Planta Begonia: Tipos, Cultivo, Cuidados y más

Una planta begonia de cualquiera de las especies existentes agrupadas en este género requieren algunos cuidados que al ser conocidos y realizados permitirán que la planta crezca abundante y saludablemente, en esta entrada se explicará cada uno de ellos para cada grupo de begonias.

cuidados de la planta begonia

Flor de begonia

Al hablar de begonias realmente no se hace referencia a una sola planta sino a todo un género que tiene ese nombre, este género pertenece a la familia Begoniaceae, del orden Cucurbitales, clase Magnoliopsida, división Magnoliophyta y por supuesto, de los cinco reinos de los seres vivos esta especie pertenece al reino Plantae. 

Este es un género que engloba más de 1500 especies de plantas, de algunas de ellas se han hecho híbridos por todo el mundo, sumando más de 9.000. Aunque se hable de un género realmente sus especies tienen como primer nombre identificativo “Begonia”, luego se agrega un segundo término para diferenciar una especie de otra.

Descripción

Las especies de este género son terrestres, algunas pueden crecer sobre otros objetos pero son especies específicas el resto puede morir si no se encuentra cultivada en el sustrato que necesitan para sobrevivir. Algunas begonias pueden ser semiarbustos y otras pueden parecer un árbol pequeño, lo cierto es que hay una diversidad de formas de sus hojas, aunque todas tienen hojas asimétricas. Igualmente hay diversidad de forma en cuanto a sus Tipos de flores, muchas se diferencian por el color de las mismas.

Las que son plantas masculinas tienen estambres en toda su estructura, es decir, muchos. Las que son femeninas tienen apenas un ovario y entre 2 o 4 estigmas. Las flores generalmente producen muchas semillas de pequeño tamaño, son asimétricas y no son una parte de esas plantas que pueda funcionar para encontrar su parentesco con otra begonia. En realidad dependiendo de la raíz y otras características morfológicas los biólogos han logrado emparentarlas y agruparlas en un solo género.

Tipos

En el mismo orden de ideas, las begonias pueden ser diferenciadas por tres grupos principales, aunque también hay una división por secciones del género que será mencionado más adelante:

  • Begonias Rizomatosas: El tallo de estas especies se caracteriza por su crecimiento horizontal dentro de la tierra, desde el que pueden surgir raíces que van hacia el suelo como brotes que saldrán para desarrollar hojas y flores más adelante. Las begonias que entren en este grupo necesitarán estar en lugares donde la temperatura en promedio sea mayor a 15 C°. El riego de las mismas debe hacerse solo cuando se observa que la tierra está seca en su superficie.

Las especies que mayormente son distribuidas en el mundo para tenerlas cultivadas en casa son: Begonia masoniana, begonia boweri, begonia crispula, begonia imperialis, begonia hispida y begonia rex. De todas, la begonia rex es la que más popularidad tiene por sus grandes y coloridas hojas, el resto tiene características llamativas en sus flores, pero esta especie en específico se destaca por sus hojas anchas con forma de corazón que en ocasiones son lobuladas.

En cuanto a sus colores, sus hojas pueden ser rosas, moradas, verdes, pueden tener tonos rojizos y pueden verse algunos reflejos en ellas simulando un tono metálico. En cuanto a la floración, cuando ya está comenzando la primavera podrán verse sus flores rosas de tamaño reducido. Esta planta en general puede crecer hasta los 45 centímetros de alto y 50 centímetros de ancho.

  • Begonias tuberosas: Si se tiene alguna de estas especies y además se cuenta con una planta de patatas en el jardín se podrá encontrar semejanza entre la raíz de estas plantas begonias y la forma de las patatas. Todas las especies agrupadas dentro de este grupo se desarrollan sin problemas cuando el espacio en el que se encuentran tiene una temperatura que varía entre los 13 C° y los 15 C°. Además de eso ellas necesitan bastante iluminación, pero no una luz directa.

