Árbol de Kiwi: ¿Cómo Sembrarlo? Cuidados y más

El árbol de kiwi, es una flora originaria de Asia, específicamente de China, sin embargo, es mucho más conocido como una fruta traída de Nueva Zelanda, país con el que ha identificado más luego de que fuera introducida allí. Vamos a conocer un poco más sobre este fascinante árbol que nos regala una de las mejores frutas del mundo.

¿Cómo cuidar un árbol de kiwi?

Características del árbol de kiwi

El nombre científico de este es Actinidia chinensis. Aunque la planta de kiwi es generalmente conocida como un árbol, en realidad, se trata de un arbusto trepador, no obstante, es normalmente nombrado y confundido con un Árbol.

Su origen procede de China, sin embargo, actualmente, se pueden encontrar cultivados en casi todo el mundo.

Los Tipos de hojas de este arbusto son consideradas como simple, caducas y su color es de un verde fuerte en la parte superior, mientras que, en el interior o haz, es de un color más oscuro.

Para que se puedan generar frutos, es necesario que se cuente con un ejemplar hembra y otro macho. Otra forma de poder tener frutos de kiwi, también se pueden obtener por medio de los que son auto-polinizantes los cuales, aunque son más costosos, solo necesitarás de uno de ellos para poder tener luego un árbol cargado de frutos.

Otra forma de poder conseguir frutos, pero que no es muy recomendada, es sembrar la semilla del árbol en primavera, no obstante, deberemos esperar alrededor de 7 años para poder notar la primera cosecha de frutos, razón por la cual no es muy recomendable esta opción, a menos que, la espera no sea un problema.

Cuidados del árbol de kiwi

Esta Planta de ornato, deberá estar colocado en el exterior, pues el mismo, debe estar bajo la luz directa del sol, de esta manera, cuando sea omento de dar frutos, los mismos, podrán madurar de manera correcta.

Lo ideal es que sea regado de manera constante, especialmente en las temporadas de verano o si se encuentra en zonas donde el clima es bastante seco, algo que debemos tener presente es que, si bien, es necesario un riego abundante se debe evitar el encharcamiento, para ello, es necesario el uso de tierra que sea porosa y de un buen drenaje.

Cuando vaya a ser plantado, ya sea en una maceta o en el jardín, será necesario que se le coloque un tutor para que este pueda trepar, recordemos que, estamos hablando de un arbusto trepador.  El tutor será ideal para que el arbusto tenga un desarrollo correcto, esto a su vez, va a beneficiar su futura cosecha.

Características del árbol de kiwi

Durante la temporada de invierno, se puede realizar la poda de formación, esta, consiste en recortar o rebajar aquellas ramas que crecen mucho hacia arriba con la intención de poder alcanzar más fácilmente los frutos al momento de que estos crezcan y maduren, por ello, lo recomendable es que, si se desea tener un árbol de kiwi frutal, lo ideal es que el mismo no supere los dos metros de altura.

Durante esta temporada más fría, será necesario que se le proteja de las fuertes heladas, en estas ocasiones, se le podrá colocar en el interior de la casa o en un jardín cubierto, especialmente si la temperatura baja más de los -2ºC.

En el caso de que la temperatura no baje más de ese límite, de podrá cubrir con una manta térmica o plástico de invernadero, con ello podrá estas protegido de los vientos helados y del frío invernal.

¿Qué debemos hacer para sembrar un árbol de kiwi?

Así como ocurre con casi todas las plantas, el árbol de kiwi también necesita tener ciertas condiciones para poder tener un buen desarrollo luego se ser sembrado, es por ello que, hoy conoceremos qué es lo que necesitamos para poder sembrar kiwi de manera correcta.

¿Cuándo sembrarlo?

Lo ideal, es poder realizar la plantación de kiwi durante la temporada de otoño y en el invierno, es decir, mientras se esté finalizando el mes de octubre y hasta mitad de febrero. Durante esa época, es cuando se deberá sembrar el árbol de kiwi, sí, el mismo, podrá desarrollarse mejor y de una manera correcta, además de que en el futuro, sus frutos serán mucho mejores y más deliciosos.

Iluminación y temperatura

Ya que es una planta de naturaleza subtropical, por lo regular, su clima ideal es el templado. Sin embargo, puede soportar estar en climas con temperaturas bajas, siempre y cuando estos tengan invierno que no sean demasiado largos y su frío no sea muy fuerte.

De hecho, este tipo de climas beneficia a la planta ya que le ayuda a la acumulación de horas frías, la misma, permitirá que luego el brote tenga mucha más fuerza que una planta que crece con climas templados.

