieso
  • Biezo
  • Chopa blanca
  • Chopo silvestre

Su tronco es característico por ser de color blanco y bastante delgado en comparación con otros árboles de su mismo tamaño, pues el mismo puede llegar a medir un aproximado de 30 metros, el color planco puro de su tronco ha sido uno de sus principales atractivos y es muy valorizado en el marcado.

La copa de este árbol es considerad como de forma aovada, bastante densa y con sus ramas bien erguidas hacia arriba. Sus hojas, por otra parte, pueden llegar a tener una longitud de unos 6 centímetros aproximadamente, esto siendo incluso añadido su pecíolo, el color de las mismas es verde aunque en otoño, las mismas cambian a un color más amarillo justo antes de caer al suelo.

Su florecimiento es a finales de la época invernal. Cuando hablamos de las flores femeninas de este árbol, las mismas, al momento de aparecer, lo hacen en amentos solitarios que pueden llegar a medir entre 1.5 y 3 centímetros aproximadamente, en el caso de las flores masculinas, estas son un poco más grandes, llegando a medir entre 3 y 6 centímetros y las mismas, al nacer, lo hacen agrupadas en dúos o tríos.

Cuando hablamos del fruto de este árbol, podemos resaltar que el mismo es una sámara bialada.

Cultivos y cuidados del abedul

Si te gustaría poder tener un árbol abedul en casa para embellecer aún más tu jardín, te recomendamos que tengas en cuenta los siguientes cuidados:

Ubicación

Este es un árbol que por su tamaño y requerimiento de luz no puede colocarse en el interior, por lo que, deberás colocarlo en un patio o jardín donde pueda recibir sol directamente.

Te recomendamos que al momento de plantarlo si hay una pared cerca de sonde lo vas a colocar, lo hagas a una distancia aproximada de 6 metros de la misma, también has lo mismo con las tuberías y cualquier otro objeto que pueda presentar un obstáculo, pues aunque no es un árbol demasiado grande, sus raíces tienden a extenderse bastante.

Suelo

Por lo general, estos árboles prefieren estar en suelos que tengan una temperatura fresca, que estén bastante nutridos de materia orgánica, deben ser ácidos (con un pH entre 4 y 6). Aunque, también pueden ser plantados en tierras caliza, con la única opción de que la misma no sea compacta, pues debe tener un buen drenaje.

Riego

El riego de estos árboles debe ser bastante frecuente. E su estado natural, el abedul es un árbol que crece cerca de las zonas donde hay agua, es por ello que, es tan importante que el mismo sea regado de manera constante.

Lo ideal es que el riego se realice una vez cada 4 o 5 días durante el verano, durante el resto del año, se deberá hacer con un poco menos de regularidad.

Riego del árbol abedul cerca del río

Abonado

Puedes hacer uso de abonos orgánicos cuando se encuentre en primavera y hasta finales del verano, algunos de estos abonos más recomendados y usados son el guano y el estiércol.

Época de plantación

Lo ideal, es que este árbol de planta durante la primavera, pues de esta manera ya no existirá ningún riesgo de que alguna helada pueda dañarlo.

Poda

Cuando hablamos de podar un árbol abedul, hacemos referencia a quitar las ramas secas que puedan ir quedando con el paso del tiempo, también podemos podar aquellas que se vean enfermas o debilitadas, lo ideal es que esto se realice durante el otoño cuando las hojas ya se hayan caído por completo o cuando esté finalizando la época de invierno, antes de que comience a brotar.

Multiplicación

Si quieres multiplicar un abedul, puedes hacerlo de tres maneras diferentes:

Semillas

Si lo que deseas es que un nuevo abedul crezca a partir de las semillas, lo que deberás hacer de primero es estratificar las mismas durante tres meses dentro de una nevera.