Es común en ellas que crezcan hongos en sus hojas cuando no tienen un buen flujo de aire, por lo que no se recomienda colocarlas en espacios, con temperaturas cálidas y poca luz. Sus tubérculos deben mantenerse en un ambiente seco cuando es verano, de hecho otra recomendación es que su cultivo sea en este momento del año. Las begonias Pearcei, begonias evasianas, begonias clarekei y las Begonias Tuberhybridas son algunas de las especies de este grupo que son más cultivadas.

  • Begonias fasciculadas: Las plantas que entran en este grupo son aquellas que tienen raíces secundarias que van creciendo a la par de la raíz principal. La temperatura ideal para hacerlo debe ser mayor de 10 C°, es necesario que las begonias fasciculadas tengan un riego semanal cuando se está en la estación de verano y durante el invierno, lo importante es mantenerlas húmedas y con hacerlo solo una vez a la semana bastará.

Este grupo de especie mantienen en común la necesidad de un flojo de aire constante, y todas ellas requieren sombra para poder sobrevivir tranquilamente a excepción de la Begonia semperflorens que sí puede resistir la luz solar constantemente. La Begonia incanas, la planta Begonia fuchsioides, la Begonia venosa y la Begonia Maculata son otras especies de este grupo que se encuentran en mayor cantidad en el mundo.

tipos de planta begonia

En cuanto a la división del género por secciones, es posible encontrar diez y dentro de ellas se mencionaran solo algunas de las especies:

  • Sección Coelocentrum: Esta primera sección contiene en total 27 especies, algunas de ellas son: Begonia biflora, Begonia bonii, Begonia cirrosa, Begonia curvicarpa, Begonia daxinensis, Begonia debaoensis, Begonia fangii, Begonia filiformis, Begonia variifolia, Begonia morsei, Begonia porteri, Begonia obliquefolia, Begonia ornithophylla y la planta Begonia phuthoensis.
  • Sección Donaldia, donde se agrupan las siguientes especies: Begonia burle-marxii, Begonia dasycarpa, Begonia egleri, Begonia heloisana, Begonia jairii, Begonia saxicola y la planta Begonia ulmifolia.
  • Sección DoratometraAlgunas de las especies que contiene esta sección son: Begonia alemanii, Begonia filipes, Begonia hirsuta, Begonia hirtella, Begonia humilis, Begonia prieurii, Begonia semiovata, Begonia steyermarkii, Begonia subcostata y planta Begonia wallichiana.
  • Sección Enita: Aquí destacan las siguientes especies, Begonia convolvulacea, Begonia epibaterium, Begonia fagifolia, Begonia glabra, Begonia inconspiqua y la planta Begonia smilacina.
  • Sección Lepsia: Solo cuatro especies son clasificadas dentro de esta sección: Begonia confinis, Begonia foliosa, Begonia fuchsioides y la Begonia praerupta.
  • Sección Monopteron: En esta sección solo se encuentra la planta Begonia griffithiana y la planta Begonia nepalensis.
  • Sección Nerviplacentaria: Ocho especies entran en la sección Nerviplacentaria y son: Begonia baronii, Begonia cladocarpoides, Begonia coursii, Begonia lyallii, Begonia madecassa, Begonia majungaensis, Begonia mangorensis y Begonia marnieri.
  • Sección Parvibegonia: Las siguientes especies pertenecen a esta sección: Begonia parishii, Begonia phoeniogramma, Begonia procridifolia, Begonia rimarum, Begonia rupicola, Begonia sinuata, Begonia socia, Begonia tenuifolia, Begonia thaipingensis, Begonia vagans, Begonia variabilis, Begonia wattii, Begonia zollingeriana, junto con otras catorce más.
  • Sección Peltaugustia: Al igual que la sección Nerviplacentaria en esta penúltima sección se encuentran solo dos especies, las cuales son la planta Begonia samhaensis y la planta Begonia socotrana.
  • Sección Rostrobegonia: Finalmente aquí se encuentran diez especies de la planta begonia, las cuales tienen los siguientes nombres: Begonia bequaertii, Begonia engleri, Begonia johnstonii, Begonia keniensis, Begonia nyassensis, Begonia rostrata, Begonia rumpiensis, Begonia schliebenii, Begonia sonderiana y la planta Begonia wollastonii.

