Hojas de Árboles: Tipos, ¿Cómo Identificarlas? Y más

Las hojas de los árboles, así como la corteza del mismo, su tamaño y la forma de su copa, nos ayudan a poder distinguir a un árbol de otro. Cada una de las hojas de árboles y plantas, tiene una característica que las diferencia de otra, es por ello que, se cree que estas so como la huella dactilar de los árboles.

¿Qué son las hojas de los árboles?

Las hojas de los árboles, son conocidas como el órgano vegetal que es regularmente de forma aplanada y el cual cumple la función principal de realizar la fotosíntesis. Hablando anatómica y morfológicamente de los tallos y las hojas de los árboles y de las plantas en general, estos se encuentran estrictamente relacionados y juntos, estos dos órganos forman el vástago de la planta.

Las hojas comunes o las más típicas, conocidas también como nomófilos, no son las únicas que podemos encontrar en el desarrollo de las plantas y durante su ciclo de vida en general.

Desde que se inicia con la germinación de una planta, las hojas que nacen de cada uno de estos pueden ser de un diferente tipo, cotiledones (en el caso de las hojas primordiales), prófilos, brácteas y antófilos (en el caso de las flores).

Estos diversos tipos de hojas de árboles, van a tener una forma y una función diferente la una de la otra.

Función de las hojas de los árboles

Una de las funciones principales de las hojas de los árboles y de todas las plantas es que, la misma, nos proporciona uno de los elementos vitales para la vida en el planeta, el oxígeno.

Las hojas, cumplen con la labor de tomar el dióxido de carbono que se encuentra en el aire y lo fija dentro de sí mientras se realiza el proceso de fotosíntesis, de esta forma, puede ayudar a que el aire sea purificado y a su vez, nos proporciona el oxígeno que todo ser vivo necesita para sobrevivir.

Función de las hojas de árboles

Aunque este no es su único trabajo, además de ello, las hojas también se encargan de mantener con vida al árbol, pues mediante la misma, se realiza e proceso de fotosíntesis el cual le proporciona alimento a la planta y la ayuda a crecer y a respirar.

Parte de las hojas de los árboles

Como ya lo hemos dicho, las hojas representan a la huella dactilar de los árboles, esto quiere decir que, cada árbol tiene su propia huella dactilar, esto quiere decir que, cada una de ellas tienen una característica única dependiendo de la especie a la que pertenezca.

Por ello, es importante poder conocer cuáles son las partes que componen a las hojas, pues de esta manera, nos será mucho más sencillo poder entender como es la clasificación de las mismas.

Pecíolo

Este, se encuentra en la base la cual se encarga de unir a la rama con el tallo de la planta, también se conoce con el nombre de la base foliar. Se puede conocer ya que la misma posee una forma delgada y cilíndrica, aunque, en ocasiones, esta puede presentarse en un tamaño bastante pequeño, casi diminutos o incluso, puede que la planta carezca del mismo.

Pecíolo de las hojas de árboles

Estípulas

En las plantas vasculares, las estípulas se pueden encontrar en cada uno de los lados de la base foliar, esto nos indica que, las mismas, cuentan con su propio sistema de trasporte de savia, además de ello, estas, pueden venir en diferentes tamaños y formas.

Por lo regular, se suelen encontrar una en cada hoja del árbol y la función que cumple la misma, es de proteger el primordio foliar, una vez que este ha alcanzado el final de su desarrollo por lo regular, desaparece.

Limbo

Conocido también como lámina, este, se refiere a la zona plana de la hoja, en ella, la parte superior se conoce con el nombre de haz y presenta, por lo general, un color un poco más oscuro, mientras que, la parte inferior se conoce como envés y es, regularmente, de un color más claro.

El limbo se tiende a clasificar según su borde en: entera o lisa, lobulada, dentada, hendida, partida o aserrada.

Ápice

Se conoce así al extremo de la hoja, es decir, a la parte opuesta de la base de la misma. En algunas hojas, el ápice no se puede definir claramente, esto se debe a que, dependiendo de la forma, puede que el ápice se muestra o no de manera más clara o definida.