Para hacer esto, deberás llenar un recipiente hermético con vermiculita, luego de esto, deberás enterrar las semillas bajo una pequeña cantidad de sustrato, luego realizar el primer riego y luego colocar de nuevo el envase en la nevera, lo ideal es que se coloque dónde van los productos que son lácteos, embutidos y jugos.

Semillas del árbol de abedul

Una vez transcurridos los tres meses, se procede a tomar las semillas ya estatificadas y colocarlas en un semillero. Para hacerlo de manera correcta sigue estos pasos:

  1. Deberás colocar en el semillero sustrato de cultivo universal que esté mezclado en un 30% de perlita, pues esto es lo ideal para el comienzo de la plantación.
  2. Una vez colocado el sustrato, se realiza un riego y se procede a colocar las semillas en la superficie del mismo.
  3. Las semillas deberán cubrirse con una delgada capa del mismo sustrato, al hacerlo, se recomienda colocar espolvoreado un poco de azufre o de cobre por encima para que de esta manera no exista la opción del crecimiento de hongos que puedan afectar negativamente al árbol.
  4. Finalmente, se realiza un último riego pulverizado y luego se lleva el semillero al exterior y se coloca en un lugar donde la luz del sol le pegue de manera directa durante todo el día.

Si se realizan correctamente estos pasos, y todo resulta de la manera esperada, estas semillas deberían estar germinando durante la primavera.

Esquejes

Una de las formas más rápidas y efectivas para poder conseguir un nuevo ejemplar de abedul, es por medio de los esquejes, estos deberán tomarse durante los días finales del invierno.

Para que esto se haga de la manera correcta lo que se debe hacer es cortar una rama de unos 40 centímetros aproximadamente, la base del mismo deberá ser impregnado en hormonas de enraizamiento que sea en polvo, de esta manera será mucho más sencillo que la misma enraíce.

Esquejes de árbol de abedul

También se puede hacer uso de enraizantes que sean caseros y naturales, luego de ello, se podrá plantar la rama en una maceta que contenga sustrato universal. En ese momento se deberá colocar en semi-sombra, y en unos 2 o 3 meses, ya tendremos como resultado un nuevo abedul en crecimiento.

Acodo

Ahora bien, si lo que deseamos es obtener un nuevo árbol abedul de manera segura, los que se puede hacer es multiplicarlo por medio de un acodo aéreo durante la época de primavera. Con este método se deberá hacerlo siguiente:

  • Lo primero que deberá realizarse es cortar un anillo de la corteza de una rama que se encuentre completamente sana de 1 o 2 centímetros de ancho.
  • Una vez que se obtenga este corte, se deberá pulverizar con agua e impregnar con hormonas de enraizamiento que sea en polvo.
  • Una vez realizado esto, se procederá a tomar una bolsa plástica que sea de color oscuro, abrirla de uno de sus extremos y en ella se colocará la rama, de uno de los extremos se atará ya sea con una cuerda o con un alambre.
  • Tras hacerlo, se procederá a rellenar la bolsa con sustrato de cultivo universal el cual deberá hacer sido humedecido con anterioridad, una vez colocado, se procederá atar el otro extremo de la bolsa con la rama para que de esta forma la tierra no se escape.
  • Finalmente, se deberá ir regando por medio de una jeringa de manera constante.

Una vez que se realicen todos estos pasos, se deberán esperar entre 2 o 3 meses para que la rama comience a echar sus propias raíces, luego, con el tiempo, se podrá separar este nuevo ejemplar de lo que sería la planta madre o principal.

Acodo de un árbol de abedul

Rusticidad

El abedul es un árbol bastante resistente, el mismo puede llegar a resistir hasta temperaturas de -18º C; no obstante, no es recomendable colocar estos árboles en zonas donde las temperaturas lleguen a superar los 35º C, pues este no tolera las temperaturas tan elevadas.

¿El abedul puede usarse en el arte del bonsái?

