Esparraguera: Características, Cultivo, Cuidados y más

La esparraguera, se destaca por ser una planta ornamental, con producción comestible y además es solicitada en las floristerías para enaltecer decoraciones. Es originaria de Sudáfrica, con reproducción mediante semillas o por división, alcanzando a ser plantada inclusive en macetas. Descúbrela aquí.

Esparraguera

La esparraguera

La esparraguera, de nombre científico “Asparagus”, es una planta que posee la virtud de ser cultivada en todo lugar posible del globo terráqueo. Esto se lo confiere principalmente, los exquisitos espárragos que provee, teniéndose, que los mismos son una verdura de consumo humano, la cual forma parte de la ingesta común, para cualquier régimen alimenticio.

Su procedencia es de Sudáfrica, abarcando más de 300 especies, no obstante, dentro de estas, también se encuentran muchas nativas de Asia y de Europa. Entre sus peculiaridades, se encuentra ser una integrante de la familia de las “Liliáceas” y ser angiospermas, que la presenta como una planta con florescencia.

El follaje que muestra es completamente tupido, de particular apariencia muy ligero, delicado y, además, con un atrayente y fuerte tono verde. En su desarrollo presenta inflorescencia de pequeño tamaño, para lo que es la culminación de la estación de verano. Posteriormente, esta inflorescencia se convierte en bayas, que inicialmente poseen una coloración verde y después son rojas, cuando han logrado la completa maduración.

Sus Tipos de hojas, son de una muy singular forma de aguja. Por otra parte, esta especial planta es dioica, cuyo significado, es que su inflorescencia es unisexual, separada en tallo y tronco. Específicamente, sus flores de cada sexo, se hallan en plantas separadas, bien femeninas, como masculinas, por lo que, unas plantas poseen flores femeninas, mientras que otras, flores masculinas.

Su resistencia al frío es totalmente limitada, siendo necesario efectuarle el debido cuido. Adicionalmente, posee el beneficio de que su evolución, se manifiesta de forma acelerada. Llega a admitir fácilmente su cultivo, tanto en maceta, como en sustrato directo, donde la limitante es el nivel de pH, que debe ser ácido. Tras su crecimiento, su follaje se muestra con un modo plumoso, con semejanza a conos colgantes.

Clasificación taxonómica de la esparraguera

La clasificación taxonómica es la que establece la jerarquía de los taxones de los organismos a modo biológico. En tal sentido, para el caso de la esparraguera, su descripción se da de la mano del científico, botánico, naturalista y zoólogo, de origen sueco, Carlos Linneo. Siendo el año de la publicación, 1753, por medio del volumen “Species Plantarum”, 1: 313 – 314, teniendo los siguientes datos:

  • Reino: Plantae
  • Division: Magnoliophyta
  • Clase: Liliopsida
  • Orden: Asparagales
  • Familia: Asparagaceae
  • Subfamilia: Asparagoideae
  • Género: Asparagus

Características de la planta esparraguera

La planta esparraguera, se diferencia por presentar las siguientes relevantes características:

  • Es una planta perenne, lo cual quiere decir, que posee una longevidad superior a los dos años.
  • Su nombre científico es “Asparagus”.
  • Es una planta originaria de Sudáfrica, que engloba una cuantía superior a las 300 especies, entre las que también se encuentran procedentes de Asia y de Europa.
  • Pertenece a la familia de las “Liliaceae”.
  • Es catalogada como una planta de rápido o acelerado crecimiento.
  • Se destaca por ser una planta angiosperma, lo que significa, que es una planta con flores.
  • Es dioica, con flores masculinas y femeninas separadas, donde igualmente posee flores, tanto unisexuales, como hermafroditas e inclusive polígamas.
  • En su desarrollo, llegan a ser algunas, inclusive trepadoras, por lo que alcanzan mayor altura y espacio, si consigue de donde sujetarse.
  • Posee restringida tolerancia a las bajas temperaturas.
  • Sus hojas son en forma de aguja, manteniéndose si las condiciones son sus adecuadas, de un fuerte color verde.
  • La inflorescencia de la esparraguera, de coloración blanquecina, se lleva a cabo para la culminación del verano, estado integrada por seis pétalos y junto a estos seis estambres, que son las masculinas. Por otra parte, las femeninas, presentan un ovario, pudiendo tener dos o más óvulos.
  • Sus flores se convierten en bayas, que son inicialmente verdes y luego rojas, al madurarse. Estas bayas son el fruto, que desarrollan una forma esférica, cuyo rango referido al diámetro oscila entre los 4,5 y los 10 milímetros.
  • La planta posee una reproducción tanto por semillas, como por división.
  • Dispone un crecimiento notablemente acelerado.
  • A pesar de ser una planta muy resistente, puede ser atacada por parásitos, alguna enfermedad e inclusive plagas. Teniéndose, que como en cualquier otra planta, indudablemente llegan a debilitarla, debiéndose atacar el motivo oportunamente.

