Palma Areca: Características, Usos, Cuidados y más

La palma areca es también conocida con los nombres de Dypsis lutescens, palmera bambú o palmera amarilla. Esta es una de las palmeras más comunes para realizar decoraciones dentro de las casas, oficinas o espacios diversos, esto debido a que la misma, se adapta perfectamente aportando belleza y elegancia al estilo tropical.

Taxonomía de la palma areca

  • Nombre común: Areca
  • Nombre científico: Chrysalidocarpus Lutescens
  • Familia: Arecaceas
  • Origen: Madagascar
  • Ubicación: Interior y exterior
  • Luz: Muy luminoso, sin sol directo
  • Riego: Moderado, pero sin excesos
  • Temperatura ideal: 18-25º C
  • Temperatura mínima: 7-15º C
  • Abono: Para plantas verdes o tropicales 1 vez al mes

¿Cuáles son las características de la palma areca?

La planta tropical Areca lutescens, posee ciertas características que la diferencias de otros Tipos de palmeras y de cualquier otra planta. Vamos a conocer cuáles son estas características:

  • Son originarias del maravilloso Madagascar.
  • Son palmeras que se consideran tienen un tamaño medio, pueden llegar a crecer hasta entre 1,5 metros y 3 metros de altura, sin embargo, si la misma se encuentra en su hábitat natural o creciendo en condiciones ideales, puede llegar a medir hasta 6 metros de altura.
  • Posee hojas bastante grandes, las mismas pueden incluso medir hasta 2 metros de altura. Cada hoja de esta palmera se encuentra dividida en una gran cantidad de folíolos.
  • Fue bautizada con el nombre de “palmera bambú” gracias que su tronco, posee un gran parecido en aspecto al original bambú, esto debido a la forma anillada que presenta el mismo.
  • Su floración es muy apreciada, pues la misma, posee un arma único y muy agradable que hace que las personas siempre quieran estar cerca. Sus flores sin pequeñas y de color blanco.
  • Como opuesto, el color de sus frutos es amarillo, aunque estos se van oscureciendo mientras pasa el tiempo y se van madurando. Gracias al color inicial de sus frutos, esta palma también es conocida como “palma de frutos de oro”.

Cuidados de la palma areca

Esta planta no necesita de un cuidado complejo, de hecho, además de su belleza, floración y frutos, ha ganado popularidad gracias a que es de sencillo mantenimiento. Conozcamos el básico cuidado de palmera de interior que esta debe tener:

  • Luz: esta palma puede estar colocada en lugares donde la luz del sol le dé directamente, pues la misma es bastante resistente, sin embargo, es preferible que esta planta se coloque en lugares con semisombra, es decir, que reciban bastante luz pero no les dé directamente el sol.
  • Clima: preferiblemente debe estar en climas tropicales y subtropicales.
  • Tierra o sustrato: no hay preferencia en cuanto a esto, lo que es realmente importantes es que, sea lo que sea que usemos para plantarla, cuente con un drenaje óptimo.
  • Riego: no es necesario que se riegue de manera diaria, puede hacerse cada 2 día o cada 3 días en aquellos meses donde la temperatura son más elevadas, mientras que, en las temporadas más fríos, necesitará ser regada cada 10 o 15 días.

Luz, temperatura, humedad y ubicación ideales

Como ya lo hemos mencionado anteriormente, la palma areca, prefiere estar en lugares con semisombra, sin embargo, la luminosidad es ideal para un óptimo crecimiento y un desarrollo adecuado. Debido a esta preferencia, estas por lo general, son usadas como plantas de interior tipo palmera y de ornamento, mientras la habitación donde se coloque reciba una buena iluminación natural, la planta crecerá perfectamente y será muy hermosa.

Muchas veces, cuando este tipo de planta es expuesta por mucho tiempo a los rayos del sol directos, sus hojas tienden a quemarse y dañarse, incluso, en algunos casos, el daño es tan grave que resulta irreversible.

En cuanto a la temperatura, la Areca es una planta tropical, por lo que, lo ideal, es que la misma se cuide dentro de climas con una temperatura constante que supere los 15º centígrados. La razón de ello es que por lo regular, estas plantas se encuentran de forma natural en lugares donde las temperaturas oscilan entre lo 18º y los 25º centígrados.

Cuidados de la palma areca

La humedad ideal para este tipo de palmera es la que se encuentra en un grado ligeramente alto, esto debido a que, la misma, tiende a transpirar de forma bastante regular por medio de sus hojas. Cuando notes que a tu palma areca las punta se les ponen de un ligero color marrón, es una clara señal de que la misma se encuentra deshidratada y necesita de un poco más de humedad, siendo este el caso, bastará con que rocíes sobre sus hojas un poco de agua algunas veces durante el día, especialmente en aquellos meses donde la temperatura es mucho más alta.

Si queremos que nuestra areca tenga una humedad suficiente, si lo deseamos, podemos cultivarla dentro de una hidrojardinera, o en un tiesto que tenga el agujero de drenaje colocado en un costado y unos centímetros más arriba de la base del mismo, de esta forma, podrá colocarse en el espacio entre la base y el agujero, una pequeña capa de piedras o de rocas de origen volcánico.

¿Cuándo regar la palma areca?

SI bien estas palmeras no necesitan de un cuidado demasiado riguroso, debemos tener en cuenta que al ser una planta tropical, la misma, requerirá de un riego más o menos constante. Anteriormente, hemos dicho que debería ser regada cada 2 o 3 día durante los meses calurosos, sin embargo, debemos recordar que, estos solo son datos tentativos, por lo que si dispones de tiempo, podrías hacer un ligero riego diario, de esta manera evitamos que la planta carezca de la humedad que necesita.

