Cuidados del Granado, Características, Cultivo y más

El granado, es un árbol o un arbusto que tiene una gran resistencia a los climas cálidos, por lo que puede tener una gran tolerancia a las sequías, además de ello, es muy valorado por ser ornamental ya que sus flores son de un hermoso color rojo. Hoy te daremos a conocer cuáles con los cuidados del granado.

Características del granado

Antes de comenzar a conocer sobre cuáles son los cuidados que requiere el granado, primero vamos a conocer un poco más de esta planta, de esta manera, aprenderemos sobre ella, esto nos ayudará a comprender por qué requiere de sus cuidados y qué es lo mejor que podemos hacer para que la misma pueda desarrollarse de la manera adecuada.

El granado, tiene como nombre científico Punica granatum. Es una Flora considerada como espinosa, pues la misma contiene algunas espinas rodeándola. Sus hojas son caducas y forman parte de la familia de la Lythraceae.

El granado es procedente de irán, sin embargo, poco a poco se ha ido hecho natural de Mediterráneo y de las Islas Canarias, las cuales, han adoptado a esta planta como propia.

Estos Árboles con frutas pueden llegar a tener una altura aproximada de 5 metros y sus hojas son de un tamaño pequeño, con forma lanceolada y de un color amarillo-verdoso cuando están comenzando a crecer y verde cuando ya han alcanzado la madurez.

Su florescencia es primaveral, cada florecilla puede llegar a medir 4 centímetros de diámetros y poseen un precioso color rojo que las hacen resaltar y ser una de los árboles más bonitos.

En el caso de los frutos, este es muy famoso, la granada, ha sido conocida en muchas partes del mundo y es muy buscada por ser deliciosa y refrescante. Estas frutas pueden llegar a tener un tamaño aproximado de 12 centímetros y poseen una forma redonda (esférica) de un fuerte color rojo.

Aunque no lo parezca, esta planta es muy rustica, es decir, bastante resistente, tanto que, la misma puede llegar a soportar sin problemas las bajas temperaturas invernales, de hasta -12ºC. Ahora bien, en el caso de las altas temperaturas, pueden llegar a soportar hasta 40ºC. Es por esta razón que, es un árbol que puede ser cultivado en varios tipos de climas y no requiere de un cuidado especial.

Variedades que existen del granado

Cuando hablamos sobre los tipos de granados que existen, debemos tener en cuenta que existen 3 variedades de ellos. Estas son:

  1. Común: este árbol nos dará frutos muy dulces y deliciosos.
  2. Agrio: como es de esperarse, los frutos de esta planta son agrios, por lo que no tienen un sabor agradable, sin embargo, es muy valorado por ser ornamental y muy hermoso.
  3. Sin pepita: similar al grano de Elche o al mollar e Jávita, las cuales son dos variedades muy conocidas en España.

Cuidados del algarrobo y sus tipos

Cuidado y cultivo del granado

Si deseas tener un Árbol o arbusto de granado en el jardín o el patio de tu hogar, entonces deberás conocer cuáles son los cuidados necesario que esta planta requiere para poder tener un buen desarrollo y una vida sana. Conozcamos cuáles son estos cuidados:

Ubicación

El granado es una planta de exterior, es por ello que, la misma, requiere de poder sentir directamente de los cambios de estaciones que ocurren durante todo el año. De esta manera, será necesario que se encuentre ubicado en una zona donde pueda recibir directamente los rayos del sol, lo ideal es que pueda estar expuesto a ellos durante todo el día, de no ser así, el desarrollo de esta planta podría ser lento y no adecuado.

Suelo, tierra o sustrato

No es una planta muy exigente, por lo que se podrá colocar en la tierra del jardín o dentro de una maceta, sin embargo, lo ideal es que el suelo, tierra o sustrato que se use, tenga un buen drenaje, esto se debe a que, el granado, no tolera muy bien el exceso de agua y los encharcamientos.