Bayas de esparraguera

Otras particularidades

  • Requiere de una buena incidencia de luz, que, si es por medio, de los rayos directos del Sol, es aún mejor, porque es su preferencia. Sin embargo, tanta incidencia debe controlarse, debido a que las hojas tienden a deteriorarse, tornándose inclusive de color amarillentas. No obstante, es posible mantenerla en ambientes internos, siempre y cuando sea muy cercano a una ventana.
  • Posee bulbos en sus raíces, lo cual trae consigo que no sea necesario que se le efectúen regados de manera continua. Esto es, porque dichos bulbos poseen la particularidad de retener el agua que posteriormente le suministra a la planta. Teniéndose, que es una planta, que se desenvuelve de forma previsiva ante las sequías, no dejando que tal incidencia la sorprenda.
  • Su follaje es altamente denso y con forma plumosa, donde su semejanza es la de conos colgantes.
  • Requiere que el sustrato donde se encuentre plantada sea de adecuado drenaje sin que se produzca el encharcamiento tras el regado común o la caída del agua de lluvia.
  • La esparraguera, es una planta de uso ornamental muy popular, además es buscada por las diversas floristerías, con el objetivo de complementar los adornos que proveen. Conjuntamente se destaca por tener producción comestible, que son las verduras espárragos, que se adaptan a regímenes alimenticios, indistintos de la dieta consumida.
  • El momento ideal de plantación es durante la estación de primavera.
  • Admite ser plantada tanto en el sustrato directo, como en macetas.
  • El replantado, es una práctica, que, para el caso de la esparraguera, es excelente, porque la ayuda en su evolución y desarrollo. Esto hace, que se sugiera sea considerado efectuarlo cuando se hallan plantadas en macetas, principalmente cuando se le observa limitación de crecimiento.

Cultivo de la esparraguera

La esparraguera, se caracteriza por ser una planta que permite y se adapta perfectamente al cultivo tanto en maceta, como al sustrato directo. Para esta, la única limitante significativa es el clima, esto es porque presenta sensibilidad a las bajas temperaturas. Tomando en cuenta este factor, es que se vuelve ideal su plantado en maceta, porque perfectamente puede cambiarse de un lugar a otro para resguardarla.

Es de hacer notar, que, a la esparraguera, le es necesario la incidencia de los rayos solares o por lo menos su notoria cercanía a ellos. Esto hace, que, si se encuentra ubicada en un área interna, se le permita que sea lo más próximo a una ventana. Al hacerlo, el cambio se vuelve completamente visible, porque sus hojas se apreciarán aparte de más sanas, con mayor volumen y fuerte color.

En maceta

El cultivo en maceta, le es de igual beneficio que el del sustrato directo. Aparte, para la esparraguera, establecerla en una de estrecha dimensión no es problema, porque a sus raíces les atrae los espacios donde se llegan a disponer limitadas. Es por ello, que es común apreciarlas en macetas de reducido espacio durante los primeros doce meses de cultivo. Siendo un diámetro normal, el que oscile por los ocho y los diez centímetros.

Es importante hacer mención, que a esta interesante planta le agrada ser plantada junto a otras plantas, por lo que no es inconveniente que comparta su maceta o que se anexe a una que tenga espacio disponible.

