Planta Verbena: Características, Cuidados y más

Es asombrosa la gran variedad de especies que existen de la planta verbena, son aproximadamente unas 250 especies diferentes que comparten una característica, son hermosas y perfectas para usar como decoración. Vamos a conocer mucho más sobre esta planta y cuáles son sus cuidados y sus características tan especiales.

Características de la planta verbena

De nombre científico Verbena Officinalis, existen unas 250 especies diferentes de esta magnífica planta. Sus hojas son de un fuerte color verde y de un tamaño relativamente pequeño. La verbena, es considerada como una de las planta de ornamenta más usadas del mundo.

La planta verbena cuando crece de forma natural o salvaje, llega a ser realmente hermosa y puede llegar a crecer de una manera bastante abundante. En cuanto a los colores de sus Tipos de flores, estas pueden variar desde las tonalidades blanco hasta el rojo, además, también se pueden encontrar algunas con tonalidades malvas las cuales son perfectas para decorar el hogar, jardín o balcones, pues las mismas, siempre transmiten una sensación de hogar.

La flor de verbena, florece durante la primavera y sus flores pueden llegar a durar hasta el inicio del otoño. La verbena, al ser una planta rastrera de origen, posee hojas que se encuentran siendo opuestas una de la otra. Cuando se encuentra colocada en el exterior, la flor de esta planta se muestra en una tonalidad morada que llega a cubrir los suelos de manera espectacular.

Esta planta de origen asiático y sudamericano es conocida en casi todos los rincones del planeta. Es también conocida bajo el nombre de Lágrimas de Isis, uno de los nombres de flores más hermosos y perfectos que jamás se han escuchado.

Cuidados de la planta verbena

Esta es una Flora o planta resistente, por lo que no necesitará de un cuidado demasiado constante o complejo. La verbena es ideal para aquellas personas que son novatos en el cuidado de las plantas o para aquellos que no cuentan con tiempo suficiente para mantener un cuidado muy riguroso con alguna planta.

Temperatura

La verbena es capaz de soportar climas naturales donde la temperatura sea elevada y sin que tenga consecuencias o daños perjudiciales. Además de ello, también es capaz de poder soportar heladas sin siquiera mostrar algún cambio en su belleza o fortaleza.

Lo ideal es que la verbena se encuentre ubicada en una zona donde pueda recibir al menos unas 6 horas de luz al día. Aunque esta es una planta que no necesita de un suelo especial, si será necesario que el mismo tenga un muy buen drenaje.

Al ser una planta anual, es muy natural que necesite de un drenaje adecuado ya que no soportan los suelos encharcados. A diferencia de las otras plantas que suelen ser más resistentes, la verbena necesita ser correctamente abonada para poder recuperarse.

Si a esta planta no se le da un cuidado adecuado regular, la misma se va a convertir en una hierba quemada y sin flores, lo que la haría lucir sin vida y sin su atractivo tan particular y único. Lo bueno es que, estos cuidados, no requieren de la inversión de mucho tiempo, así que no te preocupes por ello.

Temperatura ideal para la planta verbena

Si cultivas una verbena en tierra de jardín, estas van a requerir mucho menos cuidado ya que sus raíces podrán llegar más profundo  y además de ello, se convertirá es una planta independiente, capaz de poder lidiar con sus propios inconvenientes.

En el caso de aquellas que son cultivadas en maceta, las mismas, van a necesitar de un cuidado un poco más constante, esto debido a que se van a encontrar en una zona más aislada y sin menos recursos naturales que la fortalecen en la naturaleza.

Luminosidad

Esta es una planta que requiere de una gran cantidad de luz natural, es por ello que, si la tienes en el interior de tu casa, deberás colocarla en una zona donde exista una buena iluminación.

Sin embargo, no deberá estar expuesta a la luz directa del sol, por lo que será ideal que se encuentre en semi-sombra, de esta manera, podrá protegerse de la intensidad del sol y las posibles quemaduras que el mismo ocasiona.

Sustrato y abonado

Cuando se habla de sustrato, este deberá ser ideal para un buen y correcto drenaje, pues cuando la planta es regada, se debe evitar a toda costa que ocurran encharcamientos, pues esto es muy dañino para la misma.

Cuando ocurren los encharcamientos, la raíz suele pudrirse ocasionando que la planta en general se vea expuesta a enfermedades las cuales pueden ocasionar su muerte.

Suelo ideal para la planta verbena

Cuando llega la temporada de floración, esta planta deberá ser abonada haciendo uso de abonos orgánicos que sean de buena calidad, pues esto la ayudará a fortalecerse y así, su floración, será mucho más abundante y saludable.

En cuento al suelo, lo ideal es colocarlo en uno que sea arenoso, aunque esta planta no es exigente en cuanto al tipo de suelo en el que se le coloque y puede adaptarse a cualquier lugar donde se plante, lo ideal es que se cuente con una tierra con buen drenaje. Como esta planta es parte de las subnitrófilas, es perfectamente adaptable a los suelos y sustratos.

