Planta Sangre de Cristo: Características, Beneficios y más

La planta sangre de Cristo ha servido, a lo largo de la historia, como un medio útil para la medicina en el enfrentamiento de varias enfermedades. La misma está distribuida en casi todo el mundo y es capaz de adaptarse a diferentes tipos de suelos. En el presente artículo, trataremos varios puntos sobre ella, como sus características y beneficios a la salud, entre otras cosas.

planta sangre de cristo

¿Qué es la Planta Sangre de Cristo?

La planta sangre de Cristo, también llamada palomilla, es una especie de herbácea anual propia del género Fumaria, en la familia Papaveraceae. Proviene de Europa, siendo altamente usada en la medicina dados sus principios activos que le brindan la capacidad de ser un potencial remedio contra enfermedades.

La Fumaria officinalis, el nombre científico de la planta sangre de Cristo, dada su adaptabilidad a los suelos y a los climas, es muchas veces vista como una especie adventicia de hierba en gran cantidad de cultivos en todo el planeta. Es por ello que encontrar una palomilla es considerablemente fácil.

De todos aquellos integrantes del género, la planta sangre de Cristo es la que más les representa, por cuanto es la de mayor popularidad. La denominación de Fumaria proviene de la semejanza entre el color y olor de sus raíces respecto al humo.

Fumus significa humo, de modo que Fumaria tiene ese mismo sentido. En la antigua civilización romana, las personas hacían jugos en base a las flores y hojas de esta planta, pero que a la vez generaban irritaciones en los ojos, al igual que los referidos gases.

Características de la Planta Sangre de Cristo

La planta sangre de Cristo es una hierba glabra, con un tallo vertical recto y varias ramificaciones que puede llegar a medir unos 50 cm de alto. Sus tipos de hojas son pinnaticompuestas, las cuales se alternan y cuyos últimos folíolos están más o menos alineados.

planta sangre de cristo

En los inicios de primavera, nacen de la planta un grupo de flores zigomorfas en racimos terminales que varían entre 10 a 25. Cada una de estas inflorescencias llega a medir hasta 9 mm de largo.

La planta es una del tipo anual, cuyas flores cuentan con un color morado. Sus nombres vulgares, es decir, sangre de Cristo, palomilla o fumaria, se refieren al tono que tienen las florescencias.

Las flores de la hierba de la sangre cuentan con dos sépalos diminutos con una coloración blanca que constituyen el cáliz. Estas hojas tienen además una forma ovalada y con un borde dentado, siendo más estrechas que la corola.

Por su lado, la corola tiene un color rosado y está conformada por cuatro pétalos reunidos en el ápice, pero manteniéndose libres. De estas hojas, la superior se extiende en un espolón.

El androceo de la flor sangre de Cristo es diadelfo, o sea que cuenta con 6 estambres unidos por sus propios filamentos en dos conjuntos. Estos últimos dan apariencia de estar, además, divididos en 3 anteras. En lo que respecta al gineceo, el mismo exhibe dos carpelos juntos con el ovario súpero.

Los tipos de frutos que produce la planta sangre de Cristo son unos pequeños aquenios convexos estriado/rugosos y más o menos seccionados.

planta sangre de cristo

Hábitats

La planta sangre de Cristo se puede llegar a ver en regiones en las que se ubican las llanuras de secano. La misma no exige que se le dé grandes cantidades de agua para sobrevivir. De modo que logra acoplarse sin problemas a medioambientes en los que es más difíciles prevalecer.

Como la planta sangre de Cristo puede nacer y desarrollarse en varios cultivos diferentes, por ejemplo el de cereal, se le suele catalogar de mala hierba. Este caso conlleva muchas veces a que sea eliminado o apartado del resto de la siembra.

En cambio, aquellos cultivos en los que se puede regar, por ejemplo el de la remolacha, es posible ver a la planta sangre de Cristo desarrollándose con normalidad.

En total, estos hechos sirven como demostración de la capacidad de la Fumaria officinalis para adaptarse, ya sea en ecosistemas secos o sobre todo en los de mayor humedad.

Ubicación Geográfica

La planta sangre de Cristo, a pesar de ser nativa de Europa, fue introducida con el pasar del tiempo en los continente americanos y asiáticos. Es por ello que la Fumaria officinalis se ha logrado extender en la mayoría de las regiones del planeta.

Particularmente, es muy fácil ubicar geográficamente a la planta sangre de Cristo en las regiones próximas al mar mediterráneo, en comparación a las zonas que se hallan cerca del cantábrico.

planta sangre de cristo

La Planta Sangre de Cristo en la Medicina

Como ya se ha dicho antes, la planta sangre de Cristo tiene una gran variedad de aplicaciones en la medicina, debido a sus múltiples propiedades. Se puede observar, en este sentido, que cuenta con muchos alcaloides, los cuales constituyen el elemento al que se le da uso para conseguir efectos beneficiosos en las personas.

De entre todos los alcaloides que contiene la Fumaria officinalis, cabe destacar a la protopina, la cual es el más popular y el más beneficioso de todos sus hermanos. Este principio activo es útil en aquellos tratamientos que ameritan antihistamínicos y analgésicos.

En tal sentido se debe mencionar que la protopina es una especie de derivado del opio. Ello se debe a que ambos están catalogados dentro de una misma familia, la Papaveraceae.

Cabe señalar también que, a pesar de los beneficios que presentan los alcaloides, es necesario tener cuidado con la sobredosificación, puesto que pueden convertirse en cardiotóxicos al estar en grandes cantidades.

En el que caso de que se realice una infusión ligera de la planta sangre planta de Cristo, esta se puede usar como hepatorregulador, diurético y laxante. También puede hacer de tópico para alguna afección sobre el cuero cabelludo.

Por otro lado, se puede mencionar además que la Fumaria officinalis normalmente se usa en tratamientos fisioterapéuticos. Ello se debe que puede aportar beneficios que la hacen funcionar como un regulador anticolinérgico, anti arrítmica, antiespasmódicos y antibacteriana.

Estudios de sus Principios Activos

Se han realizado varios estudios sobre los principios activos de diferentes plantas medicinales, entre las cuales se encuentra la Fumaria officinalis. Estas investigaciones se elaboran con el fin de poder hacer observaciones respecto a sus efectos en los momentos que actúan en conjunto y en aquellos en los que trabajan por sí solos.

En varios de estos estudios, los resultados arrojan que los efectos de muchos principios activos son sinérgicos. Esto significa que los mismos, al trabajar en conjunto logran más del doble de los beneficios en comparación a cuando llegan a tener que trabajar solos pero usándose en idéntica medida.

A pesar de los resultados de las investigaciones, estas no han conseguido llegar con precisión a la dosis y los efectos que se persiguen para aplicar a la planta sangre de Cristo en la medicina de manera óptima. Posiblemente porque su uso ha disminuido en comparación a como se utilizaba tradicionalmente.

(Visited 1 times, 1 visits today)

Deja un comentario