Para la esparraguera, lo necesario es que sea ubicada en un área provista de buena iluminación. Teniéndose, que es lo que además le permite mostrar la fuerte tonalidad de su verde follaje y es lo que la favorece al momento de desarrollar la densidad de sus hojas. No obstante, de no poder ubicarla con incidencia solar, con que se encuentre muy cerca de la luz es suficiente.

La temperatura que le es propicia y que se debe tomar en cuenta al instante de establecer su ubicación, es la que se encuentra en el rango de entre los 10°C y los 15°C. Esta es la que se maneja como óptima para la esparraguera, sin embargo, es capaz de tolerar aquella que se encuentre en la condición de los 25°C y los 8°C.

Por otra parte, es sugerido, que, durante la estación de verano, que cambia la temperatura ambiental, se tome la maceta y se ubique en áreas externas. Esta acción le va a conceder mostrar un follaje más verde, además de hacerse denso. Siendo el lugar ideal, aquel en el que no llegue a sentir fuertes vientos.

En sustrato directo

El sustrato directo como plantado o cultivo de la esparraguera es tomado en consideración, siempre y cuando se le puedan garantizar ciertos requerimientos. El primero de ellos, es que la temperatura ambiental no debe ubicarse por debajo de los 8°C, porque la planta no es capaz de tolerar ese nivel de frío. En este sentido, en rango usual de las Características del clima a modo local se vuelven necesarias de ser evaluadas.

La planta esparraguera, tiene como opción probable o ideal, ubicarla o establecerla en una zona del jardín en el que evidentemente le llegue solamente la claridad. Teniendo como posible o real limitante, que no posea la incidencia directa de los rayos del Sol. Esto le facilitara su igualmente próspero, denso y sano desarrollo.

Por otra parte, y aunque parezca increíble, acepta ser plantada donde la pendiente induce a la caída. Siendo observado que su crecimiento y desarrollo le es ahora efectuado en forma de cascada, atrayendo por demás las miradas.

Un consejo importante a tomar en cuenta, es que, si la condición ambiental se vuelve distinta a la cotidiana, llegándose a presentar heladas que le afectan, puede dársele protección con un denominado “velo anti-heladas”, durante el tiempo que así lo requiera.

Esparraguera en sustrato directo

¿Cuál es el momento ideal para ejecutar el cultivo de la planta esparraguera?

Tanto para el cultivo de la esparraguera en maceta, como para el efectuado en el sustrato directo, el momento idóneo y que por demás le favorece, es durante la estación de primavera. Teniéndose, que, si se efectúa al comienzo de la misma, para la planta le es un mejor provecho. En el que, indudablemente puede alcanzar una mayor densidad de su follaje y un acentuado tono verde de sus hojas.

Como elemento fundamental a considerar, es que, al no hacerle bien los encharcamientos, es propicio que se maneje un sustrato de fácil drenado. Por lo que, sí el disponible, no llega a ser de esta condición, se le puede añadir a modo complementario, una cantidad de arena gruesa.

Esta arena gruesa, simplemente se va a mezclar con una buena cantidad del sustrato provisto. El resultado de ello, es que con esta unión se va a apreciar, que el drenado del mismo va a tener una facilidad lograda, que es para el beneficio y desarrollo de la planta.

Reproducción de la esparraguera

La planta esparraguera, se caracteriza por admitir una reproducción, tanto de la forma, por el uso de sus semillas, como por la división. Teniéndose, que para ambos casos el modo es el que a continuación se describe:

Por semillas

Cuando se efectúa la reproducción de la esparraguera por semillas, el provecho empieza con alcanzar a tener unas plantas vivaces, fuertes y frondosas. Donde el atenuado color verde, es la muestra de la salud y el beneficio que está recibiendo.

Esta forma de reproducción de la planta, se caracteriza por tener además un crecimiento acelerado, siendo el momento correcto, por las virtudes que provee, la estación de la primavera.