Para cerrar con la sección de los tipos de begonias se tomará en cuenta que aproximadamente 1100 especies aún se encuentran siendo estudiadas, puesto que pueden ser híbridos o sinónimos de otras especies que ya han sido oficialmente aceptadas por la comunidad bióloga.

Cultivo

Primeramente, la forma en la que se reproducen es un punto en común entre muchas especies de begonias, ellas se pueden dividir, pueden producir esquejes de sus hojas y de sus tallos e incluso pueden crecer nuevamente a partir del fragmento de una hoja. Las begonias rizomatosas son las que pueden hacer eso casi en su totalidad. Una vez entendido esto se deberán sembrar las semillas de estas plantas o sus tubérculos.

Generalmente cuando se siembra una especie de begonia que se reproduce con semillas los cuidados que tendrán son más que los que los que requieren las que crecer a partir de tubérculos. En cualquier caso estas pueden ser cultivadas tanto en el interior del hogar como en jardines, lo que se debe cuidar es que estos jardines no tengan una exposición directa del sol o al menos no en el lugar donde serán colocadas las begonias, se puede optar por sembrarlas bajo un árbol o en una zona techada.

Según el grupo al que pertenezcan la temperatura que requieren para su desarrollo saludable puede variar desde los 13 C° hasta los 20 C°, lo importante es mantenerlas en una ubicación donde puedan estar iluminadas y donde el flujo de aire sea bueno en la mayor parte del día, en caso de que se tengan dentro de casa las ventanas son una buena opción para ubicarlas. No se recomienda colocarlas en lugares con poca luz y con bajas temperaturas porque no resisten mucho el clima frío.

cuidados de la planta begonia

En cuanto al riego que ellas deben tener más adelante se explicará cómo y cuántas veces debe es recomendable hacerlo. Se necesita prestar atención a su desarrollo tal como se cuida otras plantas con más o menos cuidados que estas. En cuanto a la época en la que se puede cultivar una planta begonia la mejor será la primavera, cuando está comenzando y ya el clima frío se ha reducido y la temperatura es cálida.

Este es el momento perfecto para cultivarlas y para regarlas con más frecuencia para asegurar su floración. Cuando se desea reproducir una begonia porque ya se tiene una especie y se desea multiplicarla igualmente lo que se debe hacer es cortar una de sus hojas, esta debe ser de buen tamaño y mostrarse completamente sana. Este tipo de reproducción asegura que la planta nueva sea igual a su planta madre, por lo que las características serán las mismas.

Al cortarla se debe tomar en cuenta también el tallo de la misma. Luego de eso se deberá hacer unos pequeños cortes donde se encuentren sus nervios principales para quede ahí puedan crecer hojas nuevas. Se recomienda tenerlas en una bandeja con tierra (la cual debe mantenerse húmeda).

Los cortes que se han hecho deberán estar en contacto con la tierra, si esta está abonada mucho mejor. En cuanto al lugar donde debe estar esta bandeja o maceta lo ideal sería que fuera un lugar fresco y con luz (no directa del sol). Las hojas nuevas podrán verse luego de unas semanas, cuando se vea que la hoja original está muriendo se debe mantener la calma porque esto es normal. Al ver que estas nuevas hojas ya son más fuertes pueden colocarse en macetas individuales.

