¿Cómo Crece una Planta?, ¿Qué Necesita? y más

Con tantas plantas en el mundo de diferentes tamaños, formas y con diferentes estructuras preguntarse ¿cómo crecen las plantas? es natural para comprender los procesos que realizan estos seres vivos tan importantes para la naturaleza, en esta entrada se explicará cómo lo hacen.

cómo crecen las plantas

¿Cómo crecen las plantas?

Como todo ser que pertenezca a alguno de los reinos de los seres vivos su estructura surge como producto de algunos procesos que se llevan a cabo en determinado tiempo, con la ayuda de algunos factores y en ciertas condiciones específicas, las semillas requieren ciertas condiciones específicas para que se puedan producir los siguientes procesos del crecimiento y pueda verse la primera raíz de la planta que luego se formará como tal (con tallo, hojas, flores y frutos).

Esto responde al ciclo vital que tiene cada uno de estos seres, al igual que los procesos de otras especies, por ejemplo Cómo nacen los tiburones, las ballenas, los leones, los seres humanos, los hongos, las bacterias, etc. Todo ser vivo crece gracias a una serie de etapas donde se van llevando a cabo los procesos biológicos correspondientes, cómo crece una planta es algo que se ve determinado por dos etapas principales y una forma particular de crecer frente a la de otros seres.

La primera de ellas corresponde a la germinación de una semilla para que pueda surgir una plántula y seguir con un proceso vegetativo donde van creciendo otras partes que tendrá la planta, por ejemplo, las raíces, el tallo y las hojas. Luego del crecimiento de esas partes se va a la segunda etapa que puede ser denominada como: etapa reproductiva, donde esta planta forma semillas que permiten que tenga descendencia.

Algunas plantas florean y dan frutos, para que surjan estas partes se llevan a cabo otros procesos que normalmente se dan cuando la planta ya tiene un avanzado crecimiento total de las partes anteriormente mencionadas. Las flores y los frutos son aquellas partes que permitirán la fase dos de aquellas que las produzcan, por ejemplo la Planta de fresas. En esos casos se forma primero una flor, la cual deberá ser fecundada para que se pueda desarrollar el fruto de la planta que contendrá la semilla.

cómo crecen las plantas

Se habló al principio de algunas condiciones específicas necesarias para que los procesos mencionados puedan ocurrir de forma exitosa, estas condiciones tienen que ver con sustancias químicas que al interactuar entre sí satisfacen los requerimientos de la planta (por ejemplo: citocinina, etileno, auxina, entre otros), también algunas condiciones externas como la temperatura del espacio en que fueron sembradas, el tipo de terreno, la presencia de algunos abonos, el agua y la luz que reciban, etc.

Reproducción de las plantas

Sobre la reproducción de las plantas es preciso conocer que puede ser de dos formas, sexual o asexual. La primera ocurre cuando una planta y otra proceden a la fecundación gracias a insectos polinizadores o el viento que lleva las células masculinas a donde están las células femeninas de la otra planta, estas deben ser diferentes. También puede pasar en la reproducción sexual que una planta se fecunde a sí misma (esto es conocido como autogamia y la fecundación de dos ejemplares distintos es conocida como alogamia).

La segunda forma de reproducción (asexual) ocurre cuando se da una mitosis celular que permite que se forme otra planta completamente igual a la de su progenitora, esto ocurre mayormente en las plantas no vasculares o cuando las personas llevan a cabo a multiplicación vegetativa.

Nacimiento de las plantas

El nacimiento de las plantas comienza realmente con la ubicación de la semilla en un terreno ideal para que pueda producirse la germinación, cuando ya comienza este proceso el crecimiento es seguro a menos que se interrumpa eliminando factores como el agua que solo provocarían la muerte de la planta, no se puede manipular estos procesos para una planta deje de crecer por un tiempo y luego retome los procesos, aunque sí es posible optimizar las condiciones del medio para que crezca con más rapidez.

cómo crecen las plantas y cómo nacen

Germinación

En este sentido, como primer proceso que explica cómo crece una planta se encuentra la germinación, que es donde nace la plántula, la cual sería una pequeña forma de vida que al crecer formará una semilla. Las semillas en su mayoría exigen algunas condiciones, algunas más que otras, por ejemplo: unas pueden requerir que la temperatura sea la ideal y que el agua sea la suficiente para que la plántula pueda crecer y luego la semilla germine. Estas dos necesidades serían el mínimo que requieren, otras pueden necesitar un tipo de tierra específica, entre otras cosas.

La germinación es inducida gracias a una hormona denominada: giberelina que es producida por las semillas al llegar al suelo. Estas semillas son el producto sexual que se forma gracias a la fecundación de una especie de planta. Su función principal es incrementar su tamaño gracias a la multiplicación o la dispersión que haga en el espacio en el que se encuentra, es decir, cerca de la planta de la que surgió originalmente.

Dentro de las semillas se encuentra lo que en biología se denomina “endospermo” que sería aquello que contiene energía vital para que la evolución de la semilla se dé de forma exitosa, esto luego de que la misma absorba la cantidad de agua que necesita para liberar el ácido giberélico o la giberelina que como se indicó anteriormente: induce la germinación. Luego de eso se producirán enzimas que modificarán al endospermo hasta que se vuelva glucosa.