Para llevar a cabo este sistema, se debe disponer de un semillero, en que se debe previamente adicionar en la base algún elemento que le proporcione un adecuado drenado. Este se puede lograr, como se indicó, con un poco de arena gruesa. Sobre esta, se incorpora el sustrato ideal, que es para cuando se plantan semillas. Este debe ser alto en nutrientes y minerales, que lo haga fértil y beneficioso para las semillas a germinar.

Seguidamente, se deben colocar las semillas de esparraguera y sobre estas un poco más del sustrato. Finalmente, se debe realizar un regado delicado, sin que el agua llegue a caer con fuerza.

Este semillero, se debe ubicar, en un lugar que no tenga incidencia de los rayos solares, teniéndose como temperatura adecuada, aquella que oscile por los 16°C. Por otra parte, el semillero, se debe cubrir con un trozo de tela que sea preferiblemente oscuro, donde lo único que queda es estar pendiente del regarlo cuando sea necesario.

Para el momento en que se aprecie la germinación de las semillas de la esparraguera, se le debe quitar el trozo de tela. De esta manera, ya es posible que le incida la claridad, por lo que se deben replantar a las macetas o sustrato directo cuando se aprecien afianzadas. Para este siguiente paso de la planta, un macetero de pequeña dimensión es lo ideal.

Por división

Efectuar o llevar a cabo la reproducción de la esparraguera por división, se toma como el método más sencillo y hasta práctico. En esta la única limitante, si se puede tomar así, es el tiempo en que se llega a tener el nacimiento o brote de la nueva planta. Esto es, respecto a la obtenida por semilla, que, si se compara con la de división, esta llega a ser notablemente más pausada su respuesta.

Al igual que en el caso de las semillas, el momento propicio para efectuar esta técnica de reproducción, es la estación de la primavera. En la que, además, si se realiza al inicio de esta, para la planta es de completo provecho.

Es importante hacer mención, que a través de una planta que se encuentre en una etapa de desarrollo completo o maduro, es posible reproducir un rango de cinco y hasta seis plantas, totalmente nuevas. Teniéndose, que la forma en que se efectúa la reproducción por división, es realizando lo que el mismo nombre da a entender, que es dividir a la planta.

Por otra parte, si de la misma se logra obtener cinco, seis o inclusive menos, solamente hace falta que se plante en la maceta dispuesta. Donde el método a seguir, es igual que el realizado para otras plantas, pudiéndose inclusive usar hasta macetas que pueden ser independientes. Esto es, porque ya las plantas tendrán la capacidad de mantenerse de manera ajena y propia una de otra. El resto del cuido, regado y abonado, entre otros, se realiza de manera habitual, sin cambios, como el realizado en la planta madura.

Cultivo de esparraguera por división

Principales especies de la planta esparraguera

Entre las principales especies de la planta esparraguera se encuentran las siguientes:

Asparagus plumosus

La especie asparagus plumosus, o bien, esparraguera de las floristas, es la que usualmente se consigue, por lo que es la más común y buscada en este rubro, donde su objetivo es adornar a modo complementario los diversos arreglos florales.

Tiene su origen en la África Austral o Suráfrica. Se muestra como una planta de comportamiento y desarrollo trepador, por lo que, si consigue de donde sujetarse seguirá evolucionando. La altura que es capaz de lograr, se encuentra por el rango de los cinco metros.

Se destaca, además, por mostrar un follaje, de un completo y vistoso color verde fuerte, con brillantez, donde la sutileza se halla en lo fino de sus diminutas y delgadas hojas. Además, sus tallos, se presentan con considerable longitud, aparte de ser ramificados. A la vista, sus hojas son capaces de verse con apariencia que se asemeja a la de las plumas, con particular esponjosidad.

Sus ramas presentan completa rigidez en la parte base, que después, debido a la longitud, pasan a lograr una desviación en sentido horizontal y hacia abajo. Su notoria debilidad y sensibilidad, es las bajas temperaturas ambientales, que no le favorecen.

Asparagus densiflorus

Esta especie de planta esparraguera, tiene su origen igualmente en Suráfrica, donde curiosamente ha tomado un alcance, llegando al punto de ser tomada como una invasora, causando por demás, efectos negativos en Hawái. Se destaca por ser una planta de desarrollo perenne, por lo que tiene una longevidad superior a los dos años. Al igual que en la Asparagus plumosus, sus tallos son rígidos en la base.

