Planta de cenizo: Características, usos, cuidados y más

La planta de cenizo es una de las hierbas que pueden pasar desapercibidas en un jardín, pero tienen una serie de propiedades que la hacen ideal para usos medicinales. En esta entrada se conocerá más esta planta y se explicarán algunos cuidados básicos que necesitan para crecer saludablemente.

Planta de cenizo

El zenizón, cenicera, cañizo, gallina gorda, pies de ganso, entre otros nombres, son varios de los sobrenombres con los que se le conoce a la Planta de cenizo llamada científicamente como Chenopodium album. Esta planta polifacética tiene muchos usos, pero sobre todo para la salud de una persona, ya que esta se utiliza únicamente para casos medicinales.

Esta planta tiene un tamaño no mayor a tres metros de altura y es también porque a medida que va creciendo su peso en la cima la va curvando, haciendo de esta manera que caiga hacia un lado y no crezca cuando mucho a mas de 3 metros.

Sus hojas crecen variadas, estas también tienen formas de triángulo y las que nacen de primero siempre tienen especies de dientes regados por toda la hoja. Miden aproximadamente de 3 a 4 cm de longitud por 3 o 6 cm de ancho y si de altura se habla, en sus tallos con forma de rombo miden desde 1 hasta 5 cm de largo por 0.5 o 2 cm de ancho, tienen una textura áspera y corrugada.

Los primeros estudios de esta planta se hicieron y se descubrieron en Europa, por lo que se cree que vienen de ahí, pero no se sabe a ciencia cierta de donde son. Lo que si se ha comprobado es que esta planta se ha extendido a través de todo el mundo.

Exactamente no se sabe de donde originó, pero se encontró en Europa desde el año 1753, luego se extendió hacia Asia y mas tarde hacia África, Australia, América y Oceanía. Actualmente ya se encuentra en el 90% de los lugares del mundo.

Usos

Como se menciono anteriormente sus usos se han dado ampliamente en el campo de la medicina ya que tiene muy buenos componentes y propiedades que, si se saben aprovechar al máximo, se pueden conseguir muy buenos beneficios.

Es una planta que crece rápidamente ya que sus semillas no son difíciles de germinar ni de dar frutos, en este caso, crecer y reproducir sus hojas. Si se hacen todos los pasos de plantarla y cosecharla correctamente en unas semanas ya se podrá contar con las hojas de esta planta para hacer infusiones y sacar su máximo provecho.

Entre sus propiedades y beneficios se puede usar como desparasitante, limpieza de la vejiga ya que manda a orinar y por ende a botar bacterias y desechos que el cuerpo no necesite, también se usa para matar todo tipo de lombrices y bacterias que alberguen en los órganos de cualquier persona, ayuda al hígado y funciona en pocas oportunidades y depende de la persona como un relajante muscular para ayudar a conciliar el sueño.

Aunque esta especie cuenta con varias propiedades que la vuelven un buen ingrediente para preparaciones medicinales, hay personas que pueden tener reacciones alérgicas a la misma. Esto es más común durante la primavera o durante el verano, estaciones donde se da su polinización.

En este sentido, es posible sufrir de estornudos muy frecuentes, incluso de picor o lagrimeo, tal como ocurre cuando se da una alergia al polen. De igual manera, si no se es alérgico a esto no hay de que preocuparse.

Otras hierbas medicinales

Como dato extra hay algunas especies de hieras que también tienen propiedades medicinales, la primera de ellas es la hierba de gallina que puede ser reconocida por sus flores blancas pequeñas. Otra es la planta de juncia o Castañuela. Otra especie a mencionar es la planta de bledo, la cual no es muy buena con los animales como los cerdos porque puede resultar bastante tóxica.

También podemos encontrar la Rabaniza que al igual que la hierba gallinera tiene flores blancas bastante pequeñas, por otro lado, tenemos la Hierba mora que da unas bayas color morado oscuro o violeta que son bastante venenosas. Algunas propiedades de estas plantas pueden ser utilizadas para una preparación medicinal, otras pueden resultar tóxicas, lo que tienen en común estas especies mencionadas es que causan daños en los huertos.

Reproducción

La planta cenicera (como se le conoce en varios países de América del Sur) se da frecuentemente en la temporada de primavera. Esto se puede lograr consiguiendo semillas de esta misma planta y un espacio en donde se va a plantar.

Luego hay que regarle agua, pero sin tratar de sobrepasarse porque no podría crecer como se espera, luego se le coloca abono y se coloca en un lugar que pueda llevar sol y sombra. Hay que tener en cuenta que siempre hay que mantener este espacio donde se tendrá la planta, húmedo, para que así pueda germinar rápidamente.

Cuidados básicos

Si hay algo por lo que se caracteriza esta planta es porque hay que cuidarla de buena manera para que progrese y florezca rápidamente, así como a otras especies si se quiere extender el Ciclo de vida de las plantas. Aun así, realmente no exige grandes cuidados, pero se explicarán algunos que favorecerán su buen desarrollo.

Iluminación y temperatura

Respecto a iluminación la planta de cenizo debe mantenerse en lugares donde no le llegue siempre el sol, pero que tampoco tenga siempre sombra, ya que el sol es fundamental para que esta crezca, pero un ambiente con demasiada sombra puede hacerle daño.

De modo que el que el lugar ideal será donde haya suficiente iluminación o luz solar indirecta. En cuanto a la temperatura, esta no debe ser mayor a 29° grados centígrados, ni menor a 12° grados centígrados porque no resisten muy bien esas temperaturas.

Tierra y abonado

Realmente la planta de ceniza no es muy exigente en cuanto al sustrato, de hecho, puede desarrollarse con facilidad en una tierra no muy abundante e incluso compacta. Sin embargo, la tierra ideal para sembrarla será aquella que cuenta con buen drenaje, puesto que se podrá ver como ella crecerá con más velocidad.

Esto será igual tanto en el exterior como en las macetas, de hecho, para estas últimas se puede adquirir la tierra universal para sembrar. En cuanto al abonado, este deberá ser frecuente durante la primavera y también en el verano. ¿Cuál escoger? realmente cualquier abono servirá, el guano por ejemplo es una buena opción.

Riego

El riego de la planta de cenizo dependerá del clima de la región, sin embargo, la recomendación general para especies de todo tipo: Arbustos con floresárboles, etc. es que se riegue cuando la tierra se vea seca, cuidando que no se encharque la misma.

riego de la planta de cenizo

Sin embargo, esta especie no sobrevive demasiado a un momento de sequía, por lo que será necesario cuidar que su riego sea constante. Sobre todo, durante el verano, puede ser dos o tres veces cada semana. Ya cuando las temperaturas bajen un poco y el clima sea más frío se deberá reducir la frecuencia con la que es regada esta especie.

Es importante tomar en cuenta que el agua de grifo contiene muchas bacterias que en ocasiones pueden perjudicar a la planta, aunque ellas tienen cierta resistencia a muchas cosas. De cualquier manera, se recomienda que (si es posible) se almacenar agua de lluvia para regar después la planta con esa misma agua, la cual es ideal para ella.

(Visited 406 times, 2 visits today)

Deja un comentario