Riego

Lo recomendado, es que la verbena sea regada una vez a la semana, esto para evitar el exceso de humedad y el riesgo de que las raíces se pudran o la planta termine por ahogarse. Además de ello, debemos recordar que, cuando existe una humedad excesiva y constante, las plantas son propensas a contraer hongos, los cuales, podrían ser fatales para cualquier tipo de vegetal.

Actualmente, la verbena es cada vez más popular dentro de los hogares de las personas, pues al ser de tan fácil mantenimiento, es ideal para cuidarla, además de ello, la misma, da un espectáculo visual perfecto para que tu hogar sea único y muy cálido.

Poda

En el caso de que vivas en una zona cálida y tenga a una planta verbena, será necesario que se realice una poda obligatoria al año, esto deberá realizarse durante la época de otoño.

En el caso de que no se realce esta poda, la planta podría correr el riesgo de morir debido a las corrientes frías que ocurren en el invierno. Es por ello que, es necesario que se realice, además, al hacerse, estamos asegurando que la planta pueda durar más tiempo con nosotros, especialmente si haces esta labor de la manera correcta.

Podar planta verbena

Problemas frecuentes de la verbena

La verbena, es conocida por ser una de las plantas más libres que podrían ser cultivadas en macetas o jardines, es por ello que, son pocos los problemas que esta planta presenta a lo largo de su vida, es decir, no es muy constante que sufra por alguna enfermedad o plagas.

Los problemas más comunes de la verbena por lo regular son debido a la escasez de luz natural o a causa de encontrarse en suelo con un drenaje ineficiente.

Vamos a conocer cuáles son las principales señales que podrías notar si tu planta se encuentra presentando algún inconveniente, al notarlo a tiempo, podrás buscar una posible solución para recuperar su salud:

Escasez de floración

Por lo general, las plantas que comienzan a tener una escasa floración, se debe a que no reciben la luz natural suficiente, esto se debe a que la misma, ha estado en una zona con demasiada sombra. Es por ello que es indispensable que la misma se encuentre en un lugar bien iluminado.

Para poder corregir este error, deberás tomar tu planta u llevarla hasta un lugar donde puede recibir al menos 6 horas de luz solar. Además de ello, podrías optar también por trasplantarla, de esta manera, tienes la posibilidad de realizar estas dos acciones y seguramente tu planta se recuperará mucho más rápido.

Planta verbena sin floración

Mildiú

El mildiú es uno de los problemas más frecuentes que llega a sufrir esta planta. Aunque existen verbenas que han comenzado a tener resistencia hacia el mildiú, las mismas, no han llegado a crear inmunidad, por lo que, también correr el riesgo de ser perjudicadas por este.

Para prevenir que esto ocurre, lo ideal es que la planta verbena cuente con un espacio suficiente en el cual pueda respirar de manera adecuada y que tenga una corriente de aire ideal, además de ello, puedes intentar evitar realizar un riego desde la parte de arriba, esto ayudaría mucho.

Otra cosa que debes evitar es regar a la verbena durante las noches, de esta manera, el follaje de la planta no tendrá humedad durante todas las noches. Esto contribuirá a la buena salud de la planta.

Hojas amarillas

Cuando se observan hojas amarillas, una floración escasa y deficiente o que las raíces comienzan a pudrirse, significa que la planta no está teniendo un drenaje optimo y hay un exceso de humedad en la tierra o sustrato donde se encuentra plantada.

Para corregir esto, solo será necesario que la verbena sea trasplantada hacia otro lugar que cuente con el drenaje adecuado, también pueden ser colocadas en camas elevadas, esto ayudará a que no exista el riesgo de encharcamiento.

En el caso de que la planta se encuentre cultivada en un contenedor, puedes realizar más agujeros al mismos por el cual se escurrirá el agua sobrante, así que existirá un drenaje e más adecuado.

Hojas amarillas de la planta verbena

Ácaros de araña

Estos ácaros son uno de los pocos animales o plagas que pueden afectar a esta planta, es por ello que, se deberá tener especialmente cuidado con estos pequeños insectos.

En el caso de que notes la existencia de telarañas en la verbena o que las hojas comienzan a perder su verdor, lo recomendable es que se tome un poco de agua y la planta se riegue con un chorro fuerte, también se puede hacer uso de un jabón que se fertilizante, de estas dos manera, se pueden erradicar a estas plagas.

Lo recomendable es que siempre se haga uso de insecticidas que sean naturales, pues los que son químicos, pueden hacer daño a todos los animales que son polinizadores y que se encargan de que la flora de este planeta pueda reproducirse de manera natural.

Usos medicinales de la verbena

La verbena, es una planta que contiene aceites esenciales (limoné, citral o eraniol) los cuales son los encargados de la producción del aroma de esta importante planta. Además de esos aceites, también contiene flavonoides, luteolina, que es conocido por ser un antioxidante y un producto natural que ayuda a la restauración del sistema inmune del cuerpo humano.

Además de lo anterior mencionado, la verbena también contiene verbenalósido, el cual se llega a transformar en verbenalina, la cual se encarga de ayudar a las personas que tienen problemas para conciliar el sueño, es por ello que, es muy usada por aquellas personas que padecen problemas de insomnio.