Tiene la capacidad de tener una floración de tonalidad blanquecina con inclinación a lo rosado, que se da durante la estación de verano. Es importante hacer mención, que la savia contenida en esta especie de la planta esparraguera tras el contacto con la piel, es capaz de generar irritación. Por otra parte, las bayas que produce, poseen un efecto tóxico, de producirse su ingestión.

Asparagus sprengeri

La especie de esparraguera, Asparagus sprengeri, se caracteriza por desarrollar voluminosos y copiosos tallos. Estos tienen la peculiaridad de tener completa movilidad, ser flexibles y por demás mantener una caída natural. La planta, tiene su origen en África, ocupando una inflorescencia en la estación de verano con corta vida. Se puede cultivar tanto en sustrato directo, como en macetas, debido a que se adapta fácilmente.

Cuidados de la planta esparraguera

Los cuidados que se le debe realizar a la planta esparraguera, con el objetivo de proveerle el mantenimiento de su salud y frondosidad, son los siguientes:

Temperatura

La temperatura ideal, para que se realice un crecimiento y desarrollo de la esparraguera de forma favorable, es la que oscila por los 15°C. No obstante, puede mantenerse y adaptarse en un margen donde la mínima sea 5°C, mientras que la máxima no supere los 30°C.

Por otra parte, cuando se hace necesario ubicar el cultivo bajo una capa plástica, porque el frío así lo establezca, se llega a obtener un incrementado provecho, donde lo negativo, es que se ve afectada, la calidad que muestra la planta.

Humedad

La planta esparraguera, se destaca por desarrollarse ampliamente en lugares donde la Humedad sea significativa. En este sentido, se tiene que la cantidad ideal admitida, es aquella que oscile entre el margen del 85% y el 90%. Es importante acotar, que cuando ambientalmente se registran cambios bruscos relativos a la humedad, es cuando se aprecia en las hojas de la planta tonos que van desde el amarillo hasta el verde.

Esparraguera humedad admisible

Luz

Para esta planta, la luz es parte fundamental, en lo que se refiere a su desarrollo, por lo que debe cultivarse especialmente en jardines, en la que, si la incidencia no es directa, es mejor. Esto es porque la claridad le provee todo lo que necesita, desde el normal verdor de sus hojas. El motivo por el que debe cuidársele la incidencia directa, es porque los fuertes rayos solares prolongados afectan la coloración de sus delicadas hojas.

Cuando esta, se encuentra plantada en una maceta, siendo su ubicación interna, es requerido que se ubique en un lugar cercano a una ventana. Esto es con el objetivo de que pueda tomar la completa claridad que necesita para su bienestar.

Sustrato

El sustrato que la planta esparraguera necesita, es aquel que le garantice un adecuado drenado del agua, donde por demás no se produzcan encharcamientos después de regado común o tras la caída del agua de lluvia. Este sustrato debe ser rico en nutrientes y minerales, en el que además su pH debe encontrarse ubicado muy cercano al neutro.

Cuando el sustrato carece de este requerimiento, fácilmente se puede ayudar adicionándole arena gruesa, con lo que se acondiciona y se cumple la necesidad.

Esparraguera sustrato

Riego

La planta esparraguera, se distingue por no necesitar obligatoriamente un regado frecuente, principalmente por los bulbos que se ubican en sus raíces. Donde estos le permiten mantener a la planta hidratada, debido a que es allí donde guardan su reserva de agua, que posteriormente distribuyen.

El regado, por su parte, debe ser completamente moderado y no en exceso, porque es una planta que solo requiere humedad. Es recomendado efectuarlo de dos a tres veces a la semana, durante la estación del verano, siendo mejor si se acompaña de pulverizaciones al follaje. Para la época de invierno, con una vez a la semana es suficiente, porque no necesita tanta hidratación.

Esparraguera riego

(Visited 101 times, 1 visits today)

Deja un comentario