Árbol del durazno: Características, cuidados y más

De los árboles frutales este es uno de los que ofrece un fruto dulce muy agradable en sabor y forma para miles de personas, algunas características del árbol de durazno, cómo se planta, sus cuidados básicos y las plagas y enfermedades a las que se enfrenta serán mencionadas en esta entrada.

árbol de durazno

Planta de durazno

El duraznero o la planta Prunus Persica, viene de China desde hace más de 4.000 años, hasta que un día los españoles hicieron que llegara a América y a otros continentes. China es el mayor productor de todas las variedades nativas de durazno y en distintas ciudades como Beijín se pueden apreciar mucho este tipo de árboles en su Flora, especialmente por su hermosas flores y las tonalidades que producen las mismas al paisaje que decoran.

Características

El árbol de durazno es caducifolio, puede tener una altura de entre 6 a 8 metros. Sus características especiales es que en sus pétalos y flores se encuentran los extremos ligeramente dentados, además de que es muy bonita la floración y son flores hermafroditas, conteniendo ambos órganos sexuales por lo que la auto polinización se va a llevar a cabo de manera muy sencilla.

Es importante tener en cuenta que dentro del mismo fruto del durazno se encuentra un hueso denominado como endocarpio óseo, este hueso va a ser el protector de la semilla que se encuentra adentro.

El duraznero es un Árbol frutal fácilmente adaptable a climas templados, aunque ya como actualmente hay muchas variedades de durazno hay algunas que todavía se pueden adaptar a climas subtropicales. En cuanto a suelo, dada la alta gama de variedades de durazno, se pueden adaptar a distintos tipos de suelo que van desde los arcillosos, arenosos, porosos, etcétera.

Este árbol va a tener una vida útil de producción de un lapso de entre 8 a 10 años, ya que es un árbol que dura muchísimo más años pero si se desea para producir muchos duraznos para el consumo o la venta pues ahí si hay que tomar en cuenta este lapso de tiempo. Al saber que es un árbol que se aclimata muy bien a zonas templadas va a requerir de un estado de dormancia que se va a activar cuando se genere cierta cantidad de horas frías, estas serían horas menores a 7 C°.

La mayoría de los árboles frutales o de los árboles caducifolios tienen esta necesidad y en el invierno es cuando se secan completamente, todas sus hojas, todos sus brotes tiernos, todo se seca, para que al comienzo de primavera o verano vuelva a rebrotar y lo haga con mayor fuerza, y su etapa de floración sea también con mayor fuerza y por ende se puedan conseguir muchos más frutos.

cómo cuidar un árbol de durazno

El Árbol del durazno va a requerir de cierta cantidad de horas de frío, al menos unas 200. Como ya hay muchas variedades de durazno y ya se han incrementado las variedades del mismo también hay otro rango de horas frío que normalmente se utilizan para las variedades más difundidas, y este lapso va a ser de 600 a 800 horas de frío, cosa que hay que tomar en cuenta para que en los inviernos se consigan esa cantidad de horas para que logre rebrotar con mayor fuerza.

En temporadas en donde surge el rebrotamiento, como suele ser en finales de primavera, principios de verano, y todo el verano, pues se requiere de una temperatura aproximada de entre 20 a 25 grados centígrados para la proliferación de nuevos brotes que generen nuevas hojas, nuevos tallos y también para la etapa de floración.

¿Cómo plantarlo?

Es importante tomar en cuenta la época y sobre todo cómo se va a germinar la semilla del árbol de durazno, se describirá el proceso a continuación:

  • En primer lugar, se va a conseguir un fruto de durazno bastante maduro, luego se procede a retirarle toda la pulpa y luego se va a obtener el hueso del durazno. Este hueso del durazno se debe colocar en una superficie en un papel o en donde sea para que se seque durante dos semanas, para que toda esa capa protectora o también el exceso de la misma pulpa se vaya secando.
  • Después de esas dos semanas se va a utilizar una herramienta o algo para romper el mismo hueso, ya que dentro del hueso es que habitan las semillas, se procede a romper el hueso con mucho cuidado de no afectar la parte central que es donde se encuentran las semillas.
  • Luego de esto hay que colocar las mismas semillas en agua durante 24 horas para que las mismas se hidraten y se comiencen a formar.
  • Luego de todo esto y de que las semillas que se hayan encontrado, y previamente haberse colocado después de 24 horas en agua, pues ahora se van a colocar en un paño o servilleta húmeda y se van a tapar con un papel aluminio, dicho papel es para que no le entre de ninguna manera la luz solar o la luz del exterior.
  • Se coloca ese papel aluminio junto con las semillas en la nevera, de manera que se asemeje la temporada de frío o una temporada de invierno. Se van a mantener en la nevera aproximadamente durante cuatro semanas. Es importante no colocarlas en el congelador porque las temperaturas son muy extremas.
  • Después de esas cuatro semanas, se extraen, y ya se han de tener algunas semillas germinadas. Esas semillas germinadas ya se podrán ir colocando una por una en una maceta con tierra.

Cuidados básicos

En cuantos a sus los cuidados del árbol de durazno, cuando ya estén colocadas en tierra es importante colocarlas en un lugar en donde les pegue muchísimo el sol, a pesar de preferir de climas templados requiere de una exposición directa al sol por esto mismo hay que colocarlas en un lugar donde mayormente haya exposición solar.

Tierra y abono

El árbol de durazno se puede adaptar a distintos tipos de suelo, pero es importante brindarles materia orgánica en todo momento, todos los residuos orgánicos que puedan aportarse como abonos orgánicos hay que colocarlos en la planta para que tenga los nutrientes necesarios para seguir creciendo.

Riego

Referente al riego es importante decir que en la etapa de fructificación, es decir cuando ya se tiene la floración y ya se polinizan las flores y comienzan a generar el pequeño fruto, pues es ahí cuando hay que regar abundante agua ya que la competencia en el mismo árbol, tanto para generar zonas vegetativas como tallos y hojas, compiten mucho en contra de la generación del fruto.

En este sentido, hay que regar con abundante agua para que ambas cosas se mantengan y no se desechen los mismos frutos que vayan a ir creciendo en el árbol de durazno. Siempre cuidando de no hacer un charco alrededor de la planta para que no se pudra más adelante.

Plagas y enfermedades

Esta planta durante su proceso de crecimiento y formación suele estar propensa a varias plagas y hongos y por ende varias enfermedades como lo es por ejemplo, la lepra. Todo esto puede ser generado por un riego de agua hacia las plantas, o un que una bacteria o animal se introduzca dentro de ella haciendo madurar más rápido el fruto y por ende pudriéndose, ayudando a la plaga o bacteria a crecer y regarse más rápido pudiendo contaminar el resto de los frutos ya florecidos.

Cosecha

La cosecha del durazno es fácil, el momento ideal será cuando el fruto cambie de su color verde a un amarillo o naranja, este fruto cuando se corta va a seguir madurando en el recipiente en el que se mantengan. Así que si cualquier persona se equivoca al momento de realizar la cosecha solo debe esperar cierto tiempo a que el fruto se madure en la cocina.

(Visited 889 times, 1 visits today)

Deja un comentario