EL abedul es uno de los bonsái que más se pueden encontrar en venta, incluso se pueden encontrar en los viveros comunes, por lo que la respuesta a esta interrogante es un sí rotundo. Los cuidados que requiere un bonsái de abedul son:

  • Ubicación: deberá colocarse en el exterior, donde les pegue el sol de manera directa.
  • Riego: deberá hacerse de manera constante, pues este tipo de árbol no resiste la sequía.
  • Sustrato: se deberá usar uno que sea 100% akadama.
  • Abonado: se deberá hacer uso de un abono líquido especialmente para bonsáis desde el inicio de la primavera hasta finales del verano, para hacerlo, se deberá primero informar cómo usarlo correctamente.
  • Estilos: este puede adaptarse a casi cualquier estilo, aunque los más usados son: bosque, vertical formal y vertical informal.
  • Poda: lo ideal es que se le dé la forma desde que está joven, y a medida que vaya creciendo, se le irán cortando aquellas ramas que crezcan y deforme la forma que se le ha dado.
  • Trasplante: se deberá hacer una vez cada 2 o 3 años.

Bonsái de árbol de abedul

Usos del Abedul

El abedul puede tener diversos usos que lo hacen extremadamente popular. Vamos a conocer cuáles son estos:

Ornamental

El abedul es un árbol  que posee un alto valor ornamental, por ello está categorizado como una de las Plantas de ornato. El mismo, es muy usado en los jardines ya que puede embellecer cualquier tipo de ellos, este puede colocarse solo o en grupos (varios abedul o con otras especies).

Estos son árboles que no dan demasiada sombra, sin embargo, son completamente ideales para tener un toque natural y hermoso en tu jardín.

Propiedades del abedul

El abedul es considerado como una planta medicinal bastante completa. EL mismo posee diversas propiedades medicinales que son especialmente muy efectivas, estas son:

  • Sirve para aliviar los dolores de cabeza.
  • Sirve como diurético, evita la retención de líquidos.
  • Evita que el cabello se caiga o retrasa la caída.
  • Disminuye las altas temperaturas del cuerpo (fiebre).
  • Ayuda contras las infecciones urinarias.
  • Ayuda en el cuidado de la piel.
  • Sirve como gotas para diversas patologías.
  • Ayuda en el tratamiento de la artritis, artrosis y reumas.
  • Es un excelente depurativo.
  • Ayuda a aliviar los dolores corporales.

La dosis ideal para su consumo es:

  • Uso interno: se deberá prepara una infusión en la cual se colocará una cucharada pequeña (de té) de hojas secas de abedul, esto se deberá diluir en 200 mililitros de agua hirviendo. Una vez listo, se dejará reposar por uno 3 minutos aproximadamente, se colará y luego se procederá a beber.
  • Uso externo: de la savia se extrae un aceite esencial el cual tiene una alta concentración, debido a esto, la aplicación y uso del mismo deberá realizarse con cuidado y bajo la supervisión de un médico.

Contraindicaciones

Por más que el abedul tenga propiedades muy buenas y que sirven para diversas afecciones, no se recomienda el consumo de la infusión por un tiempo seguido superior a las dos semanas. Además de ello, aquellas personas que toman medicamentos anticoagulantes o que padecen del síndrome del intestino irritable, no podrás ingerir bajo ninguna circunstancia la infusión de hojas de abedul.

Tips de diseño del paisaje con abedules.

Vamos a darte unos sencillos tips para que puedas hacer un uso correcto del abedul en tus jardines:

Ideal para los espacios pequeños

En aquellos lugares donde el desarrollo de estos árboles no se favorecen de la manera correcta, se puede decir que se tiene la ventaja de poder tener un árbol de tamaño reducido y que de cierta forma se puede predecir.

La copa del abedul por lo general no es demasiado ancha aun estando en su adultez, por lo que su ramaje no es demasiado denso y es muy sencillo de mantener, esto hace que sea un árbol ideal para tener en espacio reducidos.

Es tan fácil de mantener, que incuso podría plantarse en maceteros grandes donde podrá crecer de manera adecuada. Debido al tamaño de su copa, este árbol proyecta una sombra medina y bastante ligera.