Riego

  • En el jardín: en estos casos, el granado llega ser muy resistente a las temporadas de sequía. En el caso de que la planta sea cultivada con la intención de poder obtener sus frutos, lo ideal es que la misma sea regada al menos dos veces a la semana. Si en el lugar donde se encuentra plantada caen al menos 350 mililitros de lluvias en el año, luego de que la planta cumpla su segundo año, sus riegos podrían hacerse un poco menos frecuentes.
  • En macetas: cuando se planta en una maceta, lo ideal es que se riegue algunas veces en el año, especialmente en las temporadas donde la temperatura es más alta (verano). Cuando se riega, se deberá hacer hasta que el agua comience a salir por los agujeros de la maceta, es allí cuando sabemos que tiene suficiente agua. En el caso de que notes que cuando riegas el agua se escurre casi de inmediato por los agujeros, significa que el sustrato se encuentra compactado. En estos casos, se deberá tomar la maceta con todo y la planta y sumergirla en un recipiente con agua por una media hora, de esta manera, el sustrato absorberá el agua necesaria y se humedecerá correctamente.

Abonado

El abonado del granado no es completamente necesario, sin embargo puede realizarse durante la época primaveral y el verano. Lo recomendable es que se realice haciendo uso de un abono que sea orgánico, uno de ellos puede ser el extracto de las algas, sin embargo, se deberá seguir las instrucciones recomendadas para poder hacerlo de manera correcta.

Además de ello, también puedes hacer uso de compost, mantillo e incluso estiércol, siempre y cuando este sea de animales herbívoros. El mismo deberá ser colocado sobre la capa superficial de la tierra en la que se encuentre cultivado el granado. Haciendo esto, se logrará enriquecer y nutrir a la planta de la manera correcta.

Poda

Cuando se vaya a realizar la poda del árbol de granada, la misma deberá realizarse cortando aquellas rama que se encuentre entrecruzadas o torcidas, también deberán quitarse los chupones y aquellas ramas u hojas que comience a tomar una apariencia enferma o débil. Si deseas saber  cuándo se podan los granados debes saber que lo ideal es que esto se realice cuando el invierno esté finalizando.

Para poder hacerlo de manera correcta, se deberá hacer uso de las herramientas correspondientes para la realización de las podas, una de las herramientas más usadas son las tijeras de podar. Cuando se haga, se deberán cortar todas aquellas ramas que tengan menos de un centímetro de grosor.

En el caso de que las ramas tengan más de un centímetro de grosor, las mismas podrán cortarse con un serrucho o una cierra que se encuentre esterilizado.

Cuidados del granado y su poda

Plantación o trasplante

La plantación o el trasplante de la planta de granada hacia una maceta de mayor tamaño, deberá realizarse durante la primavera, de esta manera, ya no existe el riesgo de heladas.

Esta planta puede soportar de manera bastante eficiente los trasplantes, sin embargo, se deberá tener mucha precaución con las raíces. Una vez que el trasplante se realiza, será necesario que se realice un correcto riego.

Plagas

Esta planta puede ser atacada por:

  • Barrenillo
  • Pulgones
  • Cotonet
  • Cochinilla de la tizne
  • Barrena

Para tratar a estas plagas, se deberá hacer uso de tierra de diatomeas, jabón potásico o aceite de neen. Haciendo uso de estos productos, podrás alejar a estas plagas de la planta y así evitar que la misma pueda ser perjudicada.

Enfermedades

La enfermedad más común que pueden afectar a esta planta de granado es la botritis, el cual se trata de un hongo que al atacar a la planta, daña a los frutos haciendo que los mismos se pudran antes de tiempo.

Cuidados del granado y las enfermedades

La única forma de poder tratar esta enfermedad es usando fungicidas.

