¿Cómo plantar guisantes en macetas?, Cuidados y más

Tener las mejores legumbres en un espacio de la casa, forma parte de un beneficio, no solo por el provecho de poseerlo al alcance, sino por la calidad y frescura. En tal sentido, plantar guisantes en macetas, es una alternativa viable y además conveniente, por su bajo costo. Descubre aquí como hacerlo.

Plantar guisantes en macetas

Plantar guisantes en macetas

Los guisantes, son una semilla comestible integrante del grupo de las más remotas de ingesta, de la sociedad de Europa. La planta de esta hortaliza, se cataloga como herbácea, lo que significa que sus características son las de una hierba.

Pertenece a la familia de las leguminosas (fabáceas), que se halla distribuida por el globo terráqueo, aunque su origen es de la Cuenca del Mediterráneo. Se muestra como trepadora, por lo que necesita donde sujetarse para alcanzar el correcto crecimiento y desarrollo.

Posee el nombre científico de “Pisum sativum” y sus semillas comestibles se conocen bajo diversos nombres aparte de guisantes, como lo son, “arvejas”, “petipuás” (del francés petit pois), “tirabeque”, entre otros.

Estos exquisitos Tipos de semillas son capaces de aportar sabor y distinción a infinidad de platos, siendo por ello necesario ir más allá. Todo en busca de la frescura y calidad que solamente provee plantar guisantes en macetas. Teniéndose que es completamente fácil, en el que lo necesario es seguir unos pocos pasos, para luego disfrutar de un estupendo manjar, al recoger la esperada cosecha.

¿Cómo se da el cultivo de guisantes?

Se da únicamente de manera anual, esto significa que tras se tome la cosecha, se debe efectuar la remoción y una siguiente plantación para posteriormente recolectarla al cabo de doce meses más de espera y cuido.

Es de hacer notar, que plantar guisantes en macetas, no exige o precisa el uso de semillero, como normalmente sucede, pudiéndose entonces cultivar, directamente las semillas en el sustrato.

¿Cuál es la mejor variedad para plantar guisantes en macetas?

La mejor variedad para plantar guisantes, haciendo uso de macetas, es la que desarrolla mata baja, debido a que esta normalmente alcanza hasta un metro de altura, sin excederlo.

Esta forma parte de la mejor alternativa, porque los de planta alta, llegan inclusive, hasta los tres metros de altura, siendo más rigurosa la manipulación y cuidado.

¿Cómo plantar guisantes en las macetas?

Para efectuar la acción de plantar guisantes en macetas, se debe seguir el siguiente procedimiento, después de disponer de la maceta grande a utilizar:

  • Introducir en la maceta el sustrato necesario, de acuerdo al tamaño o dimensiones que esta exhiba.
  • Efectuar el regado del sustrato, sin que sea en exceso, teniéndose que este es previo a la colocación de las semillas y se realiza esta única vez.
  • Situar cuatro o cinco semillas por golpe. Estas se deben hundir en el sustrato, por lo menos en un rango de dos a cuatro centímetros.
  • Esta colocación debe realizarse a una distancia, una de otra de por lo menos veinte a veinticinco centímetros. Siendo importante que este requerimiento se contabilice, al escoger las dimensiones de la maceta para el plantado.
  • Recordar que ahora solo hacer falta esperar a que se produzca la germinación sin volver a regar el sustrato. Es importante hacer mención, que, de esta forma, es que se garantiza que la semilla no llegue al estado de pudrición, porque es altamente delicada, respecto a la humedad.

Volumen ideal de la maceta a escoger

El volumen propicio de la maceta en la que se va a realizar el plantado de las semillas de guisantes, debe ser de por lo menos unos veinte a veinticinco litros. Siendo lo que garantiza a modo mínimo, un buen desarrollo de la planta de guisantes, hasta lograr la cosecha.

Momento indicado para plantar guisantes en macetas

Para plantar guisantes en macetas, se poseen dos momentos exclusivos e idóneos, que son la estación de otoño y la de primavera. Estos difieren o se ajustan a la zona climática del territorio en que se realizara el cultivo, al igual, que a la clase o tipo de guisante que se va a plantar.

En las áreas donde el clima es templado, se debe efectuar lo que se cataloga “siembra temprana”. Esta se debe producir durante la estación de otoño, siendo los meses correctos para el plantado, los de octubre y noviembre. Por otra parte, para estos, las variedades a utilizar, son las que se comportan como trepadoras.

Por otra parte, para las zonas donde el clima es frío, se lleva a cabo, lo que se establece como “siembra tardía”. Teniéndose, que esta se debe realizar durante la estación de primavera, pudiendo ser, desde que culmina el invierno. Los meses que le corresponde y que son por demás, beneficiosos, son los de febrero y marzo. En el que, la seguridad de haber terminado el completo frío, propio de la estación de invierno, está garantizado.

Si la planta es adquirida, ¿Cuál es el momento de trasplante?

Si se da el caso, de que la planta que se dispone es comprada, debiendo trasplantarse, los momentos propicios que se manejan son los mismos que se desarrollaron para el plantado en macetas. Esto quiere decir, que es para las zonas de clima templado, la estación de otoño. Mientras que, si el área es de clima frío, cuando culmina el invierno, que corresponde a la estación de la primavera, es que se presenta la mejor de las alternativas, que es de provecho para la planta.

¿Cuándo se debe recolectar la cosecha tras plantar guisantes en macetas?

La recolección de la cosecha posterior al hecho de plantar guisantes en macetas, se debe realizar en el momento en que, al tocar la vaina del guisante, se perciba la presencia completa del mismo. Siendo importante que no se espere a que se encuentren muy abultados o prominentes.

