¿Cómo podar orquídea? Paso a paso, cuidados y más

Podar orquídea puede ser una tarea sencilla cuando ya se conoce cómo hacerlo y se acostumbra a eso, no es necesario hacerlo muy seguido, solo cada año requieren mantenimiento. En esta entrada se explicará cómo podar la planta especificando el proceso para las hojas, flores y varas de varias especies que comúnmente se tienen en casa.

Orquídeas

Son llamadas orquídeas las 30.000 especies que pertenecen a la familia Orchidaceae, todas ellas conocidas por la variedad de colores y de formas que tienen sus flores, además de eso ellas tienen una relación muy buena con agentes polinizadores que por supuesto, beneficia el ecosistema en el que se encuentren, igualmente ellas pueden formar micorrizas por la simbiosis que hacen con los hongos, donde ambas especies adquieren beneficios de tal relación, como minerales, agua, entre otras cosas.

La cantidad de especies dentro de esta familia la posiciona entre las familias que tienen una variedad considerable de plantas solo dentro de la clasificación de las plantas con flores, todo esto sin contar los 60.000 híbridos que han sido descritos en total. En total la diversidad es muy grande, donde pueden verse especies que se diferencian de otras solo por unos milímetros o por muchos centímetros (como las que pertenecen al género Grammatophyllum que son unas 12 especies que son muy grandes).

Estas plantas son tropicales, pero pueden encontrarse en casi todo el mundo, menos en lugares donde el clima sea desértico ya que no soporta la luz solar directa y en exceso, o con clima polar, ya que no son precisamente plantas resistentes al frío.

Flores

Las flores de las orquídeas tienen mayormente tienen tres sépalos dos a los lados y uno dorsal, además de tres o dos pétalos además del labelo que es más grande que las otras partes. En general pueden variar de tamaños, se encontrarán especies que tienen flores muy pequeñas de 1 milímetro o menos como las que pertenecen al género Platystele, mientras que otras pueden ser tan grandes que alcanzan los 76 centímetros, como las flores de la especie Phragmipedium caudatum. 

Es posible ver varios Tipos de flores en cuanto a la estructura, así como en el modo con el que disponen de las mismas, estas generalmente son dispuestas en ramas o en tallos de dos en dos o incluso más, de hecho, las flores del género Bulbophyllum simulan salir del mismo lugar porque el raquis (porción donde se encuentran las flores) está bastante contraído.

No solo la variedad de colores ni la forma diferencia esta parte de las orquídeas, también las fragancias de las mismas, unas tienen aromas suaves y otras hedores muy fuertes, unas tienen colores muy variados, así como manchas o incluso puntos en toda su estructura, esto es producto de una evolución concertada entre las especies polinizadoras y ellas.

Esto porque casi la totalidad de las especies de orquídeas requieren que un agente polinizador se lleve sus granos de polen a los pistilos de otro ejemplar, luego de eso se verán muchas semillas pequeñas que tienen membranas y en algunos casos son aladas para que se puedan movilizar gracias al viento. En cuanto al fruto, algunas especies tienen bayas mientras que otras tienen una cápsula loculícida.

Cuidados de las orquídeas

Las orquídeas en casa son una hermosa y viva vista para el jardín, por lo que es común preguntarse cómo cuidarlas, cómo plantarlas y cómo podar orquídea de la mejor manera para asegurar que su floración sea abundante y sana. Para esto en primer lugar se explicarán los cuidados que se deben tener con ella, luego de eso cómo se deberá podar las raíces, las hojas y las varas florales.

cuidados podar orquídea

Iluminación

Las orquídeas son de esas plantas que requieren mucha luz solar para que puedan crecer saludablemente y para que su floración sea abundante, sin embargo, no debe ser luz directa porque pueden dañarse con el exceso, por ejemplo, las hojas se comienzan a poner rojizas.

Solo necesitan estar en un lugar con bastante iluminación: si se encuentran en el interior de una casa se pueden ubicar en una ventana y si están en el jardín, en un balcón o una terraza deberán estar cerca de otras plantas que puedan darle sombra. En cuanto a la temperatura ideal para ellas los 20 C° o 22 C° serán perfectos para que no se dañe y crezca correctamente.

Riego

El riego se recomienda que se haga una vez cada semana, cuidando que tanto las raíces como los tallos puedan estar en contacto con la tierra húmeda y evitando a toda costa el encharcamiento de su maceta, puesto que ellas no necesitan demasiada agua, de hecho, regarlas una vez a la semana ya es un indicio de eso e incluso hay personas que las riegan cada diez días, mientras que otras esperan a que su tierra se vea seca para regarlas nuevamente.

Lo importante es no mojar la planta en sí (flores y varas) para evitar que en sus hojas aparezcan hongos, más adelante se explicará qué pasa cuando esta parte de la planta tiene manchas o se vuelven amarillas.

Abono

El abono puede echarse de forma quincenal, puesto que ellas son susceptibles a enfermarse cuando reciben un exceso de fertilizantes. El abono puede encontrarse en el mercado porque es específico para ellas, algunos vienen ya preparados y solo será necesario echarlos en la tierra o rociarla con el mismo en caso de que sea líquido.

Poda

Las orquídeas deben ser podadas cada año para que así sus flores puedan ser más abundantes, además de eso estos cortes funcionan como parte del mantenimiento de orquídeas ya que algunas hojas pueden marchitarse o las mismas flores pueden comenzar a caer y es necesario cortar para que la planta se mantenga saludable. Se han explicado sobre las orquídeas y cómo debe ser cuidada, esto sirve para aprender cómo podar orquídeas de la forma correcta y en el momento indicado.