Algo que debemos tener en cuenta es que, las heladas tardías que en ocasiones ocurren durante la primavera, pueden ser dañinas para el arbusto, lo mismo ocurre con las temperaturas que son inferiores a los -2 ºC, estas pueden ocasionar que el brote de los frutos sea retardado e incluso no ocurran.

Si bien, el árbol de kiwi necesitarás de unas 2.000 horas aproximadas de sol directo anual para que se puedan producir frutos de excelente calidad, no es conveniente que el sol le pegue de manera tan constante, por ello, se recomienda plantar en un lugar donde pueda tener sombras parciales durante algunas horas al día.

La temperatura ideal para esta planta es de entre 25º y 30 ºC. Se le debe proteger de los fuertes vientos, especialmente si estos están convertidos en ventiscas. En el caso de las lluvias, estas puede ser un obstáculo en la polinización que realizan las aves e insectos polinizadores, sin embargo, es algo que no podemos evitar más que colocando un techo transparente.

Riego

Como bien lo hemos dicho antes, el kiwi es una planta que necesita de un riego constante, tanto así que su humedad ideal debe estar por encima del 60%, siendo su porcentaje ideal de 75% de humedad.

Lo recomendable para ello es la instalación de un sistema de riego por goteo que sea de presión baja. Además de ello, es realmente importante que la tierra cuente con un buen drenaje para que no ocurran encharcamientos, pues si bien la humedad debe ser alta, se debe evitar el exceso de agua en las raíces para que no exista riesgo de asfixia radicular.

Son arbustos que tienen una mayor tolerancia a la alta humedad que a la sequía, por lo que, es importante que se realice un riego más constante si se está en verano o en zonas donde existe más sequía.

Sistema de riego por goteo para árbol de kiwi

Las lluvias que caen durante el otoño, ayudan a mejorar el tamaño y la calidad que tendrán los frutos que el árbol produzca más adelante, por lo que se deberá dejar que el mismo reciba estas lluvias que van a ser un gran beneficio.

En el caso de que esta planta sea sembrada en el interior, lo ideal es que se tenga en una habitación donde exista una humedad un poco alta, la misma se puede lograr haciendo uso de humificadores o atomizando de manera frecuente sus hojas, de esta forma, se estaría logrando una buena imitación de lo que sería la humedad en su ambiente natural, la cual se pierde mucho cuando se encuentra en el interior y no en el exterior.

La tierra en la que se encuentre sembrado deberá estar constantemente húmeda, o en su defecto, deberá regarse cuando los primero 5 centímetros de la capa superior se comiencen a notar ligeramente secas al tocarlo.

Preparación de la tierra

Para cultivar un arbusto de kiwi es ideal que se tengan suelos que sean profundos, que tengan un buen drenaje y tengan una buena dotación de materia orgánica. Lo ideal, es colocarlos en suelos que sean francos y arenosos, que carezcan de la presencia de cloruros, esto debido a que el kiwi, es por lo general un poco sensible a este tipo de elementos.

Estas plantas tienen un mejor crecimiento cuando se encuentran plantados en suelos un poco más ácidos, aquellos que posean un pH que esté entre los 6.0 y 7.0.

Preparación de tierra para árbol de kiwi

Paso a paso para sembrar un árbol de kiwi

Vamos a dejarte un pequeño tutorial de cómo puede sembrar kiwi paso a paso, de esta manera, si estás dispuesto a tener un árbol de kiwi, podrás hacerlo de manera correcta, lo que será beneficioso para su óptimo desarrollo y para tener frutos de excelente calidad.

Limpieza del terreno

Lo ideal es que se haga una limpieza completa, se quiten las malas hierbas que puedan estar en el terreno y todos aquellos restos de cultivos que se han realizado anteriormente, además de quitar todos aquellos residuos que pueda haber en la zona. De esta manera, se garantía que el arbusto reciba la cantidad necesaria de nutrientes que son adecuadas para su desarrollo.

En el caso de que se realice la extracción de otras plantas que se hayan cultivado anteriormente o que crecieran en el terreno de manera natural, las mismas deberán quitarse de raíz, de esta forma se evita que las mismas crezcan de nuevo.

Preparación del terreno

  • Se recomienda humedecer el terreno antes de realizar la siembra, de esta manera, se evita correr el riesgo de que los brotes puedan ser movidos al momento de riego debido a la fuerza del agua cuando se realiza el mismo.
  • Se deberá fertilizar el suelo donde será sembrado. Lo ideal es que se coloque sobre la tierra una capa de al menos 2,5 centímetros de composta.
  • Se deberá mullir el suelo por al menos un metro de profundidad, de esta manera, te asegurarás de que la planta pueda anclar de la manera correcta sus raíces.