Nervadura

Esta se refiere a la red de nervios que se pueden visualizar en una hoja, a través de la misma, se encuentra circulando la salvia, de esta forma, la hoja se puede comunicar con el resto de la planta.

Yema axila

Esta, se encuentra en el punto de conexión que existe entre el tallo y la hoja, la función de esta es poder crear brotes los cuales pueda reproducirse en el futuro o que queden latentes en la planta.

Partes de las hojas de árboles

Clasificación de las hojas de árboles

Las hojas de los árboles, por lo general, se determinan debido al ambiente en el que la misma se encuentra, debido a ello, la hoja toma la forma que le ayude a tener una adaptación más eficaz.

Vamos a conocer como es la agrupación de los diferentes tipos de hojas de árboles y sus nombres:

Debido a su forma

  • Simples: son aquellas que, de un pecíolo, solo nace un limbo, esto quiere decir que, solo se encuentra una hoja por pecíolo.
  • Compuestas: en este caso, contrario al anterior, del pecíolo nace diversas hojas articuladas las cuales se conocen como folíolos.

Debido a su nervadura

  • Uninervias: son aquellas hojas que solo tienen un nervio central, este tipo de hojas las podemos observar en los pinos.
  • Plurinervias: contrario a las uninervias, en estas hojas, podemos observar una ramificación numerosa de nervios.

Denominaciones de las hojas de árboles

La clasificación de las hojas, de encuentras regida por la forma, borde, nervios y la presentación que tengan las mismas. Hoy, te daremos a conocer algunas de las características que te podrán ayudar a poder ubicar a cada hoja dependiendo del aspecto que la misma tenga.

Denominaciones de las hojas de árboles

Según la forma de su lámina

Para esta categorización, hemos colocado diferentes tipos de formas en las que se pueden observar las hojas de los árboles, sin embargo, se debe tener en consideración que, la misma se encuentra referida a la zona plana en donde se realiza la fotosíntesis.

Vamos a conocer cuáles son estas formas:

  • Ensiforme: en este caso, las hojas tiene una forma similar a una espada y su terminación es en punta.
  • Acicular: Su forma es similar a la de una aguja, es alargada y afilada, esta, tiene una terminación en ápice que es bastante claro y definido
  • Filiforme: en este caso las hojas son muy delgadas, similares a los hilos.
  • Linear: estas son hojas bastante delgadas y estrechas las cuales poseen bordes paralelos entre sí.
  • Oblanceolada: en este caso, las hojas son similares a una flecha, aunque también pueden ser ovaladas.
  • Oblonga: tiene una forma ovalada que tiende a ser más larga que ancha.
  • Ovalada: en este caso, la hoja tiene una forma elíptica.
  • Romboidal: estas hojas, tienen una característica y forma similar a la de un rombo.
  • Ovada: este tipo de hojas tiene la forma similar a la de un huevo, su base es más ancha que la punta y su ápice se encuentra definido visiblemente.
  • Obovada: esta es contraria a la ovada, su ápice es más ancho que la base.
  • Cordada: la forma de esta hoja es similar a la de un corazón.
  • Obcordada: con la forma de un corazón invertido, esta hoja es contraria a la cordada.
  • Deltoide: su apariencia es similar a una letra griega, su base es ancha y su ápice fino.
  • Orbicular: con forma redondeada.
  • Reniforme: con una forma muy similar a la forma de un riñón.
  • Espatulada: este tipo de hojas, posee una forma similar a la de las espátulas, con base fina y ápice ancho.
  • Flabelada: su forma es como la de un abanico.
  • Panduriforme: muy similar a la de una guitarra, pues comienza con una base ancha que se va expandiendo hacia el ápice.
  • Lirada: en este caso, observamos una hoja que comienza ancha en la base, se reduce en el centro y de nuevo se expande hacia la zona del ápice.
  • Runcinada: estas hojas se encuentran partidos en lóbulos que son un poco profundos y de forma arqueada en sentido hacia su base, el borde superior de esta hoja es convenzo mientras que, el inferior es recto.
  • Hastada: esta hoja tienen un ápice puntiagudo en el que se observan dos lóbulos divergentes en la base.
  • Sagitada: aunque esta también tiene una forma similar a la de una flecha, su base presenta dos lóbulos que son agudos.