Este sería cuando ya la floración ha terminado, se podrá saber que es el final cuando sus flores ya empiezan a verse marchitas. Esto puede ser en cualquier momento, no hay una temporada o una época específica a diferencia de otras plantas o Árboles con flores. En cuanto a los tallos, se recomienda que estos sean cortados antes de que se sequen para potenciar aún más el crecimiento de las orquídeas.

¿Cómo podar una orquídea?

Antes de saber cómo podar orquídea será necesario tener en cuenta que los materiales utilizados deben estar esterilizados para que los cortes que se hagan sean realmente limpios y no se infecte la planta con alguna bacteria o algún hongo. Estos materiales serán:

  • Las tijeras con las que se harán los cortes, bien afiladas y esterilizadas
  • La maceta donde se colocará una nueva vara si se observa que está comenzando a desarrollarse
  • El sustrato adecuado según lo explicado anteriormente
  • Polvo de canela para desinfectar y sanar la orquídea.

Igualmente, cuando se vea que algunas de sus hojas se marchitan será necesario consultar con un especialista que pueda ayudar a descartar algún peligro si se trata de un momento en el que la planta está en reposo. Las hojas marchitas, así como pueden ser ese periodo de reposo pueden ser alguna infección, por lo que se recomienda más una consulta a algún jardinero o alguien que tenga conocimientos y experiencia con orquídeas.

Ahora bien, el paso a paso para podar orquídea es muy sencillo, los nudos serán los puntos de partida donde se comenzarán a podar las flores, estos son aquellas protuberancias que pueden observarse en el tallo de la planta. Al identificar el tercer nudo se comenzarán a cortar las flores que estén de color amarillo, luego se comenzarán a cortar las ramas que estén secas igualmente desde el tercer nudo. Estas serían las partes que normalmente se encuentran más afectadas cuando llega el momento de podar.

Luego de cortar esas partes se deberá sacar con delicadeza la planta entera de la maceta, esto para observar si las raíces se encuentran en buen estado, las que no lo están se cortarán (en la siguiente sección se explica cómo), finalmente se deberá regar rociando las hojas con agua.

En caso de que se desee sumergir la planta en agua esto no debe superar los cinco minutos para evitar que el agua corra hasta la base de la orquídea porque eso la ahogaría, al pulverizarla sí se puede echar un poco en la base. Lo importante de regar luego de podar orquídea es humedecer, no empapar completamente porque el exceso de agua no es bueno para ellas.

regada luego de podar orquídea

¿Cómo se podan las orquídeas? Hojas, esquejes y raíces

Las hojas será necesario cortarlas cuando tienen manchas negras, tienen una tonalidad amarillenta o cuando se ven maltratadas o dañadas, en este momento será necesario hacer el corte. Cuando tienen manchas negras puede ser que tengan alguna enfermedad causada por bacterias, hongos o incluso puede ocurrir que estén recibiendo mucha agua o demasiado fertilizante. No deberán dejarse ahí para que sanen porque en este punto ya no pueden ser recuperadas.

Igualmente, las hojas amarillentas pueden ser cortadas con unas tijeras cuando se ve que se están poniendo amarillas o quitarlas con las manos cuando ya están listas, hay personas que aconsejan hacerlo de una o de otra forma, en este caso es indiferente, pero se puede ver cómo funciona mejor con la planta en específico.

Los esquejes se pueden ver cuando se comienzan a observar hojas pequeñas luego de una poda, esto porque se está formando otra orquídea, en ese momento solo se debe esperar un poco más hasta que las raíces sean notables para que se pueda trasladar a una maceta diferente. En este caso será necesario cortar es vara nueva a 4 centímetros para que ahí comience a sanar sin que la planta original sufra algún daño.

En cuanto a las raíces solo cuando se hará el trasplante de esta planta es que se necesitarán podar las raíces, puesto que estas se enfermarán con más rapidez porque se encuentran fuera de la maceta en la que crecen, por lo que será necesario cortarlas. Ahora bien, se sabrá que una raíz está enferma cuando tenga una textura pastosa y se vean marrones, puesto que cuando están sanas su color natural es blanco o verde claro.

Se debe recordar que este corte debe hacerse con tijeras esterilizadas para no perjudicar el crecimiento de la planta, a medida que se vaya cortando se podrá ver el color que tienen las raíces, solo cuando se tenga seguridad de que son blancas o verdosas se terminará la poda.

podar orquídea y sus raíces

Podar las varas

En cuanto a las varas, es posible ver una diferencia al podar orquídea dependiendo de la especie que se tenga en casa y para asegurarse de que su crecimiento sea realmente saludable se pueden podar de varias formas:

  • Las orquídeas cattleyas se podarán solo cuando las flores estén ya marchitas y se estén cayendo, es en ese momento que se procederá a hacer un corte entre la vaina y el tallo, justo en la unión de ambas partes.
  • Las orquídeas phalaenopsis se pueden cortar de dos formas, la primera de ellas es podarlas cuando las varas florales aún se encuentran verdes, de manera que si se observa algún nodo formado en ellas ahí se deberá cortar para que puedan nacer otras varas. También es posible podarlas cuando sus varas están secas.
  • Las orquídeas oncidium serán cortadas al igual que las cattleyas, cuando sus flores están marchitas, en ese momento el corte que se hará estará cerca de la base porque será encima de la unión que se hace entre la vara y el pseudobulbo. De esta forma podrá crecer otro pseudobulbo.
  • Para podar orquídea dembrobium se deberá esperar que sus flores marchiten y luego cortar con cuidado de no llegar al tallo, puesto que solo cuando se hará un trasplante de orquídea es que se debe cortar el mismo.
(Visited 91 times, 1 visits today)

Deja un comentario