Hay que destacar el fuste

Algo que ya hemos mencionado anteriormente es que, uno de los atractivos más destacados de este árbol es su tronco blanquecino, es por ello que, es necesario que el mismo se haga notar aún más.

Cuando se tiene un abedul joven, podremos notar que el mismos posee ramificaciones casi desde la base del tronco, estas, deberán ser cortada y suprimidas solamente cuando el árbol alcance su altura máxima, nunca antes.

Si se nota que alguna de estas ramas es de rápido crecimiento, la misma deberá contenerse haciéndole pequeños recortes, pero nunca deberá ser cortada completamente.

Haciendo estos pequeños recortes se le da prioridad al desarrollo y el crecimiento de la copa del árbol como tal. Una vez que el abedul va creciendo, se podrá ir raleando la fusta de manera tal que quede libre de ramas y pueda lucirse completamente.

Bosquecillos de abedules

Si lo deseas y cuentas con el espacio necesario, podrías tener en tu jardín no solo uno, sino dos, tres y hasta más árboles como este, de esta forma, podrías lograr tener un pequeño bosquecillo de abedules.

Bosque de árbol de abedul

Es bastante común encontrar abedules plantados en conjunto con otros de su misma especie, incluso de manera densa, es decir, que se encuentran separados uno del otro por una distancia bastante corta (medio metro entre cada uno de ellos). Claro, siempre debemos tener presente que mientras más grande sea el árbol, más espacio debe haber entre ellos.

El hecho de que el abedul nos dé la excusa perfecta para que podamos tener un pequeño bosque en nuestros patios lo hace un árbol único. Cuando se encuentran varios ejemplares en un mismo sitio, especialmente en áreas pequeñas, los fustes de estos comenzarán a tomar una posición un poco inclinada, lo que lo hará ver de manera hermosa y bastante natural.

Además de ello, el hecho de que existan varios tan cerca, hará que la copa de estos árboles, que por lo regular no es muy densa, se vea mucho más poblada y al unirse entre ellas, dará mucho más sombra y frondosidad.

Resaltar el color del tronco

Una de las maneras de hacer que el color blanco natural del tronco de los abedules resalte mucho más, es si a estos se les coloca un fondo de color más oscuro. Si una de tus metas es que el tronco sea el que destaque, entonces lo ideal es que quites todo aquello que se encuentre a su alrededor que sea llamativo, incluso otros tipos de plantas.

Como el abedul no tiene ningún problema en compartir espacio con plantas que crezca a sus pies, se puede usar esta ventaja para plantar algunas plantas que sean de un color más oscuro para que hará resaltar el planco del fuste del abedul.

¿Cómo elegir el mejor abedul en un vivero?

  • La mejor opción es siempre optar por aquellos ejemplares que se encuentren en macetas en vez de en tierra, excepto en aquellos casos en donde se tenga plena confianza en el dueño del vivero.
  • Lo ideal es que se opte por aquellos ejemplares que poseen un solo eje dominante. Los abedules por lo general no tienen problemas en estar en lugares con vientos, sin embargo, lo mejor es no elegir a aquellos que presentes una copa que esté formada por orqueta en cierta altura. Aunque esto es algo que se podría corregir a medida que el árbol crece, lo mejor es no meterse en problemas y más si no se tiene la suficiente experiencia.
  • De sebe tener mucho cuidado en la observación de las ramas, estas deben estar completamente sanas, ser húmedas y tener buena flexibilidad. Se deberán revisar los extremos de las ramas. Aunque es muy normal que en los viveros algunos ejemplares tengan una que otras ramas muertas, debemos asegurarnos que estas no sean las principales sino las secundarias.
  • Nunca se deberá adquirir aquellos árboles cuyas raíces ya se puedan notar que salen por los agujeros de la maceta.

(Visited 135 times, 2 visits today)

Deja un comentario