Introducir las semillas en el suelo

  • Las semillas deberán ser colocadas a 2,5 metros de profundidad, las mismas deberán ser cubiertas luego con tierra. Deberás regar la semilla enterrada de manera inmediata para que se pueda mantener la humedad en la tierra donde se ha colocado.
  • En el caso de que la siembra se vaya a realizar en el interior, deberás asegurarte de que la maceta se coloque en un lugar bastante iluminado con luz natural. En un inicio, lo ideal es que la planta tenga entre 10 y 12 horas de luz durante el día.
  • En el caso de que desees trasplantar a otra maceta, deberás esperar algunos meces para el que brote logre alcanzar una altura considerable el cual nos indicará que está listo para poder ser movida a su nueva maceta o lugar.
  • En el caso de que vayas a sembrar más de una planta de kiwi, deberás asegurarte de dejar al menos tres metros de separación entre cada una de ellas para que al crecer, cada una pueda tener su propio espacio.

Protección y mantenimiento del árbol

Será necesario que una vez notes que la capa superficial de tierra donde está la planta comienza a secarse, la riegues para que se pueda conservar la humedad. Lo ideal es que cuando estás se encuentren en crecimiento, las protejas haciendo uso de mayas metálicas alrededor, para que no puedan ser pisadas por nadie.

Puedes hacer uso de un abono orgánico, de manera que sirva como alimento nutricional para la planta. En estos casos, se puede emplear el uso de humus de lombriz. En el caso de que sepas o pienses que el suelo carece del hierro suficiente, puedes añadir al mismo sulfato de hierro para poder tener la cantidad necesaria que la planta requiere.

Protección para el árbol de kiwi

Algo que siempre debes tener presente, en el caso de que tengas un árbol de kiwi en el interior, es que deberás tener un ambiente húmedo en el lugar donde este se encuentre, esto será esencial para su buen desarrollo.

Además de eso, también hay que recordar que estos árboles no son buenos con los vientos fuertes, por lo que sí están en el exterior, deberás protegerlos de estos.

Poda

Este árbol o arbusto, necesita ser podado para que pueda tener un crecimiento mucho más fuerte y con vigor.

Se deberán quitar todas aquellas ramas que sean viejas, las hojas que se encuentren dañadas o podridas al momento de realizar la poda. Por lo general, esto se realiza en las épocas de invierno, antes de que el árbol comience a florecer. En el caso de que el árbol presente ramas secas, las mismas, deberán ser eliminadas de inmediato, sin importar la época del año en la que se encuentre.

Para realizar la poda, puedes hacer uso de las tijeras de jardín, de esta manera, se podrá realizar un corte que sea limpio y que debe ser realizado casi al raz de la base de la rama.

Por lo general, estas podad que se le realizan al kiwi, están orientadas a poder darle un guía de crecimiento a la planta y a su vez poder darle una forma deseada.

Aclareo de los frutos

Cuando el árbol comienza a dar sus frutos, podrás realizar un aclareo que sea regular. Hacer esto, hace que la producción de frutas aumente de manera considerable. Además de ello, también ayuda a poder suprimir aquellos frutos que se encuentre dañados por alguna enfermedad, malformación o por un crecimiento bastante excesivo.

Lo recomendado es que el aclareo se realice durante la época de verano.

Polinización

Al ser una planta dioica, el kiwi cuenta con ejemplares machos y hembras. Para una reproducción optima, se necesita tener un macho por cada 5 hembras plantadas.

La mejor manera de poder tener una polinización óptima, es teniendo una gran variedad de árboles. En el caso de que tengas dos, tres o más árboles de kiwi, las abejas y los pájaros polinizadores comenzaran a trasportar el polen de un árbol hacia el otro.

¿Cómo cosechar al árbol de kiwi?

Las frutas comienzan a aparecer cuando el árbol tiene alrededor de unos 3 años de haber sido plantado, no obstante, los mejores frutos aparecerán tras unos 7 años aproximados de la plantación, por lo que, se deberá tener paciencia si se quieren cosechar lo mejores frutos.

La recolección de los frutos deberá iniciarse a mitad del mes de octubre y al único de noviembre. Luego de que el kiwi es arrancado de la planta, se deberá esperar un poco para que el mismo pueda ablandarse y pueda estar completamente lito para poder comerse y disfrutarse.