Hojas de árboles según su lámina

Según la forma del ápice

Como ya lo sabemos, el ápice de cada una de las hojas en el terminal de la misma, o sea, estamos hablando de la punta contraria a la base. Este, nos puede indicar la condición en la que se encuentra la planta.

Cuando un ápice muere, esto nos indica que existen problemas con el clima, con la raíz del árbol, uso excesivo de fertilizantes, exceso de contaminación y demás elementos. Ahora bien, vamos a conocer como se clasifican y los Tipos de hojas de árboles según la forma que tienen sus ápices:

  • Acuminado: estas presentan un ápice o terminal bastante definido.
  • Agudo: en este caso, el ápice posee un ángulo agudo.
  • Bruscamente acuminado: en este caso, podemos observas que lámina elíptica, tiene un final brusco en forma de una punta fina.
  • Apiculado: en este caso, el ápice se comienza a formar de manera suave hasta que termina en una punta fina.
  • Caudado: en esta, el ápice se presenta de forma visiblemente alargada similar a una cola.
  • Cuspidado: esta tiene una forma más delicada que la “bruscamente acumidado”, en este caso, el ápice culmina en una punta fina.
  • Mucronado: en este caso, el ápice es casi imperceptible, por lo que la punta es poco notable o no se nota a simple vista.
  • Mucronulado: similar al apiculado pero con una punta mucho más pequeña.
  • Obtuso: en este caso, la lámina es elíptica y el ápice presenta la forma de un ángulo obtuso.
  • Redondeado: en este caso, el ápice se presenta de forma completamente redondeada.
  • Truncado: su presencia es casi recta, similar a cuando es cortada.
  • Retuso: la lámina es semi recta o como un escote y su ápice es muy ligero, es decir, poco visible.
  • Emarginado: en este caso, la hoja posee una pequeña apertura en el ápice, pero de manera muy ligera.

Hojas de árboles según su ápice

Según la forma de la base

Cuando hablamos de la base de las hojas, nos referimos a esa porción ensanchada en la cual se une e tallo con el pecíolo. En algunos casos, podemos encontrar algunos apéndices que poseen formas diferentes. En estos casos, la base puede ser clasificada de diferentes maneras:

  • Aguda: esto ocurre cuando la base de la hoja forma un ángulo agudo con el pecíolo.
  • Obtusa: en este caso, el ángulo que se forma es obtuso.
  • Acuminada: acá, la base de la hoja forma un triángulo perfecto.
  • Atenuada: acá, la lámina se va atenuando hasta que logra llegar al pecíolo.
  • Cuneada: en este caso, los lados de las láminas son rectos hasta que llegan al pecíolo.
  • Cordada: la lámina de esta hoja, va tomando la forma de un corazón hasta llegar al pecíolo.
  • Reniforme: esta es muy similar a la cordada, solo que la forma es más suave por lo que se asemeja más a la forma de un riñón.
  • Hastada: en estos casos, la base forma dos lóbulos que son divergentes.
  • Sagitada: aunque esta es similar a la hastada, su divergencia es mayor.
  • Auriculada: en esta clasificación, se encuentras las hojas cuya base posee dos lóbulos pequeños que son menos pronunciados.
  • Redondeada: en este caso, la lámina se encuentra unida al pecíolo de forma redondeada.
  • Truncada: la lámina se encuentra unida de manera casi recta al pecíolo.
  • Desigual: aunque la unión de la lámina al pecíolo es de forma desigual pero con forma redondeada.
  • Oblicua: en este caso, la unión entre el pecíolo y la lámina es de forma irregular.