Problemas del granado

Aunque por lo general el granado es una planta de fácil mantenimiento y que tiene una salud bastante buena, la misma a veces puede verse afectada por dos tipos de problemas:

  • Los frutos se abren: esto ocurre cuando la planta no recibe una cantidad equilibrada de agua desde el momento en que lo frutos comienzan a nacer hasta que los mimos maduran. La mejor manera de poder evitar que esto ocurra es haciendo uso de los riego por goteo, de esta manera el riego siempre será igual en cualquier momento.
  • El fruto se agrieta y se cubren con manchas: en este caso, esto ocurre cuando la planta se ve expuesta de manera excesiva a una gran cantidad de sol fuerte, ocasionando que la misma sea expuesta a una insolación. Si consideras que la planta pueda estar expuesta a sufrir de insolación, puede hacer uso de una malla de sombreo la cual ayudará a que la misma reciba sombra de manera ocasional.

Recolección

Esta se realiza a finales de la época veraniega o al inicio o mediados del otoño. La recolecta se comenzará a hacer cuando los frutos se encuentren perfectamente maduros y que así como su color y forma sean adecuados.

Multiplicación

Esta planta puede ser multiplicada por medio de semillas o esquejes, de cualquiera de las dos manera que se haga, el producto final será un hermoso y delicioso árbol frutal.

Por semillas

La siembra de las semillas deberán realizarse en semilleros que contengan sustrato de cultivo universal, lo ideal es que estos semilleros tengan un máximo de dos semillas cada uno. El riego que se le debe realizar en esta etapa debe ser esporádico, lo ideal es que en al menos 20 días, la semilla comience con su germinado.

El semillero se deberá ubicar en el exterior, donde la luz del sol le pegue de manera directa, haciendo esto, la planta podrá comenzar a desarrollarse de la manera correcta.

Esquejes

La multiplicación por medio de esquejes, es la forma adecuada de poder obtener un nuevo árbol que tenga cierto tamaño. Para que esto ocurra, se deberá tomar una rama del árbol “madre” que tenga unos 25 centímetros de largo, a esta, se le deberá colocar en el extremo base un poco de enraizante natural o casero, este debe impregnar toda la zona.

Una vez que se tenga la rama con el enraizante, la misma deberá colocarse en una maceta que contenga tierra dentro de ella, solo será necesario que se entierran los primeros 5 centímetros de la rama, la zona que contiene el enraizante. Finalmente, la maceta con el esqueje deberá llevarse l exterior para que reciba luz directa del sol.

Rusticidad

El granado es una planta bastante resistente y rustica, la misma, puede ser bastante tolerante al frío, razón por la cual, puede soportar sin problemas heladas de hasta -12ºC. Además de ello, también es capaz de poder vivir en lugares donde las temperaturas puedan llegar hasta los 38ºC,así que, se puede decir que, el granado es una planta que puede soportar climas fríos y cálidos.

Usos del granado

El granado puede tener diferentes usos, pues la planta sirva como una perfecta decoración para tu jardín o patio pero también puede ser usada como una planta beneficiosa para tu cuerpo. Vamos a conocer un poco más sobre ello.

Uso ornamental

Es una planta muy hermosa, tanto sus frutos como sus flores son muy coloridas y podrán dar una hermosa vista sea donde sea que se coloque.

Esta planta puede ser usada como seto o como colocarse de manera aislada de forma que, sea el único foco de atención. De igual manera, es también uno de los árboles más usados en el arte del bonsái, pues su belleza inigualable la hace perfecta para formar parte de este arte tan único y especial.

Uso culinario

Su fruto es muy codiciado, pues es realmente delicioso. El mismo se deberá consumir grano a grano mientras que se encuentra fresco. Con este fruto, se realizan múltiples platillos en el mundo de la cocina y la repostería, de hecho, se puede preparar, bebidas, jarabes, mermeladas, sorbetes y más.

Uso medicinal

La granada de jardín es una planta que se puede usar para hacer gárgaras las cuales, ayudará a aliviar la tos y algunos síntomas del resfriado. Es muy usada para bajar la temperatura corporal, es decir, controla la fiebre, también es ideal para tratar con la diarrea y para reducir los dolores por cólicos, así que es ciertamente una planta con muy buenas propiedades en el campo de la medicina.

(Visited 72 times, 1 visits today)

Deja un comentario