Cuidados de la begonia

Cuando se tenga alguna de las especies de este género se deberán tener algunos cuidados específicos para que ellas puedan vivir por muchos años, los siguientes puntos explican cómo deben ser atendidas:

Riego

En primer lugar, el riego es importante tomando en cuenta que requieren un nivel considerable de humedad. Con un clima cálido como su preferencia ellas se debe contrarrestar con la humedad de su tierra, por lo que se pueden regar entre una o dos veces por semana. Esto no quiere decir que se deban encharcar cuando se están regando o que se deban mantener así, la tierra no debe mantenerse seca sino húmeda pero el exceso puede provocar su muerte, esto pasa mucho con las que se tienen dentro de casa.

En cuanto a la forma de regarlas, es la tierra la que debe ser humedecida, no sus flores o sus hojas. Se debe evitar regarlas en estas partes porque los hongos pueden crecer con mucha facilidad en ellas cuando son mojadas de esta forma.

Tierra

La tierra en la que se puede sembrar una planta begonia puede ser la misma utilizada para los bonsais, este es un tipo de sustrato preparado universalmente y que se llamada “akadama”, Es ideal porque es ligera y tiene una buena retención del agua, por lo que se mantendrá húmeda por mucho tiempo. Como se ha explicado, el encharcamiento de la tierra debe ser evitado en todo momento y esto no será un problema con ese tipo de tierra.

Iluminación

Se ha recalcado que la luz directa no es buena para muchas especies de los tres grupos mencionados, aun así algunas pueden soportar más esa luz que otras. En todo caso siempre requerirán luz, esta debe ser indirecta y tamizada, por lo que las ventanas que estén orientadas son los lugares perfectos para ellas. Porque además de recibir la luz necesaria se encontrarán en un lugar donde puedan estar aireadas.

Temperatura

Algo que puede encontrarse en común entre muchas de las especies del género begonia, es que la temperatura cálida es la que requieren para sobrevivir de la mejor manera. Esto no significa que se deban dejar en una ubicación donde el sol les pegue directamente, tal como se ha explicado anteriormente en la sección de iluminación.

Las begonias solo requieren que su espacio no tenga un clima particularmente frío y que la sombra que reciban sea ligera. Esto porque son plantas que han crecido en zonas tropicales, no soportan el frío, de hecho el mínimo en cuanto a las bajas temperaturas es de 10 C° en la begonia de invierno.

Abono

La turba, el compost y los fertilizantes que tienen una composición de elementos equilibrados en 15-15-15 o 20-20-20 facilitan su crecimiento y las mantienen saludables, generalmente estos pueden ser adquiridos como líquidos. El abono que tenga suficiente potasio y fósforo permitirá que estas plantas se mantengan con colores vivos y cuando crezcan la flor de begonia lo haga abundantemente. Algunas especies florean solo en primavera, pero gran parte del género puede florear durante todo el año.

Poda

Es importante cortar las hojas marchitas que tenga esta planta para que puedan vivir por más tiempo, semanalmente sus hojas y flores pueden morir y esto requerirá que sean podadas con frecuencia. Esto además de mantenerlas saludables evita que crezcan hongos en ellas y que su crecimiento sea constante.

Síntomas negativos de las begonias

Levemente se han mencionado algunas consecuencias negativas de dejar que ciertos factores afecten excesivamente estas plantas, sin embargo se reunirán aquí los problemas que pueden tenerse cuando se está cultivando una begonia. Por ejemplo:

  • Arañas rojas
  • Cochinillas
  • Sus hojas pueden caerse cuando su tierra está muy seca
  • Sus hojas pueden tener mancas marrones cuando se han quemado demasiado o cuando no hay suficiente humedad.
  • Cuando son regadas demasiado sus hojas se pudrirán
  • Cuando sus hojas tienen un color amarillo es posible que su abono no sea lo suficientemente nutritivo para ellas, igualmente la falta de agua y de luz ocasiona esta coloración.

Para evitar esto se recomienda colocar alrededor de la planta cascaras de huevos trituradas (esto evita que salgan mohos) o se puede rociar la parte de la planta que se muestren un poco infectadas por hongos o cochinillas.

(Visited 1 times, 1 visits today)

Deja un comentario