Es posible que las semillas no comiencen su proceso de germinación correctamente, algunas primero se deshidratan y luego se endurecen como método de protección del embrión de la planta que contienen, esto puede pasar cuando no hay suficiente humedad, no hay suficiente oxígeno, la temperatura no es la correcta, entre otras cosas. En ese caso será necesaria la imbibición o rehidratación para que se pueda producir la germinación.

cómo crecen las plantas

El crecimiento de las plantas

En general, el crecimiento de las plantas ocurre cuando sus módulos se repiten, cada módulo de la planta contendrá una hoja, una yema axilar y nudos (que son aquellos lugares en los que se coloca una hoja). Esto ocurre de esta forma porque “las plantas son organismos modulares” y cuando se va repitiendo cada módulo con el patrón indicado anteriormente se da la expresión de las yemas en las partes encargadas de la reproducción, por ejemplo, las flores o las ramas (cuando la planta no produce flores).

En este sentido, cuando la semilla ya disfruta de las condiciones ideales para que la planta se pueda desarrollar comenzará a surgir la raíz, la primera de todas las que tendrá. Es posible que esta raíz tarde tres o siete horas en crecer. Una raíz primeramente forma tejidos como el protodermo, el meristema y el procambium, luego con la elongación va creciendo de forma vertical y luego los tejidos formados se van transformando y pasan a ser tejidos especializados que se diferencian de los de otras plantas.

Volviendo a los procesos de crecimiento, se deberán explicar dos fundamentales para conocer mejor cómo crece una planta y un poco más sobre la germinación:

Polinización

Este es uno de los procesos de la etapa de reproducción que tienen las especies del reino vegetal, en él lo primero que ocurre es que agentes polinizadores transportan gametos masculinos que se mantienen en la parte de las flores llamada “estambre” a hasta las partes de una flor femenina (pistilos). La polinización abre paso a la fase de reproducción de las plantas, que sería la fecundación y con ambos procesos de asegura que la especie perdure, evolucione y se reproduzca creando nuevos ejemplares.

Fecundación

Este es un proceso importante en todo lo relacionado con cómo crece una planta. Ya cuando los gametos masculinos están con las células femeninas de las plantas proceden a unirse para que se pueda dar la fecundación, esto solo ocurre después de que el polen llega al ovario de las flores gracias al proceso explicado anteriormente.

Cuando esa célula masculina que será llamada “embrión” ya está en el ovario procede a dividirse y poco a poco se va formando la semilla. Las plantas que dan frutos los forman alrededor de las semillas.

Germinación

Luego de la fecundación se da la germinación, que como se explicó anteriormente comienza cuando la semilla ya encuentra las condiciones ideales para que la semilla pueda abrirse, crear raíces y que estas salgan de ella. Ya cuando el primer brote ha surgido la semilla se ha alimentado correctamente, el tiempo para que la germinación se comience naturalmente puede ser diferente dependiendo del suelo y en algunos casos de la semilla, en cualquier caso tres fases fundamentales ocurren en este proceso:

  • Hidratación: Se divide el proceso de germinación en tres comenzando por la hidratación y alimentación de la semilla, esto es principal para que se pueda dar la germinación porque la humedad y las sustancias químicas que se encuentren en el suelo fértil permitirán que la semilla se abra y tenga la energía para formar el primer brote.
  • Germinación: Aquí es cuando se da la apertura de la capa protectora que tiene la semilla para que la raíz pueda crecer, este crecimiento causa una especie de deshidratación porque la cantidad de agua absorbida por la planta disminuye completamente.
  • Desarrollo: Cuando el brote ya se ha formado en el interior de la semilla y esta se abre para que pueda crecer es cuando va aumentando su tamaño, durante su crecimiento no deja de absorber agua del terreno en el que está ni de alimentarse de las sustancias químicas que le permitirán aumentar más y más el tamaño, posteriormente se irán formando el resto de las partes de la planta.

No puede decirse que para este punto la supervivencia ya está garantizada porque múltiples factores pueden interferir en cómo crece una planta o en su muerte cuando ya está formada. Lo cierto es que para el desarrollo de la planta son necesarios ciertos macro y micronutrientes que permitirán que se realicen otros procesos.

Necesidades de las plantas para su desarrollo

Las plantas se diferencian de otras especies como los animales en ciertos aspectos que se relacionan con cómo crece una planta, por ejemplo, el tamaño que pueden alcanzar es determinado, su alimentación se ve condicionada con el metabolismo heterotrófico que tienen las plantas, mientras que los animales tienen un metabolismo autotrófico, por otra parte, lo que sería el linaje de las plantas y la identidad de sus células se mantiene por muchas generaciones, mientras que en los animales estos pueden cambiar.

Lo que sí tienen en común es que necesitan algunos nutrientes y otras sustancias para que su crecimiento pueda darse sin problemas, por ejemplo, la luz del sol y el agua son vitales para que las plantas obtengan la energía que les permitirá irse desarrollando poco a poco. El dióxido de carbono también es importante así como las sales minerales, igualmente en el suelo en el que se encuentran cultivadas ellas pueden encontrar algunos nutrientes que permitirán que crezcan, algunos de ellos son:

  • Azufre
  • Boro
  • Calcio
  • Cobre
  • Fósforo
  • Hierro
  • Manganeso
  • Nitrógeno
  • Potasio
  • Zinc

Estos macro y micronutrientes permiten que se den procesos como organogénesis y que las reacciones enzimáticas puedan darse de forma correcta, de manera que las plantas puedan cumplir todos los procesos que requiere su metabolismo heterotrófico, el cual que consiste en la ruptura de enlaces de las moléculas orgánicas y de ahí adquirir la energía y la alimentación que necesitan.

Luego de ver cómo crece una planta se puede optimizar el terreno para que sea fértil para todas las que se deseen sembrar, esto puede hacerse con ayuda de fertilizantes, abonos, con la poda del terreno, asegurarse de que en esa zona llegue suficiente luz natural y regar la tierra, aunque no haya semillas en ella.

(Visited 1 times, 1 visits today)

Deja un comentario