El motivo, es que mientras más grande se hallen, menos suavidad e hidratación tendrán. Por lo que, si el deseo es unos guisantes por demás tiernos y muy jugosos, se debe recolectar antes de que crezcan mucho.

Forma de lograr una germinación acelerada de la semilla del guisante

La manera en que se puede alcanzar que la semilla germine con más prontitud al plantar guisantes en macetas, se logra efectuando lo que se conoce como “remojo”.  En tan sentido, es necesario sumergir las semillas de guisante, en una cantidad de agua suficiente, durante un lapso de veinticuatro horas.

Luego de cumplirse el tiempo, las semillas de guisantes estarán listas para efectuarles el plantado en la maceta escogida, respetando los requerimientos necesarios ya desarrollados previamente.

Es de hacer notar, que realizar esta técnica de ayuda a la semilla, es de provecho para la futura planta. Esto es, debido a que es capaz de reducir los inconvenientes que pueden surgir en su crecimiento.

Variedades adecuadas de guisantes para plantar en macetas

Las mejores variedades, que permiten de forma ideal, plantar guisantes en macetas, son las que seguidamente se describen:

Guisante Enrame Alderman

La siembra de este guisante, proporciona una planta que en su desarrollo es capaz de alcanzar, más de un metro de altura. En tal sentido, le es completamente fácil ubicarse a un nivel de metro y medio.

Es común que la longitud de sus vainas logre por lo menos unos doce centímetros, estableciendo en su parte interna, una cuantía de nueve y hasta diez guisantes. Para que su desarrolle se efectúe correctamente, se le debe ayudar con la adición de tutores en el sustrato.

Por otra parte, se presenta como una planta con apariencia silvestre. Posee la virtud de ser muy beneficiosa y abundante, en cuanto a la cantidad de las semillas de guisantes.

Guisante Enano o Lincoln ganxo

Esta clase de guisantes, llega a desarrollar plantas con alturas que oscilan por los sesenta y cinco y los setenta y cinco centímetros.

La tonalidad que muestra la planta en su evolución es verde azulado. Es común que la longitud de sus vainas, oscile entre los nueve y los diez centímetros. Teniéndose, que establece en su parte interna, una cantidad de ocho y hasta diez guisantes.

Se destaca por ser altamente beneficiosa, debido a la cantidad de guisantes que es capaz de proveer en su cosecha. Tiene adjudicado un ciclo medio de desarrollo.

Guisante Medio Enrame o Vainon

A esta variedad de guisante se le adjudica un crecimiento y desarrollo, en el que la planta es capaz de lograr alturas que oscilan por los ochenta y los noventa centímetros.

La longitud de sus vainas normalmente se halla por los trece centímetros. Estas contienen en su parte interna, una cuantía que oscila por los diez u once guisantes. Teniéndose que estos se caracterizan por ser exclusivamente muy prominentes o gordos, aparte de exhibir una apariencia arrugada.

Estos guisantes, poseen la ventaja de poderse plantar, en el lapso comprendido, entre los meses de septiembre a marzo inclusive. La recolección de su cosecha ya es posible, tras cumplirse los cuatro meses de la siembra de sus semillas.

Cuidados que requiere plantar guisantes en macetas

Los cuidados que exige plantas guisantes en macetas, de manera indispensable o hasta básicos, son los que a continuación se desarrollan:

Sustrato

El sustrato que requiere la planta de guisantes, es aquel en el que principalmente se garantice el completo drenado. En este sentido, no debe suscitarse encharcamiento proveniente del agua del regado común, así como también, de la proveniente del Agua de lluvia.

Respecto a la composición del sustrato, es de hacer notar, que estas particulares plantas, poseen la virtud de adherir nitrógeno. Teniéndose entonces, la no necesidad de un sustrato especifico. Esto hace que sea posible que se logre plantar guisantes en macetas, en los diversos tipos de suelo, sin limitación o inconveniente a solventar.

Plantar guisantes en macetas sustrato

Riego

El riego que exige la acción de plantar guisantes en macetas, debe ser exclusivamente repetitivo. Esto es, porque a esta singular planta le es necesario la humedad permanente del sustrato.

Es importante hacer mención, de que solamente es necesario, que el sustrato se encuentre húmedo, por lo que, el mismo no quiere decir, que se deba efectuar un regado en exceso. Teniéndose, que la necesidad de hidratación no se debe confundir con excedencia. Esto es, porque para la planta de guisantes, los encharcamientos son totalmente perjudiciales.

Temperatura admisible

La temperatura que admite la planta de guisantes, es la que se encuentra en el rango de los 5°C como mínimo, mientras que la máxima, es la de los 30°C.

Este rango es importante de cuidar, porque cuando la temperatura se halla fuera de este, la planta no continua con su desarrollo y crecimiento habitual, por lo que entonces, queda interrumpido.

Plantar guisantes en macetas temperatura admisible

¿Cuáles son las plagas que atacan a las plantas de guisantes?

Las plantas de guisantes, al igual que las demás plantas, poseen ciertos enemigos, que son capaces de alterarlas e inclusive provocarles enfermedades. En tal sentido, las plagas usuales, que pueden provocarles estos hechos negativos son las siguientes:

  • Pulgón verde: la manera en que se logra combatirlo es adicionándole a la planta solución de jabón potásico, que puede ser por medio de pulverizaciones.
  • Polilla del guisante: Estos requieren para su exterminio, del “aceite de neem”, para tratar a las mariposas, mientras que, para combatir a las orugas, solo se necesita de la bacteria grampositiva “Bacillus thuringiensis”.
  • Sitona: El exterminio de este escarabajo en compañía de sus habituales larvas, se efectúa tras la ejecución de la siembra temprana de sus semillas, en la maceta correspondiente.

Plantar guisantes en macetas sitona

(Visited 152 times, 1 visits today)

Deja un comentario