Hojas de árboles según la forma de su base

Según el margen de la lámina

También conocido bajo el nombre de “limbo”, esta es aquella que le da la forma que se puede apreciar de la lámina foliar, de esta manera, es que cada una de las hojas es única y reconocible. Entre las más comunes que encontramos son:

  • Entero: en este punto, no existe ningún punto que haga la diferencia para la lámina, pues la misma, se encuentra presentada de forma lisa.
  • Serrulado: en este caso, la lámina posee picos que presentan de manera seguida y poseen un tamaño bastante diminutos, muy similares a los dientes de los cuchillos de cierra.
  • Aserrado: se nota la presencia de picos que no son muy pronunciados.
  • Doblemente aserrados: este es similar al aserrado, sin embargo, los picos son un poco más pronunciados y se puede notar la existencia de una cavidad entre cada uno de ellos.
  • Crenado: esta también es similar al aserrado, pero en este caso, las pintas en vez de ser en forma de pico, las mismas son suavemente onduladas.
  • Lobado o Lobulado: su forma es en lóbulos que se notan bien pronunciados, posee concavidades que se dirigen hacia afuera y convexidades que van hacia adentro.
  • Sinuado o festoneado: en este caso, los puntos de unión del margen dan la forma de un escote y de formas cóncavas.
  • Ondulado: las concavidades que presenta van hacia afuera y las convexidades, en este caso, van hacia adentro, sin embargo, son bastante sublimes o delicadas.
  • Inciso: debido a la irregularidad que presenta, pareciera estar roído.
  • Eroso: similar a las onduladas pero de forma irregular.
  • Dentado o espinoso: la forma del margen de esta hoja es aserrado, sin embargo, su presencia es más espinosa, esto, con el fin de poder proteger a la planta de los animales que se alimentan de hierbas.

Las hojas de árboles según el tipo de árbol

El tipo de hojas que posee un árbol, va a depender también del clima al que esté expuesto el mismo, a la ubicación geográfica en la que se encuentre y la condición que tenga la planta, es decir, si está o no saludable.

Los árboles, se encuentran clasificados en tres grandes grupos, aquellos que poseen hojas perennes, los árboles ornamentales y los que son frutales. Conozcamos sobre la clasificación de hojas de árboles:

  • Hojas de los árboles perennes: en este caso, las hojas de los árboles se pueden presenciar durante todo el año, el árbol de olivo es un claro ejemplo de este tipo de árboles, pues estos, tienen hojas adheridas a sus ramas durante un largo período de tiempo o durante el año entero.
  • Hojas de árboles ornamentales: este tipo de árboles poseen hojas del tipo caducas, esto quiere decir que sus hojas se encuentran presentes por un período de tiempo determinado, el que se encuentran adheridas a las ramas, suele estar condicionado al factor del clima. Estos árboles de hojas caducas, se suelen caracterizar por sus colores, tamaños y las formas que poseen. Los colores de estas, van cambiando con el paso del tiempo hasta que la misma cae de la rama.
  • Hojas de árboles frutales: en la mayoría de los casos, estos árboles poseen hojas del tipo perennes, es decir, son hojas de árboles o arbustos que viven todo el año. Sus frutos crecen cada cierto tiempo y bajo ciertas condiciones.

Importancia que cumplen las hojas de las plantas

Las hojas de los árboles y de las plantas en general, cumplen ciertas funciones que son extremadamente importantes para la vida y para el planeta, por lo que, de allí viene la importancia de que en nuestra Tierra exista tanta vegetación como sea posible. Además, de esto mismo viene la Importancia de los árboles y sus hojas para el planeta en general.

Vamos a conocer un poco más sobre cuáles son estas importantes funciones:

Transpiración

Este, es un proceso muy parecido la de la evaporación. La transpiración, es parte del ciclo natural del agua y el cual consiste que la misma, pierda el vapor de agua a través de varias zonas de la planta, en especial, a través de las hojas, aunque, este proceso también puede llevarse a cabo a través de los tallos.

