Proceso y Fases de la Nutrición de las Plantas

El proceso de nutrición de las plantas es uno de los más importantes para que estas puedan poder sobrevivir y obtener la materia y energía que son esenciales para su vida y su proceso de crecimiento. Hoy vamos a conocer todo lo referente a este importante proceso y cómo funciona el mismo.

¿Cómo es el proceso de nutrición de las plantas?

El proceso por el cual la nutrición de las plantas se lleva a cabo se divide en diferentes partes. A continuación vamos a conocer cada uno de las etapas de la nutrición de las plantas:

Las plantas fabrican sus propios alimentos

Una pregunta común es ¿Cuál es la nutrición de las plantas? Las plantas, tienen la capacidad de poder fabricar sus propios alimentos, por esta razón, las mismas, no necesitan extraer sus alimentos de otros seres vivos. El proceso de alimentación de las plantas consiste en tres etapas: tomar las sustancias del suelo y del aire, transformar dichas sustancias en su propio alimento y repartir este alimento por todo su “cuerpo”. Además de ello, para que las plantas logren aprovechar sus alimentos, las mismas necesitarán de una respiración constante, algo que ocurre con todos los seres vivos.

A diferencia de otros seres vivos como animales y hongos, las plantas son capaces de poder crear sus propios tipos de nutrición de las plantas a partir de:

  • Agua y sales minerales que absorben del suelo por medio de sus raíces.
  • Gases que logran absorber del aire y que entran a través de sus hojas.
  • La luz solar.

Tomando estos componentes, las plantas son capaces de poder fabricar otras sustancias vitales para su crecimiento y para poder realizar sus funciones básicas que son vitales. Una parte del alimento que no es utilizado para el cumplimiento de estas funciones, es almacenado en sus raíces, hojas, frutos o en sus semillas.

Entrada de nutrientes

Las plantas, toman agua y las sales minerales por medio de sus raíces a través de los llamados pelos absorbentes, dando lugar a una mezcla conocida como savia bruta. Esta savia bruta realiza su ascenso por el tallo de la planta hasta llegar a las hojas, esto lo hacen a través de unos tubos que son muy delgados llamados “vasos leñosos”.

Mientras que, el dióxido de carbono lo absorben por sus hojas por medio de unas aberturas bastante pequeñas que poseen y que se llaman estomas.

La fotosíntesis

La fotosíntesis, es el proceso mediante el cual, las plantas son capaces de fabricar su propio alimento. La misma se produce en todos los Tipos de hojas de las plantas. Tanto el agua como las sales minerales que se encuentran en la savia bruta se mezclan con el dióxido de carbono y se transforman en lo que conocemos como savia elaborada, la cual es el alimento de las plantas.

Para que el proceso de transformar la savia bruta en savia elaborada ocurra, será necesario la luz del sol, es por ello que, las plantas, solo realizan la fotosíntesis durante el día, pues necesitan de la luz natural para que pueda ocurrir.

La luz solar es captada por las plantas por medio de la clorofila, que es una sustancia propia de ellas, la misma, es de color verde, razón por la cual estas tienen este característico color. Uno de los resultados del proceso fotosintético, es que la planta puede eliminar el oxígeno.

Durante el proceso de la fotosíntesis, las plantas también son capaces de poder crear oxígeno, el cual es luego liberado a la atmósfera de nuestro planeta. Este oxígeno que ellas liberan es el que todos los seres vivos utilizamos para poder respirar y vivir.

Proceso de nutrición de las plantas: fotosíntesis

Para que el proceso de fotosíntesis ocurra es necesario que se tengan los siguientes elementos:

  • Que la clorofila se encuentre presente en el perénquima.
  • La presencia de la savia bruta es indispensable.
  • El dióxido de carbono que la planta ha absorbido por os estomas de sus hojas.
  • La energía solar.

Reparto de la savia

Cuando la sabia elaborada es producida, la misma se reparte por toda la planta a través de unos tubos finos que tienen, los cuales son llamados vasos liberianos. Estos vasos son muy diferentes de los vasos leñosos los cuales se encargan de transportar la savia bruta. De esta forma, no existe la posibilidad de que ambos tipos de savia terminen mezclándose entre sí.

Este proceso de reparto es muy importante debido a que, existen lugares de las plantas que no hacen procesos de fotosíntesis (como la raíz o los tallos), sin embargo, estas al igual que el resto de la planta necesitan recibir su porción de alimentos, es por ello que, la repartición es esencial.

Respiración de las plantas

Así como cualquier otro ser vivo, las plantas también necesitan del proceso de respiración, razón por la cual, siempre es indispensable conocer cómo se alimentan y respiran las plantas. Es por ello que, toman el oxígeno que se encuentra en el aire que las rodea y expulsan el dióxido de carbono. El oxígeno que absorben es combinado con su alimentos, de esta forma es como se crea la energía. Las plantas tienen una respiración constante, es decir, lo hacen tanto en el día como en la noche.

Cada una de las Partes de una planta necesita recibir oxígeno. Las plantas necesitan de la luz solar para poder realizar su proceso fotosintético y así fabricar su propio alimento, para poder realizar este proceso, es necesario agua, sales minerales, dióxido de carbono y la luz solar. Además de ello, es muy importante que estas puedan respirar y hacerlo durante todo el día.

Tipos de nutrientes de las plantas

Basándonos en el contenido que poseen cada uno de los nutrientes absorbidos por la planta, podemos decir que estos se clasifican de dos maneras: macronutrientes y micronutrientes.

Macronutrientes

Estos son característicos por poseer una concentración superior al 0.1% de la materia seca. Si hablamos de los elementos químicos que poseen una mayor concentración son: el carbono, el hidrógeno y el oxígeno, estos son encontrados en el agua y en la atmósfera de la Tierra.

Ahora bien, el nitrógeno, el fósforo y el potasio, son considerados como macronutrientes primarios, razón por la cual se les puede encontrar mayormente en los fertilizantes. Si nos vamos hacia los macronutrientes secundarios, encontramos al calcio, magnesio y el azufre.

Micronutrientes

Conocidos también con el nombre de oligoelementos, son aquellos que no superan el 0.1% de la materia seca. Entre estos elementos podemos encontrar: el cloro, el hierro, el boro, el manganeso, el zinc, el cobre, el níquel y el molibdeno.

Existen algunos otros elementos que pueden ser beneficiosos y esenciales para cierto tipo de cultivos y que forman parte del proceso de nutrición de las plantas, entre ellos están: el sodio, el silicio y el cobalto.

(Visited 1.125 times, 5 visits today)

Deja un comentario