Además de esto, la verbena también actúa como:

  • Antinflamatorias
  • Antimicrobianas
  • Amebicidas
  • Antitusiva
  • Y más.

El problema que existe con la verbenalina es que, la misma, durante la desecación comienza a perder su frescura, es por ello que, para aquellas personas que desean usarla para tratar el insomnio, no sería viable ya que es necesario que se encuentre fresco.

En el caso especial de la verbena, las partes que se usan de la planta tendrán una propiedad diferente dependiendo del estado en que se encuentre (seco o fresco).

Además de ello, la verbena por lo regular, es usada en forma de infusión, es por ello que, el cosechar, escoger, dividir y desecarla, es considerado un arte, por lo cual, no todas las personas conocen como hacerlo de manera correcta. Si se realiza de manera incorrecta, la infusión podría perder su propiedad o actuar de manera diferente.

Aún en la actualidad, esta planta se continúa estudiando, pues según os científicos, tanto las propiedades, actividad fisiológica, componentes, contraindicaciones, efectos adversos y más, siguen siendo extensos, por lo que existen algunos que no se han conocido aún. Cuando se estudian las tradiciones antiguas, nos podemos dar cuenta que la verbena ha sido usada para una infinidad de cosas que aún nosotros desconocemos.

Ahora bien, vamos a conocer un poco más sobre las propiedades medicinales más destacadas de la verbena o que están asociadas con esta planta. Vamos a conocerlas:

  • Las personas que se encuentran recuperando de enfermedades crónicas, pueden hacer uso de esta planta como un tónico. La medicina tradicional británica indica que, se ingieran 2 gramos de la hierba seca de verbena dividido en 3 infusiones diarias, es decir, se deben realizar la cantidad de 3 tazas de infusión de verbena con dos gramos de la planta seca.
  • La verbena también tiene propiedades neuroprotectoras y sedantes, es por ello que es ideal para tratar el insomnio y los ataque de migrañas, esto debido a que la misma, ayuda a que los nervios dejen de estar tensos. Además de ello, también es buena como tratamientos para algunos tipos de depresiones, ansiedad y fatiga.
  • Los taninos de esta planta hacen que la misma tenga propiedades astringentes, por lo que es buena para controlar la diarrea y ayuda a que las heridas sangrantes, puedan coagular de manera mucho más efectiva.
  • También sirve como antiséptico, es decir, ayuda a evitar que las heridas se infecten.
  • En el caso del glucósido verbenalol sirven como un vasodilatador renal y además de esto, también puede usarse como un antiespasmódico, pues esta planta tiene esta propiedad que por lo general es muy bien usada.
  • Tiene efectos digestivos, por lo que ayuda a la indigestión, pues la misma, ha logrado aumentar los jugos gástricos de los animales de laboratorios en quienes se han experimentado.
  • La verbena es muy común encontrarla en los medicamentos antitusígenos, esto debido a que los mucílagos de la planta, contienen propiedades que pueden regular la irritación que se produce en la mucosa respiratoria cuando la persona está teniendo episodios constantes de tos.
  • Sirve para aliviar el dolor menstrual, además de ello, también ayuda a la disminución de los dolores de parto y ayuda a la buena producción de leche materna.
  • Sirve como tratamiento para la reducción de los efectos causados por el reumatismo, artritis y la gota.
  • También sirve como diurético, es decir, estimula la producción constante de orina, lo que beneficia la reducción de la retención de líquido.

Más datos sobre la verbena

Existen algunos datos diversos sobres algunas especies de verbena (hierba luisa, azul y morada) que a lo largo del tiempo las personas se han comenzado a cuestionar, vamos a conocer a estos tres casos:

Hierba luisa

Una de las especies más conocida de la verbena. En el caso de la “verbena de  limón”, en realidad no pertenece a esta especie, es de otro género vegetal.

Las hojas de esta planta, cuando se frotan entre sí, desprenden un olor a limón que la caracteriza de otras especies. Son muy conocidos y usadas en los productos dedicados a la aromaterapia, en los perfumes, en la medicina y como una hierba que se usa en la cocina.

Verbena azul

Es especialmente conocida debido a sus propiedades medicinales. Conocida también bajo el nombre de verbena hastata, llega a tener una altura aproximada de 60 o 180 centímetros y su floración ocurre desde el mes de julio hasta el mes de septiembre.

Cuando se las encuentra en estado salvaje, la misma crea sus propias colonias entrelazadas con sus rizomas y que posee una propagación desacelerada y se reproduce por medio de sus propias auto-semillas.

Verbena morada

Conocida por los nombres de; verbena brasileña, verbena alta o verbena de techo púrpura.

Es una planta que puede llegar a tener una altura aproximada de entre 120 y 150 centímetros, son de crecimiento anual y sus Flores moradas crecen formando grupos con tallos bastante delgados pero robustos, así que son bastante fuertes.

(Visited 248 times, 2 visits today)

Deja un comentario