No obstante, la mayor parte de la transpiración se lleva a cabo a través de las estomas de las plantas. Cuando esta estructura se abre y se cierra, la misma genera un costo energético que se encuentra asociado con esta pérdida de vapor.

Esto, permite que se realice la difusión del dióxido de carbono el cual es esencial para realizar el proceso fotosintético desde el aire hasta la zona interna de la hoja, la salida de oxígeno que se encuentra en el interior de la hoja hacia el exterior y a la vez, la pérdida del vapor de agua.

En el proceso de transpiración, también se lleva a cabo el refrescamiento de la planta, de esta manera, se permite el flujo de nada de todos los nutrientes minerales y del agua desde la raíz de las planta hasta las hojas.

Este flujo de masa de agua que va desde las raíces hasta la hoja, es causado por la baja de la presión hidrostática que se encuentra en las zonas superiores de la planta causado por la extensión de agua que va desde las estomas hasta el medio ambiente.

Esta agua, es absorbida desde el suelo por las raíces, debido a un proceso llamado ósmosis, todo mineral que se encuentre disuelto en esta agua, será transportado hacia las hojas por medio del xilema de la planta.

Fotosíntesis

Uno de los procesos fundamentales de los árboles y de toda planta, a través de los mismos la materia orgánica es convertida en compuestos, también orgánicos, gracias a la energía luminosa (energía solar). Mediante este proceso, la energía lumínica se convierte en energía química estable, siendo que el adenosín trifosfato (ATP) es la primera molécula en donde se encuentra guardada la energía química.

Anterior a ello, el ATP se utiliza dentro de la célula, para que se pueda realizar la síntesis de las moléculas que son orgánicas y de gran estabilidad, tal es el caso de los carbohidratos.

Los orgánulos citoplasmáticos que son los encargados de realizar el proceso de l fotosíntesis, son los cloroplastos, estas, son unas estructuras polimorfas de color verde (coloración que se debe a la clorofila de la planta) que se encuentran dentro de las células vegetales.

Dentro de estos orgánulos, es que se encuentra una cámara en la cual se halla el estoma, este, es el encargado de almacenar algunos componentes, entre estos podemos encontrar las enzimas, las cuales son las encargadas de que el dióxido de carbono se convierta en materia orgánica, además, también se hallan los sáculos de forma aplastada que se conocen con el nombre de tilacoides o lamelas, las cuales, tienen una membrana en donde se pueden encontrar los pigmentos que son fotosintéticos.

Hablando de manera general, cada célula foliar, puede tener en su interior alrededor de 50 o 70 cloroplastos. Aquellos organismos que pueden llevar a cabo el proceso de la fotosíntesis se conocen con el nombre de fotoautótrofos los cuales se encargan de la fijación del CO2.

Actualmente, se puede realizar una diferenciación para dos tipos de procesos fotosintéticos, los cuales son: fotosíntesis oxigénica y fotosíntesis anoxigénica. La primera de ellas, se puede observar en las plantas superiores como las algas y las cianobacterias, donde, quien otorga los electrones es el agua, por ello, se realiza el desprendimiento de oxígeno y así comienza el Ciclo del oxígeno.

La segunda, fotosíntesis anoxigénica o bacteriana, es realizada por las bacterias purpúreas y las verdes de azufre, en las cuales, quien da los electrones es el sulfuro de hidrógeno, como consecuencia de ello, el elemento química que se liberará en vez de ser oxígeno será azufre, el cual, puede estar contenido dentro de la bacteria, o bien, también puede expulsarse con el agua.

La ecuación química utilizada para la fotosíntesis por lo regular es la siguiente:

2n CO2 + 2n DH2 + fotones → 2(CH2O)n + 2n A

Dióxido de carbono + donante de electrones + energía lumínica → carbohidrato + donante de electrones oxidado.

(Visited 297 times, 2 visits today)

Deja un comentario