Para poder conservar los frutos, los mismos, deberán ser congelados a una temperatura que se encuentre entre -2 y -2,5 ºC, además de ello, deberá tener una humedad que se encuentre en un 95% aproximadamente, esto es indispensable para que la pulpa de la fruta no termine por marchitarse y sea inconsumible.

Plagas y enfermedades del árbol del kiwi

Vamos a conocer algunas de las plagas y enfermedades que pueden ser perjudiciales para el árbol de kiwi. Estas son:

Nematodos

Estos se introducen en las raíces y pueden ser causantes de malformaciones en las mismas, lo que, a largo plazo, podría generar que las raícen terminen por pudrirse y dañar toda la planta.

Para poder tener un control de estos nematodos, se puede recurrir a la siembra de dientes de ajos, los cuales sirven como un potente repelente. Aunque, también se puede recurrir al uso de la esterilización al vapor y la solarización de la planta.

Botrytis Cinerea

Esta puede comenzar a atacar a la planta durante el tiempo donde las flores comienzan a crecer, lo que trae como consecuencia que las mismas, crezcan de manera deforme e incluso puede ocasionar que las flores, al igual que los frutos, comiencen a caerse antes de tiempo.

Para poder evitar esto, lo ideal es instalar un sistema de riego por goteo o realizar la aplicación de cola de caballo en la planta, lo cual será una forma de prevenir que esto ocurra y el árbol sea afectado, o en el peor de los casos, dañado.

Otra forma de evitarlo, es realizando una buena limpieza del terreno y eliminando todas las malas hiervas y los restos de cultivos que no queramos tener, pues sí no corremos el riesgo de que la planta se vea afectada.

Pájaros

Los pájaros tienden a picotear las frutas del kiwi, lo que ocasiona que las mismas se dañen y puede traer consecuencias.

Para evitar que esto ocurra, se puede hacer uso de metales brillantes, discos compactos, o láminas de hojalata, las cuales deberán colgarse de las ramas del árbol con la finalidad de poder evitar que los pájaros se acerquen, ya que la luz fuerte que estos objetos ocasionan, molesta a los pájaros y no se acercarán.

Otra opción que puedes utilizar, es haciendo uso de espantapájaros, estos también son una buena opción para evitar que los mismos se acerquen a picotear los frutos del árbol.

Beneficios y propiedades del fruto del árbol de kiwi

La fruta del árbol de kiwi, tiene múltiples beneficios. Vamos a conocer cuáles son estos:

  • Tienen una buena cantidad de fibra, lo que ayuda mucho al tracto digestivo.
  • Son excelentes para combatir la anemia, pues esta fruta sirve para poder mejorar la absorción que el cuerpo tiene sobre el hierro.
  • Ayuda a liberar la retención de líquido en el cuerpo.
  • Es ideal para el fortalecimiento en los huesos, por ello se recomienda a las personas que sufren de problemas óseos.

Contraindicaciones de la fruta

Aquellas personas que son alérgicas a la fruta, deberán evitar todo contacto con la misma. En el caso de los niños, lo ideal es que no consuman mucho de esta fruta, pues podría ser perjudicial debido a que pueden tener un exceso de hierro en la sangre y además el alto contenido de fibra puede ocasionarles malestares estomacales.

Ahora bien, las personas que sufran de cálculos renales o biliares, deben evitar también el consumo de esta fruta, de esta manera evitan agravar y aumentar los cálculos.

Para bajar de peso

Es ideal para incorporarlo en las dietas, pues esta fruta puede saciar el apetito y además de ello, posee una cantidad bastante baja de calorías y grasas, lo que la hace perfecta para poder tener una dieta equilibrada y poder perder el peso que se desea.

Como laxante

Gracias a su alto contenido de fibra, el kiwi puede ser usado como un laxante natural el cual ayudará con los problemas de estreñimiento y mejorará el proceso digestivo.

Propiedades de la semilla del kiwi

Las semillas de la fruta de kiwi poseen ácidos grasos los cuales conocemos comúnmente como Omega 3, los cuales, son ideales para poder ayudar al cuerpo a estar mucho más sano, además, es perfecto para tener un corazón y cerebro saludable.

Valor nutricional del kiwi

El contenido del valor nutricional se encuentra calculado por cada 100 gramos de la fruta:

  • 50 gramos de calorías
  • 6 gramos de grasas
  • 15 gramos de hidratos
  • 9 gramos de proteínas
  • Omega-3
(Visited 57 times, 1 visits today)

Deja un comentario