Una forma de mantener un control un poco más adecuado, es observando el sustrato o tierra donde la palmeta se encuentra plantada, el mismo debe siempre estar, aunque sea, ligeramente húmedo, no obstante, debemos asegurarnos que el mismo nunca se encuentra inundado, pues el exceso de agua tampoco es beneficioso. Otro dato importante es que, durante el invierno y los meses fríos, se debe reducir el la cantidad de riego que se realiza, pues la humedad tardará más tiempo es secarse y si nos excedemos, podemos ahogar a la palma.

Abono adecuado que podemos usar

La palma areca necesita de ser abonada mucho más que cualquier otra planta, esto debido a que la misma tiene una increíble capacidad de poder purificar el aire, y si deseas que esta tenga un hermoso color verde y se vea saludable, es recomendable estar al tanto de su abonado. Cuando se encuentra en los meses cálidos, lo recomendables es que el cambio de abono sea mensual y se utilice uno que sea especial para as plantas tropicales.

¿Cuáles son los problemas que presenta la palma areca?

Cuando se observa que las puntas de las hojas de esta planta se coloran de una tonalidad marrón oscura, puede tratarse de dos problemas: puede que necesite agua debido a que el ambiente donde se encuentra no tiene demasiada humedad o puede que, haya sido regada en exceso y se esté ahogando.

Cuando tratamos con plantas que, necesita humedad, podemos solucionarlo rociando un poco de agua sobre las hojas varias veces en el día y de manera constante, sin embargo, cuando tratamos con plantas con exceso de agua, debemos estar muy pendientes de que el abono no se inunde, dejar de regar la planta por un par de día, en espera de que el exceso de humedad disminuya.

Ahora bien, si notamos que las hojas de la Areca comienza a tornarse de un color amarillento, lo más seguro es que la misma se encuentre infestada por alguna plaga y que la misma se oculte en el revés de las hojas. Cuando ocurren estos casos, lo que debes hacer primero es, poder identificar qué tipo de plaga la está afectando, posterior a ello, pueden proceder a investigar que debes hacer o cuál producto debes usa, de esta forma, te asegurará de tratarla de la manera correcta y sin el riesgo de dañarla.

Cultivo de la Areca

Esta ha sido una de las plantas que se han logrado cultivar en varias partes del mundo, esto es debido, a su gran capacidad de poder adaptarse a los diferentes climas, ambientes y cuidado que se les han sido otorgados, además de ser ideales como Plantas de ornato. Aunque son plantas que crecen y se desarrollan de mejor manera y más saludable cuando se encuentran ubicadas en zonas con semisombra, las mismas también pueden vivir si los rayos del sol le pegan de manera directa, aunque esto no es demasiado recomendable ya que podría quemar o dañar a la planta.

Este tipo de plantas son ideales para ser cultivadas tanto para el interior como para los exteriores, siempre y cuando se cumplan ciertos requisitos vitales. El primero de ellos es que, debe estar colocada en un ambiente donde existe una gran cantidad de luz natural, aunque como ya lo hemos mencionado, lo ideal es que el sol no les dé de manera directa.

Cuando la vamos a cultivar para tener en el interior, se recomienda no colocarla en lugares cerrados donde no pueda tener una buena ventilación, además de ello, demos asegurarnos de que reciba la humedad adecuada, razón por la cual, algunas personas optan por colocarlas en los cuartos de baño.

La Areca es una palma tan única que, puede incluso resistir a climas helados por un corto período de tiempo, se han confirmado casos donde la misma, ha resistido estar en lugares donde la temperatura ha llegado a estar hasta en 2º centígrados. Sin embargo, para que esta planta sea cultivada, será necesario e indispensable que, el mismo, se realice dentro de un ambiente que contenga un grado de humedad medio, eso sí, siempre es vital asegurarse que el sustrato donde se cultive, no llegue a encharcarse.

Su cultivo se ha hecho popular para la utilización de la planta como ornamental, pues es una de las palmeras más utilizadas para las decoraciones de espacio, especialmente de los de interior, ya que, al no ser una palma muy grande, puede adaptarse perfectamente a casi cualquier espacio, además de ello, su belleza tropical siempre es bienvenida. Algo que ha hecho que las personas suelan tenerla mucho en sus casas es que, la areca, puede perfumar deliciosamente el lugar donde esté al momento de que sus flores se abran.

Ecología de la planta

Dentro de su hábitat natural y en las áreas donde se distribuye en gran medida, esta palmera suele ser una fuente importante de alimento para algunas aves oportunistas, esto debido a que, la misma, posee frutos que son ideales para el consumo de estos voladores. Cuando este tipo de plantas se encuentra formando parte de un ecosistema, la misma suele convertirse en una fuente indispensable, ya sea de alimento, sombra, nutrientes e incluso como lugar de descanso o para hacer nidos.

Es por ello que, es muy importante que todas las plantas sea cuidadas y protegidas, pues no solo la palma areca, sino que todas las plantas del mundo, forman parte del equilibro del ecosistema que conocemos. Si una de ellas desaparece, se verán afectados una gran cantidad de seres vivos que pertenecen a ese mimo nicho ecológico.

Así que, depende de nosotros, los humanos, hacer una diferencia y poder finalmente poner manos a la obra para defender, proteger y cuidar nuestra naturaleza, ya que la misma es mucho más importan de lo que nosotros pensamos, sin ella, la tierra estaría en serios problemas.

(Visited 520 times, 1 visits today)

Deja un comentario